Lo que no te atreves a preguntar sobre el sexo 1

Escrito por Jürgen Brater el . Publicado en Sexo interesante

0
0
0
s2sdefault

Curiosas preguntas y respuestas sobre sexualidad

Estar enamorado, ¿es bueno para la salud?

Sí. Es un punto en el que coinciden de forma unánime los especialistas: las relaciones de pareja cariñosas y una frecuente actividad sexual favorecen la salud.

Esto es por varias cuestiones. La primera, nuestras hormonas, ya que en la fase de excitación aumenta la secreción de oxitocina. El efecto causado, en este caso, de forma inconsciente, nos sitúa en el modo de atender las necesidades del otro, además de intervenir en la formación de los sentimientos.

Además, en la unión de los sexos se elimina estrés y nos invade una buena sensación de plenitud y goce. Esto se debe a las endorfinas, también conocidas como las 'hormonas de la felicidad', aunque no son hormonas, sino opioides de secreción interna que suscitan en el cerebro sensaciones tales como éxtasis, anestesia y bienestar. Un estudio a largo plazo con 90.000 norteamericanos ha corroborado recientemente que las endorfinas y las oxitocinas refuerzan nuestras defensas corporales.

Durante el acto sexual, se libera monóxido de nitrógeno que tiene acción sobre numerosas funciones orgánicas, favoreciendo el riego sanguíneo de los órganos sexuales, lo que al hombre le viene bien, por ejemplo, para prevenir enfermedades de la próstata.

Conclusión: las personas sexualmente activas enferman menos, son más sociables, tienen un carácter más equilibrado y disfrutan más de la vida.

¿Por qué nos late el corazón con más fuerza cuando estamos excitados o enamorados?

Este mecanismo es muy similar al que sentimos cuando nos invade el miedo: corazón desbocado, rodillas con flojera, sensación de irritabilidad muy característica en la boca de nuestro estómago. Todo esto depende de nuestro sistema nervioso vegetativo, que es el que rige las funciones corporales que no dependen de nuestra voluntad, como es el ritmo y la intensidad del ritmo cardíaco.

Cuando nuestro cerebro detecta algún tipo de amenaza, o en el caso del amor, la presencia del 'objeto de deseo', se desencadena un conjunto de reacciones encaminadas a poner el uerpo en condiciones de atención y velocidad de reacción máximas. Se envía la alarma al hipotálamo y éste disponde la secreción urgente de hormonas del estrés, sobre todo la adrenalina. Al mismo tiempo, determinados haces nerviosos transmiten al corazón la orden de estar preparado para cualquier eventualidad.

El enamoramiento ¿es una enfermedad?

Lo cierto es que puede llegar a parecerlo por su gran similitud con algunos trastornos mentales de tipo obsesivo. Tanto unos como otros, presentan bajos niveles de serotonina, quien es la responsable de tranmitir de neurona a neurona nuestros impulsos nerviosos. Un bajo nivel de serotonina puede provocar actos irracionales o agresivos.

Según los investigadores de la Universidad de Pisa, ambos estados patológicos responden a idénticos cambios estructurales y químicos del cerebro, y se apoderan en igual medida de los pensamientos y voluntad de la 'víctima'.

¿Es cierto eso de que algunas mujeres tienen 'perrito'?

Aunque a muchos pueda resultarles desconocida la expresión, esta se emplea para definir las contracciones de la zona perineal y vaginal, que si bien son automáticas en el orgasmo femenino, algunas mujeres pueden realizarlas voluntariamente después de un aprendizaje. Esto provoca, si se hace en el momento adecuado durante la penetración, procurando permanecer unos momentos inmóvil, el hombre puede notar en su pene una caricia descrita como una 'lamida', de alto valor erótico para algunos. Dicha habilidad se le suele atribuir a las mujeres orientales.

Pero ojo: no todas las mujeres pueden hacerlo, ya que la debilidad de la musculatura del piso pelviano imposibilita la práctica para muchas mujeres. Hay varios ejercicios para multiplicar por diez la tonicidad muscular en cuestión de varios meses.

¿Pueden las mujeres ser impotentes?

No. Existe una dificultad similar en las mujeres: la falta de turgencia del clítoris, aunque esto no impide, como en el caso de la disfunción eréctil, la participación pasiva en el coito, pero sí dificulta la obtención del placer sexual.

La práctica del ciclismo ¿puede generar impotencia?

Habitualmente no, pero hay que tener cuidado con los tiempos en la bici y la ropa usada. Cuando el ciclista realiza recorridos largos con las mayas ceñidas y sometiendo a los testículos a un machaque importante.

Hay que tener en cuenta que los sillines de las bicicletas de competición son excesivamente duros, perjudican el riego sanguíneo de los órganos genitales y les transmiten todas las vibraciones de los pavimentos bacheados.

Se aconseja rodar cada media hora de pie sobre los pedales o hacer un descanso.

¿Por qué los hombres se despiertan con una erección por la mañana?

Se atribuye a que la vejiga está llena y ejerce fuerte presión sobre los vasos sanguíneos del bajo vientre, con lo que evitar el retorno de la circulación hacia el corazón. Esta retención de sangre es el que produce la turgencia de los cuerpos cavernosos del pene. El efecto es el mismo causado por la excitación sexual, pero sin deseo en este caso.

Las ereciones matutinas en el hombre que se cree impotente demuestran que no lo es fisiológicamente, sino en relación con otras circunstacias como puedan ser la timidez o los complejos psicológicos.

Fuente: La ciencia es divertida: enigmas y curiosidades de la medicina (Jürgen Brater)

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers