Germinados

Escrito por José Gregorio González el . Publicado en Otras cosas

0
0
0
s2sdefault

El consumo de semillas germinadas ha aumentado en las últimas décadas, a la vista de sus cualidades para, entre otras cosas, regenerar los tejidos

Es bastante posible que estemos ante el grupo de alimentos más nutritivo y económico de la despensa, capaz de enriquecer nuestra alimentación de manera asombrosa aportando a nuestra dieta un suministro constante de frescura. Los germinados de semillas son señalados además como la mejor fuente de energía vital, generándose a partir de sencillos cultivos domésticos al alcance de todos.

Los germinados no son sólo el alimento vivo más antiguo, sino un manantial de cloroila, enzimas, vitaminas y aminoácidos (proteínas), muy indicado en cualquier tipo de alimentación. Su obtención es sencilla y económica, y sus sabores, dosiicados y combinados, todo un mundo por conocer y disfrutar. Las semillas tienen la potencialidad de producir una nueva planta, una nueva vida y transferir esta energía vital al cuerpo humano». Quien así se explica es Luisa Martín Rueda, experimentada naturópata y autora de Más energía y salud con los germinados (Océano Ambar), un libro imprescindible para quienes deseen conocer en profundidad el asunto que nos ocupa. «Las semillas –explica sin ocultar su entusiasmo–, al germinar, liberan los nutrientes que almacenan en su seno a modo de estallido, adquiriendo así un altísimo valor alimenticio. Esto es lo que transforma a las semillas en germinadas. Este hecho las convierte en una fuente muy valiosa para regenerar los tejidos del organismo». Su vehemencia está mas que justiicada si consideramos que, es a partir de la semilla y sus componentes que, mediante procesos bioquímicos en el que son fundamentales el agua, el oxígeno y la temperatura, la naturaleza se las ha ingeniado para que de algo tan pequeño brote una planta o un árbol. En dicho proceso juegan un papel clave las enzimas, que son las sustancias activadoras y transformadoras que multiplican el poder nutritivo de las semillas, convirtiendo a los brotes en un excepcional reservorio de aminoácidos, vitaminas, minerales, ácidos grasos, cloroila, ibras y otras sustancias altamente beneiciosas. Esta transformación enzimática los convierte en alimentos predigeridos y de mejor asimilación, que además pueden estar disponibles de forma natural con independencia de la temporada o los climas adversos, al contrario de lo que ocurre con otros productos. Al poder cultivarlos en nuestra casa, tenemos todo el control sobre la presencia de elementos químicos artiiciales, además de un reducido poder calórico. Los brotes de semillas son alimentos vivos, una etiqueta que sólo comparten con los fermentados y las frutas y verduras frescas. Su potencial nutricional y medicinal es conocido por el hombre desde hace milenios, especialmente en China, donde el uso de la soja germinada se remonta a más de 2.000 años. Además de nutrirnos, estimulan nuestro sistema defensivo, nos ayudan a depurar y contienen antioxidantes rejuvenecedores.

LISTOS PARA COMER

Uno de los mayores atractivos de los brotes es la facilidad para cultivarlos en nuestra casa. Podemos usar recipientes especiales para el germinado en los que merece la pena invertir, o echar mano de bandejas y jarras de vidrio corrientes. Las semillas las podemos adquirir en el sector biologico, siendo recomendable combinar y alternar entre legumbres, cereales, verduras, oleaginosas y frutos secos.

  • Usar siempre agua mineral y tejidos vegetales.
  • Remojar las semillas de 6 a 12 horas, escurriendo bien.  Diseminarlas en la bandeja, jarra de vidrio o en un germinador.
  • Taparlas bien con una tela o gasa natural que permita la circulacion de aire.
  • Colocar en lugar oscuro y seco, y enjuagarlas dos veces al dia.
  • Al brotar, exponerlas a la luz solar para activar la cloroila.
  • Consumirlas crudas y lavarlas previamente.

MÁGICA CLOROFILA

OTRO VALIOSO elemento de los germinados es la cloroila, que se sintetiza cuando comienza a crecer el brote. De acuerdo con Luisa Martín, «por efecto de la cloroila, la respiración celular aumenta, el metabolismo celular se activa, mejora la defensa, la resistencia y la capacidad regeneradora de la célula; el metabolismo funciona de manera más económica y los procesos naturales de curación se activan. Depura la sangre pues elimina residuos y toxinas del cuerpo; frena las infecciones y crea un entorno hostil a la proliferación de bacterias, sin actuar directamente sobre el tejido; desinfecta y cura heridas».

LA POLÉMICA

Redes sociales y sueño. La creciente tecno-adicción que sufrimos en nuestra sociedad es una amenaza potencial de la que nos alertan estudios como el realizado por la University of Pittsburgh School of Medicine. En este caso, se han centrado en los trastornos del sueño en jóvenes que pasan demasiado tiempo en redes sociales, como Facebook, Twitter e Instagram. Se estudió a 1.788 sujetos de 19 a 32 años, que pasaban 61 minutos diarios de media en las redes sociales y las visitaban unas 30 veces por semana.

Casi el 30% afirmó padecer problemas para dormir. Además, quienes pasaban más tiempo en las redes sociales cada día, tenían el doble de probabilidades de padecer alteraciones del sueño que aquellos que pasaban menos tiempo; y quienes entraban en ellas más a menudo durante la semana, tenían el triple de probabilidades de padecer problemas para dormir. Otro estudio reciente de la Universidad de California observó efectos similares que devenían en mayor cansancio y una menor

José Gregorio González - Año Cero

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers