Algo que me hace mucha gracia es cuando me dicen: “¡Oiga!, eso que usted dice está equivocado, porque en la sagrada biblia, en el versículo tal, apartado tal, dice que los muertos resucitan”.
La verdad, yo alucino en colores. Mire usted, en el primer capítulo, renglón 38 de Dumbo, dice que los elefantes vuelan.
La pregunta es: ¿Por qué coño tengo que creerme una cosa y la otra no?.
Estoy hasta el gorro de que me tomen por gilipollas


La Familia y el Sexo en la Iglesia

el . Publicado en Infieles

0
0
0
s2sdefault

Por Laura Klein (2)

En los antípodas de la Iglesia actual, San Jerónimo adjudica el pecado original al matrimonio mismo, no al acto sexual

Imposible encontrar en los Evangelios una sola huella de la posterior actitud cristiana contra los peligros de la vida sexual. Tampoco la promoción y defensa de la familia, ni la procreación como virtud del lazo conyugal, tan arraigados en el imaginario social de la modernidad como piedras angulares del cristianismo, encuentran convalidación en los textos sagrados que, hace dos mil años, sentaron los fundamentos filosóficos y religiosos de la Iglesia de Roma.

Al contrario, el Nuevo Testamento y los escritos de los Santos Padres de la Iglesia explicitan y subrayan cómo el cristianismo se fundó en un renunciamiento: no promovió formar familia, recomendó abandonarla y dio su bendición a los que, casados y castos, se abstenían de procrear, viendo en esposos e hijos una traba para el camino hacia Dios.

Rita Milla - Víctima de abuso sexual por sacerdotes

el . Publicado en Infieles

0
0
0
s2sdefault

Aunque perseguida por la ’sombra del pasado’, espera que su intensa historia sirva de lección a otros

TESTIMONIO
María Luisa Arredondo,
Redactora de La Opinión
Lunes, 22 de abril de 2002

Por más de 20 años, Rita Milla ha llevado sobre sus hombros una inmensa carga de dolor. Aunque se considera una mujer fuerte, no puede evitar que su mirada clara se inunde de lágrimas al recordar la pesadilla que vivió cuando sólo era una adolescente.

“Es muy difícil olvidar todo lo que he sufrido, sobre todo ahora que han salido a la luz tantas denuncias de abuso sexual por parte de sacerdotes”, dice Milla, quien fue una de las primeras víctimas que se atrevió a denunciar públicamente ese delito a mediados de los años 80.

Eta y la Iglesia Católica en el País Vasco

el . Publicado en Infieles

0
0
0
s2sdefault

Sobre lo de Eta y la Iglesia Católica en el País Vasco

Fue un verano difícil. Había perdido a mi padre meses antes en un "accidente" de avión (19 de febrero del 1985, Monte Oíz), y a mi madre no se le ocurrió otra cosa que tomar la decisión de que nos fuéramos de Getafe, donde había vivido toda mi infancia y lo que llevaba de adolescencia -tenía 16 años-, a Madrid, cerca de donde vivían sus padres, mis abuelos. O sea, no sólo me quedaba sin padre sino que me sacaban de mi ambiente, de mis amigos, de mi colegio, de mi vida. Aquello fue el germen de una depresión que, literalmente, casi se me llevó por delante a partir de los 17 años.

Sin embargo, el mes de julio de aquel año de 1985 fue un buen mes. Fuimos de vacaciones al pueblo donde había nacido mi abuela materna, Somballe, no muy lejos de Reinosa. No había luz eléctrica en las calles y la casa donde nos alojamos tenía como WC el establo. Pero esos campos verdes, esas vacas y ese aire limpio eran una buena medicina para las heridas de nuestra estabilidad emocional y mental.

El experimento de Dios

el . Publicado en Infieles

0
0
0
s2sdefault

Bernal Crimson afirmaba que Dios era un loco que estaba experimentando con nosotros.

En la ambivalencia de sus criterios aquella voz regresaba erigiéndose sobre su trastorno motor, que consistía en la imposibilidad por falta de coordinación de movimientos.

Arriba, las dos mismas grietas, y una araña en transito a las ocho de la noche. Aun sentía los aplausos, veía la condecoración al ser nombrado general de la armada. En la salida tres hombres de custodia y una limosina.

Tantos trajes, tantos reconocimientos. Su casa era un museo, un desfile de personalidades plásticas, pero hoy. Hoy solo una sonda por una vena de la ingle le acariciaba, estirada hasta la aurícula y el ventrículo derecho, todo ello bajo el control radiológico.

Un mes era el momento justo para pensar sobre aquella célula duplicada, sobre la idiota fábula de Adán y Eva. Bernal Crimson había abandonado su pregunta sobre la creación, pero aquel monitor amenazaba y tenía que saber, si en un último suspiro su deber era pedir perdón o maldecir.

La Iglesia católica en España. El abuso del poder

el . Publicado en Infieles

0
0
0
s2sdefault

“Cuanto mayor el poder, más peligroso el abuso.”-Edmund Burke.

EL HOMBRE que ejerció mayor poder en la Europa del siglo XVI fue Felipe II, rey de la España católica. Su vasto imperio, ‘en el que no se ponía el Sol’, se extendía desde México hasta las islas Filipinas y desde los Países Bajos hasta el cabo de Buena Esperanza.

No obstante, sus ambiciones eran más religiosas que políticas: defender el catolicismo en Europa y diseminar la fe católica por todo su imperio. Había sido criado por sacerdotes, y estaba convencido de que la Iglesia católica era el último baluarte de su monarquía y de la propia civilización. Él era, ante todo, un hijo de la Iglesia.

A fin de favorecer la causa del catolicismo, dio su apoyo a los crueles métodos de la Inquisición; luchó contra los protestantes en los Países Bajos y contra los turcos “infieles” en el Mediterráneo; se casó contra su propia voluntad con María Tudor -una enfermiza reina inglesa- en un esfuerzo infructuoso por darle un heredero católico; después, para arrancar a Inglaterra del dominio protestante, envió su infausta Armada “Invencible”, y, por último, a pesar de las enormes entradas de oro procedente de las colonias, al morir dejó a su país arruinado.

La historia más absurda jamás contada

el . Publicado en Infieles

0
0
0
s2sdefault

Soy un ateo convencido. No agnóstico, sino ateo. Niego la existencia de dios. Qué barbaridad, ¿cómo puedes negar la existencia de dios? Demuéstramelo. Parafraseando al gran Richard Dawkins en su legendaria charla de TED de 2002, respondo: no me corresponde a mí demostrar la no-existencia de dios. Sois vosotros, los creyentes, los que tenéis que probar que dios efectivamente existe. Personalmente, yo también niego la existencia de los unicornios, de los centauros y de los concejales de urbanismo honrados. Dios es simplemente una cosa más en la que no creo. Por qué no, yo podría defender la existencia de una cafetera orbitando alrededor de Marte, fundar una religión en torno a eso, acusar de hereje a todo aquél que lo niegue, y además pedirle que justifique esa no creencia con algún tipo de prueba so pena de quemarle en la hoguera. Es curioso que lo de la cafetera sideral le resulte un despropósito a cualquiera con dos dedos de frente, y lo de la religión no. Conozco a unos cuantos eminentes científicos e ingenieros que además son profundamente religiosos. Gente que sabe de la eficiencia del método científico y que le confían a ese método la construcción de aviones, barcos y puentes de los que dependen vidas humanas. Y nunca les falla. Lo sorprendente es que esa misma gente luego trague con las inmensas ruedas de molinos de los dogmas religiosos. Si yo le digo a un físico teórico que he construido una máquina que contradice cualquiera de los principios de la termodinámica, me dirá que es imposible, me lo demostrará en un papel, y ni siquiera me dará la oportunidad de enseñarle mi diseño. Sin embargo si ese físico teórico es además católico en algún momento habrá tenido que tragar y asumir como ciertas cosas como que Jesús de Nazaret nació de una virgen, que hizo milagros que contradecían a la vez varios principios de la termodinámica y que resucitó y ascendió a los cielos, entre otras perlas. Me sorprende tanto rigor para unas cosas y tan poco para otras. Tan meticulosos en unas cosas y tan relajados y permisivos en otras. Sobre todo cuando unas cosas y otras son contradictorias, porque la multiplicación de los panes y los peces y la ley de conservación de la masa no parecen, así a primera vista, demasiado compatibles. Al principio pensaba que estos científicos creyentes eran capaces de distinguir entre mito y realidad, pero me temo que estaba profundamente equivocado. Un creyente no piensa que su religión es un mito. Yo sí que pienso que su religión es un mito, pero ellos no, porque creen en ella. Creo que es muy importante poder distinguir entre mito, parábola y realidad. Poder discernir entre hecho histórico contrastado, ley física probada empíricamente y personaje mitológico más o menos inventado con el objetivo de contar una historieta con moraleja. Se pueden extraer buenos hábitos y buenas enseñanzas de las religiones, incluso sin ser creyente. También se pueden extraer buenas enseñanzas de la trilogía de El Señor de los Anillos, y sin embargo saber que lo que se cuenta ahí realmente no sucedió. Si esto se toma demasiado en serio, se corre el peligro de que alguien llegue a creer de verdad que Gandalf fue un personaje histórico, que Sam, el hobbit, derrotó heroicamente a una araña gigante en la legendaria batalla de Torech Ungol durante su peregrinación anual a Módor, y acabar vendiendo estampitas conmemorando los triunfos de Sam, el hobbit, frente al reino de los artrópodos.

Principios del cristianismo y sus herejías

el . Publicado en Infieles

0
0
0
s2sdefault

CRISTIANISMO PRIMITIVO.

Las primeras ecclesaie, o comunidades cristianas, funcionaban como lo que se entiende por células comunistas y se encontraban diseminadas por todas las partes del Imperio Romano a las que había llegado la palabra de los apóstoles. Cada una de ellas estaba presidida por un presbítero, que era un sacerdote, libremente elegido por los fieles que componían la comunidad, el cual estaba asistido por diáconos, subdiáconos, acólitos y exorcistas a quienes se encargaba el cuidado de los obsesos y de los epilépticos. Ninguna de estas funciones constituía una carrera: en aquellas comunidades primitivas, todos los fieles intervenían voluntariamente y sin recibir remuneración alguna. Junto a los diáconos estaban las diaconisas, que generalmente eran viudas y se encargaban de los pobres y de los enfermos.

Al principio, las ecclesiae no tuvieron entre ellas relaciones jerárquicas. El presbítero respondía de su propia conducta solamente ante Dios y los fieles que lo habían elegido. Esto garantizaba una perfecta democracia, pero no constituía una organización. La necesidad de una organización verdadera empezó a sentirse con la difusión capilar y masiva del cristianismo en las provincias del Imperio. Al multiplicarse las ecclesiae, los varios presbíteros en cada ciudad acabaron por elegir un epíscopo, un obispo encargado de coordinar sus acciones. En el siglo IV empezaron a aparecer los primeros arzobispos, los metropolitas y los primados, que eran los supervisores de los obispos de una provincia, hasta que en cinco ciudades, Roma, Constantinopla, Antioquía, Jerusalén y Alejandría, fue instalado un patriarca. El de Roma fue llamado Papa. Pero el título era usado también por otros muchos obispos. El Papa de Roma era sólo el obispo de Roma, elegido, como los demás, por el clero y el pu eblo de la ciudad.

Abusos sexuales a monjas

el . Publicado en Infieles

0
0
0
s2sdefault

El Vaticano reconoce que cientos de monjas han sido violadas por misioneros (*)
El País, miércoles 21 de marzo de 2001

monjas_violacion_04.jpg

(*) Nota: no fueron “misioneros” los violadores sino sacerdores diocesanos, aunque también es cierto que los misioneros conocieron los hechos y los encubrieron

El Vaticano admite el problema, comprobado en 23 países, y anuncia que se está afrontando LOLA GALAN | Roma

Centenares de monjas en 23 países, la mayoría en Africa, han denunciado haber sufrido abusos sexuales, a veces sistemáticos, por parte de sacerdotes y misioneros. Los datos figuran en varios informes de la religiosa Maria O"Donohue y en otro de Maura McDonald, publicados por la revista norteamericana National Catholic Reporter. El portavoz vaticano, Joaquín Navarro Valls, reconoció ayer que el problema es "conocido" y que "se está afrontando", pero lo circunscribió a "un área geográfica limitada" refiriéndose a Africa, aunque sin mencionar el continente.

Los abusos sexuales dentro de las congregaciones religiosas comenzaron a denunciarse en los años noventa. El 18 de febrero de 1995 la religiosa Maura O"Donohue, coordinadora del programa sobre el sida de Caritas Internacional y del Cafod (Fondo Católico de Ayuda al Desarrollo), presentó un informe sobrecogedor al presidente de los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica, el cardenal español Eduardo Martínez Somalo. El cardenal, sorprendido por las dimensiones del problema, encargó investigar la situación a un grupo de trabajo presidido por O" Donohue.

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers