El ateísmo asesino

el . Publicado en Infieles

0
0
0
s2smodern

Por Eduardo Quintana

El gobierno indio ordenó retirar un libro con el retrato de Richard Dawkins porque agredía a los ateos; en Irán los hombres tendrán prohibido acceder a los salones de té y locales de narguile porque esto atenta contra las mujeres agnósticas del país; en Nigeria, tres niños murieron a causa de un ataque ateo a una iglesia en Damboa. Y lo que es peor: en Waeslaba, al sur de Afganistán, ateos fundamentalistas usaron a una niña como kamikaze para que matara musulmanes.

Aquel es el mundo que nos presentan los religiosos oscurantistas o simples ignorantes acerca de la visión atea que tienen los no creyentes.

Lo cierto es que el Ministerio de Desarrollo Humano de la India indicó que los libros de textos, donde aparecía una imagen de Mahoma, serían apartados cuanto antes, ya que esto "era una publicación ofensiva para los islámicos". Mientrras que en Irán, las mujeres ya no tendrán acceso, a partir del 21 de julio, a los salones de té ni a los locales que ofrezcan narguile. Según la policía de la dictadura será para "garantizar la seguridad moral", así es como se "respeta" la libertad de las mujeres en este régimen alabado por los socialistas de América Latina.

Por su parte, en Damboa, hace unas semanas una bomba, dejada por los musulmanes, explotó cerca de una iglesia, matando a tres niños que se encontraban en el lugar. Y es que en esta región del norte de Nigeria el choque interreligioso es constante. En Waeslaba, la niña de ocho años murió luego de estallarle un bomba que los talibanes le habían dado para que la llevara hasta un puesto policial.

Lo más rebuscado que tratan de contraargumentar los creyentes cuando se les habla de Las Cruzadas, la Inquisición, la destrucción de la Biblioteca de Alejandría, el Índice de Libros Prohibidos, es que gracias al "ateísmo" se cometieron grandes crímenes en la extinta Unión Soviética, en China y en Cuba. Sin embargo, estas personas se olvidan que el comunismo utiliza al ateísmo como una plataforma para sostener su tesis de la superestructura, de allí que "la religión es el opio de los pueblos" (Marx). El comunismo, incluso, podría ser catalogado como una religión secular, ya que pregona: el retorno a la Edad de Oro, el paraíso en la Tierra y la construcción del hombre nuevo.

Aunque no exista una deidad dentro de la ideología, los comunistas nunca pudieron argumentar racionalmente la existencia de "la dictadura del proletariado", "el pueblo" o la "conducción a una sociedad sin clases". No fue en nombre del ateísmo que ocurrió el Holodomor, sino que esto fue producto del desmedido afán de poder soviético por el control total de la vida humana, tal como pretenden las religiones, especialmente monosteístas.

¿Qué crímenes se cometieron en nombre del ateísmo? ¿Es un mundo de caos el que propone esta filosofía?

En "El fin de la razón, una respuesta al nuevo ateísmo" (Editorial Vida, 2009), Ravi Zacharias trata de desprestigiar al ateísmo, comparándolo con el nihilismo y concluyendo vagamente que esta corriente lleva directamente al suicidio. (Aunque la cifra de suicidas en el mundo es superior en los creyentes. Y aumenta cuando se trata de kamikazes que "mueren por sus religiones").

Para Zacharias, no hay moral dentro del ateísmo porque no hay vara que mida o delimite lo que está bien o lo que está mal. Señala, además, que los ateos no tenemos razón de vivir y por lo tanto "amamos la muerte".

Por su parte, el teólogo y líder de los católicos, Benedicto XVI, durante la celebración de Corpus Christi, afirmó que el mundo globalizado no se puede construir sin dios, ya que si fuese así "se abriría el camino a la confusión, al individualismo y al enfrentamiento". Unos días antes, Ratzinger había manifestado que cuando "desaparece dios, el hombre cae en la esclavitud de las idolatrías".

Zacharias yerra cuando sostiene que el fin del ateísmo es un nihilismo barato que conduce al suicidio o asesinato. Porque no hay dios, ¿el mal está permitido? ¡No! El mal, en cuanto postulado religioso, muere con la inexistencia de dios. El bien y el mal ya no están monopolizados por los monoteísmos groseros que desean sumisión y constante sometimiento de las personas. La moral es individual y por lo tanto corresponde a cada ser humano definir su camino de acción en este planeta. ¿Por qué será que no vimos una Cruzada atea que matara en nombre de la ciencia en los últimos 10.000 años? ¿Cada día hay un asesinato en nombre de los estandartes del ateísmo en el mundo? Si Zacharias ya responde que un ateo debe matar o matarse porque no hay dios, habría que preguntarle, ¿por qué asesinar si está la elección de la vida, justa, racional y autónoma?

Miles o millones de personas en la Tierra no actúan bajo preceptos místicos ni hacen "el bien" por temor a una deidad, sino porque se sienten bien consigo mismos y porque su existencia es mejor si hacen lo que creen correcto. En todo caso, son los creyentes los que aman a la muerte por pretender que la "verdadera vida" venga después de esta, sin más certezas que la fe y la tradición.

A pesar del malestar en el teólogo Ratzinger, el mundo globalizado se creó sin dios. Dejando atrás diferencias religiosas, políticas o étnicas, la globalización permitió unir fronteras y crear lazos sólidos para el bienestar de una gran porcentaje de la humanidad. Gracias a la interdependencia actual, es posible acceder no solo a un mejor nivel económico, y por ende material, con respecto a 30 años atrás, sino que también se dio apertura a una sociedad del conocimiento mucho mayor de lo que se esperaba.

La globalización, con todas sus falencias, lo que trata de evitar es justamente el enfrentamiento, y por ello alienta el entendimiento. Hoy, gracias a los avances tecnocientíficos accedemos a una gama impresionante de informaciones y conocimientos, además del estrechamiento de nuevos lazos, afectivos o no. Lo que la religión ha evitado siempre, el diálogo conciliador, la globalización lo ha solucionado.

La única esclavitud que existe es la de ser creyente, postergando la libertad y la felicidad a un mundo de ultratumba, del cual no tenemos conocimiento.

Si hay algo que mata el ateísmo, pues, es la certeza en una deidad. Si hay algo que propone, es la duda.

Acerca de una "nueva civilización humana", Christopher Hitchens (no es nuestro dios ateo), en "Dios no es bueno" (Editorial Sudamericana, 2008), señala que "primero tenemos que superar nuestra prehistoria y huir de las nudosas garras que acechan para arrastrarnos de nuevo a las catacumbas, los altares hediondos y los placeres culpables de la sumisión y la abyección", (pág. 308).

Tanto Hitchens, como Onfray, Harris, Allen Paulos, Savater, Dawkins no luchan o proponen combatir el dogmatismo religioso para imponer otro, sino que ofrecen una alternativa a la historia humana, que sea un poco (o mucho más) naturalista, materialista, realista y placentera.

Si hay una guerra que proponemos los ateos, que sea la guerra contra la ignorancia y la sumisión.

Que Monesvol nos acompañe en la batalla.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers