El experimento de Dios

el . Publicado en Infieles

0
0
0
s2smodern

Bernal Crimson afirmaba que Dios era un loco que estaba experimentando con nosotros.

En la ambivalencia de sus criterios aquella voz regresaba erigiéndose sobre su trastorno motor, que consistía en la imposibilidad por falta de coordinación de movimientos.

Arriba, las dos mismas grietas, y una araña en transito a las ocho de la noche. Aun sentía los aplausos, veía la condecoración al ser nombrado general de la armada. En la salida tres hombres de custodia y una limosina.

Tantos trajes, tantos reconocimientos. Su casa era un museo, un desfile de personalidades plásticas, pero hoy. Hoy solo una sonda por una vena de la ingle le acariciaba, estirada hasta la aurícula y el ventrículo derecho, todo ello bajo el control radiológico.

Un mes era el momento justo para pensar sobre aquella célula duplicada, sobre la idiota fábula de Adán y Eva. Bernal Crimson había abandonado su pregunta sobre la creación, pero aquel monitor amenazaba y tenía que saber, si en un último suspiro su deber era pedir perdón o maldecir.

Algo perverso le había inducido a ello como si su mente no controlara sus funciones nerviosas.

Estaba desnudo sobre una camilla, quieto, esperando, cuando en su débil parpadear vio que se apagaba la luz a su espalda. Bernal Crimson veía el punto, la línea verde que imitaba sus pulsaciones, inarmonía preocupante cuando su boca no cerraba. Arritmia de tantas punzadas en sus brazos.

Alertagado aquel refugio era un eco de quejidos que en tanto sonar le daba vida al sobresalto. Tantas batallas con ejércitos victoriosos, ahora era la mitad de un hombre vencido por si mismo ¡ Encarnación de la debilidad! Un ser gris sin fuerza alguna.

Se sentía en el medio de un río, sobre un peñasco y el torrente en crecida. Balbuceando una palabra de ayuda que nadie oía, soñaba. Sin duda era el fin cuando revivió su peor actuación, el peor sentimiento en su existencia aquel abucheo. Tratamientos de verdugos el quitarle todo aire cuando tomo el Cristo luego recordó que era ateo.

Al despertarse no podía con tanto desespero, no tenia aquella cadena en su cuerpo y decidió pararse. Camino fuera y se sonrió a carcajadas, estaba libre, buscando su publico para una función de muerte.

Tenía dos entradas de cortesía, faltaba su madre pero desde tiempo atrás estaba descansando en el cementerio, seria en otra ocasión.

No sabia porque los colores eran pálidos, Bernal Crimson se dispuso a comparar hasta que un perro le mordió la pierna. Poco apoco se debilito mas, la nitidez se convirtió en visión borrosa hasta que precipitándose a su frente arremetió el rostro contra el piso. Fue allí, dentro de un charco que comprendió a la vida de una vez por todas.

Unas larvas quisieron con su ojo y se sacudió de su afán. Entonces pudo apreciar la existencia desde afuera. Una de aquellas fecundas cosas lo hizo mirar por horas, su sigsaguinear era la prueba científica mas firme de un hallazgo .

Quien podía decir que no éramos esas malditas larvas en un supuesto grado superior, corriendo por un torrente sanguíneo. Tratamiento atroz para destruir el sistema.

Bernal Crimson se convenció, nuestro nivel en las funciones del cuerpo era en comparación con el planeta. El mundo era un sinónimo de nuestro funcionamiento.

Viciado por los resultados de apreciar quiso internarse aun más en su investigación. Todo era una simple prueba de laboratorio, Dios un loco que realiza un experimento. Nosotros la carnada para un resultado final.

Había que soportar todos los embates, éramos solo minúsculos componentes en un cuerpo viciado, proyecciones de la conciencia de un creador sin fundamento.

Bernal Crimson manipulo sus acres y causo una insuficiencia en el desarrollo del pulmón y del hígado pero nada paso. Buscaba una ruptura entre su mente y la capacidad física, quería un control sucesivo sobre su impresión motora.

egún su interpretación podría deliberadamente arruinar el trabajo al desentenderse de los conceptos impuestos por aquella fuerza superior. Pero no contó con que nuevos mareos le inundasen, palidecía a cada segundo cuando su corazón no latía con normalidad. Seria otra célula muerta, otro glóbulo exterminado que con su evolución destruiría las plaquetas.

Se sentó y saco un mapa, en la flecha rosa se demarcaba su oficina, tenía que prepara un proyecto. Dado que en sus ideas desigualaba las teorías por una serie de nuevos fundamentos, su impresión mas arraigada se difuminaba cuando en sus supuesto afirmar, objetaba que todos estábamos luchando por la supervivencia en un tubo de ensayo. Desde allí todo ser viviente a su vista tomo definición médica.

Aquel esfuerzo físico y mental dio muerte a otro tejido del músculo cardiaco. Un escamo del vaso junto a una disminución del aporte de sangre le creo un estado de insuficiencia aguda.

Esto que jamás había sentido era lo más cercano a la muerte, un error de la manipulación, parte de la reacción de un mal calculo. Tentado a irrumpir quería inmunidad en su cuerpo, por lo que se dispuso a crear una inyección de gérmenes atenuados para crear al organismo a crear anticuerpos.

A veces Bernal Crimson estimaba cosas que no cumplía, no era tan valiente, temía mas a las enfermedades que a un disparo, y sus razones eran a conveniencia de una emoción. Sin embargo pudo recoger microbios y juntarlos. Ensamblar un ecosistema podrido e insertarlo en sus venas, luego experimento una espumeante nausea y retorciéndose en el piso tarareo: Vivace.

Cansado se arrastro como una oruga, y con un fuerte dolor llego al baño de un terminal aéreo. Se miro por horas en el espejo, el parpado derecho se corría para esconderse. Una sudoración proveniente de la cabeza caía en su cara, la placa cutánea, rojiza, se elevaba sobre el resto de la piel sana.

Había un estado de severa intoxicación, ahora dependía de la evolución de su cuerpo para contrarrestar todo aquello, no tenia antibióticos.

Movimientos desencajados impulsaron piernas y brazos sin querer. La lengua brotaba fuera de su boca obstruida por los dientes. Una música de circo comenzó y varios hombres disfrazados de bufones y mimos entraron corriendo, al verlo se sorprendieron.

Bernal Crimson podía ver aun, pero no hablaba, quería tejer una cuerda para escapar de la profundidad. Todos comenzaron a jugar con el, crearon paredes, escaleras en expresiones gestuales. El, incontrolado parecía hacer lo mismo.

Uno de los hombres de repente emergió de la reunión y comunico en un secreto algo, segundos mas tardes le quitaron la ropa y le colocaron un traje dorado, atuendo que cada uno de ellos llevaba. Escarcha en los ojos para que en la oscuridad brillara.

Transportándolo entre unos y otros, sobre sillas de brazos múltiples lo condujeron hasta un pequeño escenario y lo bajaron. Fue innumerable su tarea al despegarse de una posición fetal. Al reanudar entre espasmos la actividad de movimientos, dieron inicio al acto.

Un círculo rodante que quería explorar la selva licenció su comportamiento comunitario. Todos le felicitaron aunque no lograse ponerse en pie, luego pensaron que era un verdadero estado de trance mucho más arduo.

Todo concluyo, el cierre de la cortina vaticino sus marchas en éxito, al trasfondo la gente aplaudía, les había dictado a su vez clases de anatomía. Fue un éxito para ellos, un fracaso para Bernal Crimson no volvió a parpadear.

Un niño a lo lejos lo miraba con preocupación, podría ser su apariencia, o el desgaste que había coronado su vejez. Posiblemente no era su color, jamás fue tan blanco, ni las horas lo engordaban con el segundero.

El peso lo hizo caer cuando las tablas no resistieron pero no perdió su posición. Consagrado un lapso le rescataron y lo llevaron a un sitio frío, allí le encerraron para evitar que extraños seres invadieran sus entrañas.

Su deceso por infiltración no había incidido en nada. El experimento continuaba -..

Juan Carlos Vásquez

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers