Las 11 posturas para el placer femenino

Escrito por La Choni el . Publicado en Estudios y manuales

0
0
0
s2smodern

Para que una mujer logre placer existen una serie de técnicas y posturas que pueden ayudarla, a lo que debe sumar creatividad e innovar siempre.

Las posturas sexuales son un gran tema entre las parejas, de hecho, la rutina, vale decir, el no probar hace que las relaciones íntimas se vuelvan fomes e impiden alguno alcance el anhelado placer.

En general se les recomienda experimentar para descubrir qué es lo que más placer les causa a ambos, pero la falta de creatividad impide lograrlo. Si es este el problema, te presentamos opciones que te permitirán descubrir tus puntos más sensibles y los que más te harán disfrutar.

Las 11

Se puede decir, de acuerdo a lo que explica la experta Regine Dumay -autora de "Cómo hacerle bien el amor a una mujer"-, “cuanto más abierta esté la mujer, es decir, cuanto más separadas estén sus piernas, más intensas serán sus sensaciones. Una mujer que no se mueve, tiene menos posibilidades de obtener placer. Por el contrario, aquellas posturas en las que ella tiene las piernas contraídas son más excitantes para el hombre”.

La conocedora norteamericana, basada en estudios, da pautas sobre cuáles son las once posturas que permitirán una penetración más profunda del hombre en la mujer y, por consiguiente, serán más placenteras para ellas.

1-. La postura en la cual tendrás mayor control y el máximo de abertura de piernas es la de ponerte en cuclillas a horcajadas sobre tu pareja, dándole la cara. En esta posición tienes un mayor control de los movimientos por pequeños que sean.

2-. Estar arrodillada, sentada a horcajadas sobre él y dándole la cara, permite mantenerte derecha o inclinarte sobre él, teniendo una mano en la cama (o sobre dónde estén). Así tienes un control de la inclinación de la vagina sobre el pene.

3-.Instálate encima de él y en cuclillas dándole la espalda. Debes tener cuidado de no llevar su pene muy lejos de su vientre ya que eso puede causarle mucho dolor.

4-. Tendida de espaldas, las piernas abiertas y llanas sobre la cama, tendrás una posición que no es fácil para ellos, ya que los obliga a estar demasiado arqueados, lo que limita su libertad de movimiento, pero, poniendo un cojín bajo los riñones de ella se logra orientar mejor la vagina.

5-. Si la mujer está tendida en la cama de espaldas, con las piernas dobladas y los pies apoyados en la cama –o el suelo-la inclinación de su vagina es muy adecuada para lograr mayor placer y facilitar el coito.

6-. Otra alternativa es estar tendida sobre el vientre con las piernas abiertas y relajadas. Esta penetración es fácil sólo si te encuentras muy excitada y, por consiguiente, lubricada. Puedes ayudarlo levantando la pelvis y procediendo a algunos movimientos laterales o poniendo un cojín bajo tu pelvis.

7-. Arrodíllate, inclínate hacía adelante y apoyate en tus brazos estirados. Así lograrás un control de la posición de la pelvis y se te facilita más la penetración.

8-. Esta postura resulta sólo en el caso de que tengas una cama bastante baja. Puedes mantener tu pecho sobre ella y el resto del cuerpo abajo. Tu pareja, arrodillada, puede levantar tus piernas de por detrás de su busto, haciéndo una especie de carretilla.

9-. Siguiendo con la cama como elemento de ayuda, la opción es que pongas tu espalda en la cama y afirmes tus pies, él arrodillado en el suelo. Esto le genera al hombre la libertad de moverse sin echar su peso encima de la mujer y, a su vez, tiene las manos libres para acariciarla.

10-.En la postura de pie la penetración es más difícil, por lo que se recomienda no adoptarla para comenzar, mejor es dejarla para después a fin de lograr mayor diversidad de posturas.. Sin embargo, si quieres optar por esta posición al comienzo: abre bien tus piernas, mantenlas rígidas, inclínate hacía adelante y apoya tus manos en algo. El hombre, evidentemente, situado atrás.

11-.Una última opción es que te pongas de pie, llevando una de sus piernas al pecho y sosteniendo ese pie con la mano, por supuesto, con tu pareja instalada por tu espalda.
En la medida que aprendas a variar las posturas y las formas de penetración tu vida sexual se tornará más fluida y placentera. Resulta clave probar en la práctica lo que te gusta y una vez que lo encuentres sigue variando para que tus zonas de sensibilidad aumenten.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers