El mundo está loco

10 años de Guantánamo

el . Publicado en El mundo está loco

0
0
0
s2sdefault

Este 11 de enero de 2012 se cumple el décimo aniversario del traslado de los primeros detenidos a la base estadounidense de Guantánamo, que se ha convertido en símbolo de la violación sistemática de los derechos humanos por parte de Estados Unidos en nombre de la lucha contra el terrorismo. 

En un informe publicado con motivo del aniversario, titulado Guantánamo: A Decade of Damage to Human Rights, Amnistía Internacional pone de relieve el trato ilegítimo que se inflige a los detenidos de Guantánamo y expone las razones por las que el centro de detención sigue representando un atentado contra los derechos humanos. 

Pese al compromiso del presidente Obama de cerrar Guantánamo antes del 22 de enero de 2010, todavía siguen allí 171 hombres detenidos.

Según las autoridades de Estados Unidos, en estos 10 años, un total de 779 personas han estado detenidas en Guantánamo. Sólo uno de ellos ha sido trasladado a Estados Unidos para ser juzgado por una corte federal ordinaria. Otros han sido sometidos a juicios ante comisiones militares en procesos que no cumplen las normas internacionales sobre juicios justos. En la actualidad el gobierno trata de obtener en este tipo de juicios la pena de muerte para varios detenidos.

Entre los detenidos que siguen allí hay personas que fueron sometidas a tortura y desaparición forzada por Estados Unidos antes de ser trasladadas a Guantánamo. La rendición de cuentas por estos crímenes de derecho internacional cometidos en un programa de detención secreta gestionado bajo la autoridad presidencial es escasa o nula. El gobierno estadounidense viene bloqueando sistemáticamente todos los intentos de los ex detenidos de obtener una reparación por estas violaciones.

El Gobierno de Obama culpa del hecho de que no se haya cerrado Guantánamo al Congreso. Sin embargo, en virtud del derecho internacional, no se pueden invocar las leyes y la política nacionales para justificar el incumplimiento de las obligaciones contraídas en un tratado. El derecho internacional exige que se busquen soluciones, no excusas.

De hecho, gran parte de los tres poderes del Estado que integran el gobierno federal han aceptado el marco de la "guerra" global ideado durante la presidencia de Bush. El Gobierno dejó claro en enero de 2010 que cabía la posibilidad de que casi 50 detenidos en Guantánamo no fueran enjuiciados ni puestos en libertad, sino que permanecieran en detención militar indefinida sin cargos ni juicio en virtud de la interpretación unilateral de Estados Unidos de las leyes de la guerra.

El Gobierno de Estados Unidos debe abordar con carácter urgente esta cuestión como un asunto de derechos humanos. Debe garantizar que todos los detenidos en Guantánamo son sometidos a juicio ante tribunales civiles y no ante comisiones militares, y abandonar toda pretensión de imponer la pena de muerte. Si no se les va a someter a juicio ante tribunales civiles deben quedar en libertad de inmediato.

Guantánamo debe ser cerrado, pero el cierre no debe producirse a costa del simple traslado de los presos a otros centros donde permanezcan en detención indefinida. Amnistía Internacional insta a que se ponga fin a la detención indefinida sin juicio, sea en Guantánamo o en cualquier otro lugar.

Las imágenes

Firma por el cierre de Guantánamo

Binyam Mohamed, que estuvo encarcelado en Guantánamo, expresaba esto horas después de su liberación: “Soy consciente de que hoy no estaría en casa en Gran Bretaña si no fuera por el apoyo de todo el mundo. De hecho, es posible que ni siquiera estuviera vivo”.

Debemos continuar haciendo campaña en favor de las 171 personas que aún están recluidas en Guantánamo. La mayoría se encuentra en detención indefinida sin cargos ni juicios.

Exigimos al gobierno de los EEUU que cumpla con sus obligaciones. Si hay motivos, debe acusar a los detenidos en Guantánamo garantizándoles un juicio justo en tribunales civiles, o debe dejarles en libertad. Firma para enviarle a Obama el mensaje que debería haber entendido después de 10 años.

Conseguiremos cerrar este centro ilegal, ilegítimo e inmoral. ¡Cerraremos Guantánamo!

Datos y cifras

  • El 11 de enero de 2012 se cumplen 10 años del traslado de los primeros detenidos a  Guantánamo.
  • Aún quedan en Guantánamo 171 detenidos de más de una veintena de países; 90 son yemeníes.
  • Según las autoridades estadounidenses, ha habido 779 personas detenidas en Guantánamo, la inmensa mayoría sin cargos ni juicio. No está claro si ese total incluye algún detenido bajo estricta custodia de la CIA que, al parecer, dirigía un “lugar negro” en la base.
  • Todos excepto uno de los 779 detenidos eran ciudadanos extranjeros. En 2002 se descubrió que un detenido tenía doble nacionalidad estadounidense y saudí, y se le trasladó de inmediato fuera de la base. Tras mantenerlo más de dos años bajo custodia militar en Estados Unidos, el gobierno lo transfirió a Arabia Saudí en virtud de un acuerdo por el que, entre otras cosas, el detenido renunciaba a la nacionalidad estadounidense.
  • En 2002, 632 detenidos fueron trasladados a Guantánamo; en los años sucesivos, las cantidades fueron: 117 en 2003; 10 en 2004; 0 en 2005; 14 en 2006; 5 en 2007, y 1 en 2008. 
  • En 2011 murieron dos detenidos, ambos ciudadanos afganos. Desde 2002, ocho detenidos han muerto en la base de Guantánamo, seis de ellos por presunto suicidio y otros dos por causas naturales.
  • Al menos 12 de los detenidos en Guantánamo tenían menos de 18 años cuando fueron puestos bajo custodia. El ciudadano canadiense Omar Khadr, al que pusieron bajo custodia militar estadounidense  a la edad de 15 años, continúa en Guantánamo tras ser juzgado ante una comisión militar.  
  • Seis detenidos han sido condenados por una comisión militar, cuatro de ellos tras declararse culpables en virtud de un acuerdo de admisión de culpabilidad. Cuatro cumplen pena de Guantánamo y dos han sido repatriados.
  • El Gobierno estadounidense tiene intención de pedir la pena de muerte para seis detenidos que han sido acusados para ser juzgados por una comisión militar. Los seis fueron objeto de desaparición forzada bajo custodia secreta de la CIA con anterioridad a su traslado a Guantánamo, y todos ellos sufrieron tortura u otros tratos crueles, inhumanos y degradantes así como reclusión en régimen de incomunicación durante periodos de hasta cuatro años. 
  • Hay 48 detenidos que no pueden ser liberados ni juzgados y que, según el gobierno de Obama, deben permanecer en detención por tiempo indefinido.
  • Un solo detenido, Ahmed Ghailani, ha sido trasladado a territorio continental estadounidense para ser juzgado por un tribunal federal. Fue condenado a cadena perpetua en enero de 2011 tras ser declarado culpable de conspiración para dañar o destruir propiedad estadounidense, en relación con los atentados contra dos embajadas de Estados Unidos en Africa Oriental en 1998. 
  • Ningún detenido ha sido puesto en libertad en Estados Unidos.
  • Más de 600 detenidos han sido transferidos de Guantánamo a otros países desde 2002: Afganistán, Albania, Alemania, Arabia Saudí, Argelia, Australia, Bahréin, Bangladesh, Bélgica, Bosnia - Herzegovina, Dinamarca, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, España, Estados Unidos, Francia, Irán, Irak, Jordania, Kazajistán, Kuwait, Libia, Maldivas, Marruecos, Mauritania, Pakistán, Qatar, Reino Unido, Rusia, Somalia, Sudán, Suecia, Tayikistán, Túnez, Turquía, Uganda y Yemen. 
  • En junio de 2008  la Corte Suprema de Justicia estadounidense resolvió que los detenidos tenían derecho a impugnar la legalidad de su detención ante un tribunal federal estadounidense, en la causa Boumediene v. Bush.
  • Entre junio de 2008 y finales de noviembre de 2011, la corte federal de primera instancia dictó 47 resoluciones sobre el fondo de peticiones de habeas corpus. En 22 casos, relacionados con 38 individuos (entre ellos 7 uigures), el juez resolvió que la detención era ilegítima. En 25 casos, el tribunal decidió que la detención era legítima en el marco de la “guerra” global de Estados Unidos. La Corte de Apelación del Circuito del D.C. ha emitido 16 resoluciones en apelación: en 12 de ellas falló en contra del detenido, y en las otras 4 devolvió el caso a la corte federal de primera instancia para que emprendiera nuevas actuaciones.
  • Se ha detenido y puesto bajo custodia a personas en al menos 10 países –Bosnia Herzegovina, Pakistán, Indonesia, Tailandia, Azerbaiyán, Zambia, Emiratos Árabes Unidos, Kenia, Yibuti y Afganistán– antes de su traslado definitivo a Guantánamo, sin que mediara proceso judicial alguno. 
  • Guantánamo no es el único escenario de las violaciones de derechos humanos cometidas en el marco de la "guerra contra el terror" liderada por Estados Unidos. Un número desconocido de personas ha estado en detención secreta bajo custodia de la CIA. En septiembre de 2011 había 2.100 personas bajo custodia de Estados Unidos en el centro de detención estadounidense de Parwan, en la base aérea de Bagram, en Afganistán.

Cronología

2001

  • 11 de septiembre – Casi 3.000 personas mueren cuando cuatro aviones secuestrados se estrellan contra el World Trade Center de Nueva York, el Pentágono, y una zona rural de Pensilvania. Amnistía Internacional considera que los atentados constituyen un crimen contra la humanidad.
  • 14 de septiembre – El Congreso de Estados Unidos aprueba una resolución, la Autorización del Uso de la Fuerza Militar (AUMF, por sus siglas en inglés), que otorga al presidente autorización sin precedentes para recurrir a la fuerza contra “naciones, organizaciones y personas” cuando considere que están vinculadas de algún modo con los atentados o con futuros actos de terrorismo internacional.
  • 17 de septiembre – El presidente estadounidense George W. Bush firma un memorando que autoriza a la CIA a establecer centros de detención fuera de Estados Unidos y que contiene información específica sobre las fuentes y los métodos que iba a utilizar la CIA para llevar a la práctica este programa de detención. Este memorando sigue siendo información clasificada.
  • 18 de septiembre – El presidente Bush firma la entrada en vigor de la AUMF.
  • 7 de octubre – Estados Unidos encabeza las operaciones militares contra el gobierno talibán y miembros de Al Qaeda en Afganistán.
  • 13 de noviembre – El presidente Bush dicta una orden militar sobre “Detención, tratamiento y enjuiciamiento de determinados extranjeros en la guerra contra el terrorismo” que ordena al secretario de Defensa la localización de un “lugar adecuado” para recluir a ciudadanos extranjeros bajo custodia indefinida sin cargos. La orden prohíbe que las personas detenidas en aplicación de sus disposiciones interpongan recursos de cualquier índole en cualquier procedimiento ante cualquier tribunal estadounidense, extranjero o internacional. En caso de que una persona detenida sea juzgada, el juicio se celebrará ante una comisión militar, que es un órgano creado por el poder ejecutivo, no un tribunal ordinario independiente e imparcial.
  • 28 de diciembre – Un memorando del Departamento de Justicia al Pentágono señala que, dado que la bahía de Guantánamo no es territorio bajo soberanía estadounidense, los tribunales federales no deben estar facultados para examinar las peticiones de hábeas corpus presentadas por “extranjeros enemigos” recluidos en la base.

2002

  • 11 de enero – Traslado de los primeros detenidos desde Afganistán a Guantánamo, donde quedan recluidos en jaulas de malla metálica en una zona conocida como Campo Rayos X.
  • 7 de febrero – El presidente Bush firma un memorando que afirma que ningún detenido talibán o de Al Qaeda podrá ser considerado prisionero de guerra y que tampoco se les podrá aplicar el artículo 3 común a los Convenios de Ginebra de 1949. Entre otras cosas, este artículo prohíbe los juicios sin garantías, la tortura, la crueldad y los “atentados contra la dignidad personal, especialmente los tratos humillantes y degradantes”.
  • 28 de abril – Traslado de los detenidos desde el Campo Rayos X al Campo Delta en Guantánamo.
  • 1 de agosto – Un memorando del Departamento de Justicia al entonces asesor de la Casa Blanca, Alberto Gonzales, señala que el presidente puede autorizar la tortura y que los interrogadores pueden causar dolor intenso antes de cruzar el umbral de la tortura. Afirma también que existe una amplia variedad de actos que podrían constituir trato cruel, inhumano o degradante sin llegar a considerarse tortura, por lo que no serían objeto de procesamiento en virtud de la legislación estadounidense que prohíbe la tortura por parte de agentes estadounidenses fuera de Estados Unidos. El memorando sostiene que, aun en el caso de que se infligiese tortura, podría recurrirse a la doctrina de la “necesidad” o la “legítima defensa” para eliminar cualquier responsabilidad penal.
  • 1 de agosto – Un memorando del Departamento de Justicia a la CIA autoriza legalmente que la agencia utilice 10 técnicas de interrogatorio contra Abu Zubaydah, recluido en secreto por la CIA desde finales de marzo de 2002, entre las que se incluyen las posturas en tensión, la privación del sueño, el confinamiento en una caja de tamaño reducido y el waterboarding, una técnica consistente en hacer sentir al detenido que se está ahogando. Abu Zubaydah es sometido a no menos de 83 simulacros de ahogamiento, además de otras técnicas. Tras finalizar su mandato, el presidente Bush afirmó en sus memorias que había autorizado expresamente el uso de “técnicas de interrogatorio mejoradas” contra Abu Zubaydah, incluido el simulacro de ahogamiento.
  • 2 de diciembre – El secretario de Defensa Donald Rumsfeld aprueba las técnicas de interrogatorio como una “cuestión de política” para que se utilicen en Guantánamo; entre ellas se incluyen encapuchar y desnudar a los detenidos, la privación sensorial, el aislamiento, las posturas en tensión y el uso de perros para “provocar estrés”. Seis semanas después revoca esta aprobación general afirmando que la autorización para tales técnicas debe solicitársele en cada caso concreto. En sus memorias, publicadas en 2011, Donald Rumsfeld confirmó que había participado en la aprobación de las técnicas de interrogatorio para su uso contra Mohamed al Qahtani tras ser advertido de que este detenido “tenía información que podría salvar vidas de estadounidenses”. Afirma que había “entendido que las técnicas que había autorizado se iban a utilizar con una única persona clave”, es decir, Mohamed al Qahtani; sin embargo, en esas mismas memorias, Rumsfeld señala que las autoridades militares de Guantánamo bajo su mandato utilizaban las “técnicas de lucha contra la resistencia” adicionales porque “algunos detenidos” (en plural) habían “resistido nuestros actuales métodos de interrogatorio”.
  • 4 y 10 de diciembre – Dos detenidos afganos mueren bajo custodia estadounidense en Bagram a consecuencia de torturas u otros malos tratos.

2003

  • 14 de marzo – En un memorando dirigido al Pentágono, el Departamento de Justicia manifiesta que “todo intento por parte del Congreso de regular el interrogatorio de combatientes enemigos conculcaría la disposición de la Constitución por la que se confiere en exclusiva al Presidente la autoridad de Comandante en Jefe”. En el memorando se afirma asimismo que si los métodos de interrogatorio no fueran conformes con las obligaciones contraídas por Estados Unidos en virtud de la Convención de la ONU contra la Tortura, “pero estuvieran justificados por la necesidad o la legítima defensa”, “seguiríamos considerando que en última instancia esas acciones se ajustan al derecho internacional”. Además, el memorando argumentaba que, en caso de que un interrogador estadounidense infligiera algún daño a un “combatiente enemigo” de forma tal que pudiera decirse que ello constituiría un acto delictivo, podría aducirse como elemento de defensa contra posibles peticiones de responsabilidad penal que había actuado de ese modo para prevenir ataques contra Estados Unidos por parte de Al Qaeda.
  • Abril – El secretario Rumsfeld autoriza el uso de técnicas de interrogatorio como el aislamiento, la “manipulación ambiental” (como el ajuste de la temperatura) y el “ajuste del sueño”. La autorización para utilizar otras técnicas puede solicitarse en cada caso concreto.
  • 27 de mayo – El presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) se reúne con altos cargos estadounidenses en Washington DC, y, en relación con Guantánamo, insta a las autoridades de Estados Unidos a que, “en cuanto a los más de 600 internados en Guantánamo,  […] entablen el debido proceso jurídico y realicen cambios importantes”.
  • Junio – Una orden presidencial declara “combatiente enemigo” al ciudadano qatarí Ali Saleh Kahlah al Marri, que es transferido del sistema de justicia penal estadounidense a custodia militar en Carolina del Sur.
  • 3 de julio – El Pentágono anuncia que el presidente Bush ha resuelto que seis detenidos de Guantánamo reúnen los requisitos para ser juzgados por comisiones militares. Dos de ellos quedaron posteriormente en libertad sin cargos ni juicio y fueron trasladados al Reino Unido 

2004

  • 30 de enero – El CICR expresa su preocupación por el hecho de que “las autoridades estadounidenses han puesto a los internados en Guantánamo fuera del derecho. Esto significa que, tras más de dieciocho de meses de cautiverio, los internados aún desconocen la suerte que correrán y no pueden presentar recurso a través de ningún mecanismo jurídico. Mediante sus visitas, el CICR ocupa una posición única como testigo del efecto que esa incertidumbre tiene en los internados. Ha observado un preocupante deterioro de la salud psicológica de muchos de ellos […]”.
  • 28 de abril – CBS News, y posteriormente otros medios de todo el mundo, emiten fotografías de torturas y otros malos tratos a iraquíes detenidos por soldados estadounidenses en la prisión de Abu Ghraib, en Irak.
  • Mayo – Se abre el Campo 5 de Guantánamo, que recibe sus primeros detenidos.
  • 28 de junio – La Corte Suprema de Estados Unidos resuelve, en la causa Rasul v. Bush, que los tribunales estadounidenses son competentes para examinar los recursos relativos a la legalidad de la detención de las personas recluidas en Guantánamo.
  • 7 de julio – El Pentágono anuncia la formación de los Tribunales de Revisión del Estatuto de Combatiente, integrados por tres oficiales de las fuerzas armadas que examinarán si los detenidos de Guantánamo están “recluidos adecuadamente” como “combatientes enemigos”. Estos tribunales están facultados para utilizar pruebas secretas u obtenidas mediante coacción contra los detenidos, a quienes se deniega el derecho a representación letrada y se considera “combatientes enemigos” salvo que se demuestre lo contrario.
  • 14 de septiembre – Se establecen las Juntas de Revisión Administrativa, similares a los Tribunales de Revisión del Estatuto de Combatiente, con el fin de realizar exámenes “discrecionales” anuales que determinen si Estados Unidos debe mantener a los detenidos recluidos.
  • Noviembre – Un recurso presentado en nombre del detenido yemení Salim Ahmed Hamdan ante un tribunal federal provoca a la suspensión de la fase de instrucción en las comisiones militares.

2005

  • 25 de mayo – Amnistía Internacional pide el cierre del centro de detención de Guantánamo. Posteriormente se suman a este llamamiento expertos de la ONU, los ex presidentes estadounidenses Carter y Clinton, jefes de Estado de Europa y otras regiones, y otras organizaciones jurídicas y de derechos humanos.
  • 30 de diciembre – El presidente Bush firma la entrada en vigor de la Ley sobre el Trato a los Detenidos de 2005, que prohíbe el uso de tratos crueles, inhumanos o degradantes (basándose, no obstante, en la definición vigente en la legislación de Estados Unidos, considerablemente más limitada que la prohibición establecida en el derecho internacional); además, impone graves restricciones al derecho de los detenidos de Guantánamo al examen judicial de la legitimidad o las condiciones de su detención.

2006

  • 27 de febrero – Cinco expertos de la ONU hacen público un informe sobre los detenidos en Guantánamo en el que concluyen, entre otras cosas, que la normativa internacional de los derechos humanos es aplicable a su situación; que los detenidos tienen derecho a impugnar la legalidad de su detención ante un tribunal; que son “sumamente preocupantes” los intentos del gobierno de Estados Unidos de redefinir la “tortura”; que las técnicas de interrogatorio autorizadas por el gobierno constituyen una violación del derecho internacional; que la falta de una investigación imparcial de las denuncias de tortura y malos tratos y la consiguiente impunidad de los autores constituye una violación de las obligaciones contraídas por Estados Unidos; y que las condiciones de internamiento en Guantánamo “han dado lugar a un profundo deterioro de la salud mental de muchos detenidos”.
  • 10 de junio – Tres detenidos mueren en el centro de detención de Guantánamo. Al parecer se trata de suicidios.
  • 29 de junio – La Corte Suprema de Estados Unidos, en la causa Hamdan v. Rumsfeld, falla que las comisiones militares constituidas en virtud de la orden militar de 2001 violan la legislación estadounidense y el derecho internacional. La Corte resuelve asimismo que el artículo 3 común a los Convenios de Ginebra es efectivamente aplicable a los detenidos, anulando así la resolución presidencial de 2002.
  • 6 de septiembre – El presidente Bush anuncia el traslado a Guantánamo de 14 detenidos que habían permanecido recluidos en secreto bajo custodia de la CIA durante periodos de hasta cuatro años y medio (confirmando asimismo por primera vez la propia existencia del programa de detención secreta). Utiliza sus casos con el fin de que se promulgue legislación que permita la continuación del programa de detención secreta, la consolidación de la impunidad de los quienes participan en él, y la reinstauración de las comisiones militares.
  • 17 de octubre – El presidente Bush firma la entrada en vigor de la Ley de Comisiones Militares, que priva a los tribunales estadounidenses de competencia para ver los recursos de hábeas corpus presentados en favor de cualquier ciudadano extranjero recluido como “combatiente enemigo” bajo custodia de Estados Unidos en cualquier lugar del mundo. La Ley de Comisiones Militares autoriza al presidente a establecer un sistema revisado de comisiones militares para juzgar a esos detenidos, y limita el alcance de la Ley sobre Crímenes de Guerra estadounidense, que previamente había tipificado como delito las violaciones del artículo 3 común a los Convenios de Ginebra. Además, la ley sustituye la redacción más genérica del artículo 3 común por una lista de actos concretos, y no criminaliza expresamente la prohibición de celebrar juicios sin garantías ni los “atentados contra la dignidad personal, especialmente los tratos humillantes y degradantes” establecidos en ese artículo. El presidente Bush anuncia que la ley permitirá la continuidad del programa de detención secreta de la CIA.
  • Diciembre – Se abre el Campo 6 en Guantánamo.
  • 13 de diciembre – Un juez federal desestima la petición de hábeas corpus presentada por Salim Ahmed Hamdan, alegando que la Ley de Comisiones Militares priva a los tribunales federales de competencia para examinar este tipo de recursos.

2007

  • 20 de febrero – La Corte de Apelaciones de Estados Unidos falla que, en virtud de la Ley de Comisiones Militares, los tribunales federales carecen de competencia para ver los recursos de hábeas corpus presentados por los detenidos de Guantánamo.
  • 30 de marzo – El ciudadano australiano David Hicks se convierte en el primer detenido de Guantánamo que es declarado culpable por una comisión militar. En virtud de un acuerdo previo al juicio se declara culpable de “proporcionar apoyo material al terrorismo” y es condenado a nueve meses de cárcel que cumplirá en Australia.
  • 27 de abril – El Pentágono anuncia que ha trasladado al ciudadano iraquí Abd al Hadi al Iraqi a Guantánamo. Antes de su traslado había estado recluido bajo custodia secreta de la CIA.
  • 30 de mayo – Las autoridades de Guantánamo anuncian que un detenido saudí ha sido hallado muerto en su celda. Aparentemente se trata de un suicidio.
  • 7 de junio – Amnistía Internacional y otras cinco organizaciones de derechos humanos publican los nombres y datos de 39 personas que se cree han estado recluidas bajo custodia secreta de la CIA y sobre cuyo paradero no se tiene información.
  • 20 de julio – El presidente Bush firma una orden ejecutiva que autoriza y aprueba la detención secreta. La orden determina que el artículo 3 común a los Convenios de Ginebra es de aplicación al programa de detenciones secretas de la CIA y afirma que este programa cumplirá plenamente las obligaciones de Estados Unidos en virtud de dicho artículo, siempre que “las condiciones de confinamiento y las prácticas de interrogatorio del programa” se mantengan dentro de los límites establecidos en dicha orden.
  • 9 de agosto – El Pentágono anuncia que los Tribunales de Revisión del Estatuto de Combatiente han determinado que los 14 detenidos trasladados a Guantánamo en septiembre de 2006 cumplían los criterios para su designación como “combatientes enemigos”.
  • Diciembre – Un detenido afgano muere en Guantánamo a consecuencia, según informes, de un cáncer de colon.
  • 6 de diciembre – El director de la CIA revela que en 2005 la agencia destruyó las cintas de vídeo que contenían los interrogatorios realizados en 2002 durante su programa de detención secreta. Posteriormente reveló que había 92 cintas, 90 de ellas relativas al interrogatorio de Abu Zubaydah y otras dos con el de Abd al Rahim al Nashiri. Las cintas incluían imágenes del uso de técnicas de interrogatorio “mejoradas” como el simulacro de ahogamiento, una de las utilizadas contra ambos detenidos.

2008

  • 5 de febrero – El director de la CIA confirma que la agencia utilizó el simulacro de ahogamiento en 2002 y 2003 como técnica de interrogatorio contra tres detenidos recluidos bajo custodia secreta.
  • 14 de marzo – El Pentágono anuncia que ha trasladado al ciudadano afgano Muhammad Rahim al Afghani a Guantánamo. Antes de su traslado había estado recluido bajo custodia secreta de la CIA. Fue el último detenido trasladado a Guantánamo.
  • 13 de mayo – El gobierno de Estados Unidos presenta cargos punibles con la pena de muerte contra cinco detenidos en Guantánamo que habrán de ser sometidos a juicio conjunto ante una comisión militar. Los cinco –Khalid Sheikh Mohammed, Walid bin Attash, Ramzi bin al Shibh, Ali Abd al Aziz Ali y Mustafa al Hawsawi– están acusados de participar en los ataques del 11 de septiembre de 2001 contra Estados Unidos. Antes de su traslado fueron objeto de desaparición forzada y estuvieron bajo custodia secreta de la CIA por periodos de hasta cuatro años y medio.
  • 12 de junio – La Corte Suprema de Estados Unidos, en la causa Boumediene v Bush, resuelve que los detenidos recluidos en Guantánamo en calidad de “combatientes enemigos” tienen derecho a impugnar la legalidad de su detención ante un tribunal de justicia. La Corte Suprema declara inconstitucionales las iniciativas del gobierno y el Congreso destinadas a privar a los detenidos (mediante la Ley de Comisiones Militares, de 2006) de su derecho al hábeas corpus, y desestima, por insuficiente, el sistema sustitutivo establecido por ambos poderes para reemplazar los procedimientos de hábeas corpus.
  • 15 de julio – La Corte de Apelaciones del Cuarto Circuito resuelve, por cinco votos contra cuatro, que el Congreso ha conferido al presidente la atribución de detener a Ali Saleh Kahlah al Marri en calidad de “enemigo combatiente”.
  • Julio/agosto – Se celebra el primer juicio ante una de las comisiones militares constituidas en aplicación de la Ley de Comisiones Militares de 2006. Una junta de seis oficiales militares estadounidenses declara culpable a Salim Hamdan, ciudadano yemení, de “proporcionar apoyo material para la comisión de actos terroristas” y lo absuelve de “conspiración”. Lo condenan a cinco años y medio de prisión, que se consideran ya cumplidos por el tiempo que ha pasado detenido. En noviembre de 2008, Salim Hamdan fue trasladado a Yemen para cumplir un mes que le quedaba de la condena.
  • 7 de octubre – Un juez federal ordena al gobierno estadounidense que ponga en libertad en Estados Unidos a los 17 detenidos de etnia uigur que aún se encuentran recluidos en Guantánamo. El gobierno había admitido previamente que los 17 hombres no eran “combatientes enemigos”. El gobierno recurre la decisión y su puesta en libertad queda aplazada de forma indefinida. 
  • 11 de noviembre – Amnistía Internacional y otras cinco organizaciones de derechos humanos instan a los gobiernos europeos a que ayuden a poner fin a la situación en Guantánamo accediendo a recibir a detenidos a los que no se acusará de ningún delito pero que no podrán regresar a sus respectivos países de origen por temor a sufrir torturas u otras violaciones de derechos humanos.
  • 20 de noviembre – La Corte Federal de Primera Instancia del distrito de Columbia ordena la puesta en libertad de cinco de los seis hombres que habían sido capturados en Bosnia  Herzegovina en enero de 2002, y resuelve que el gobierno puede mantener recluido al sexto. Los seis hombres se convierten en los primeros detenidos a los que Estados Unidos mantiene recluidos en Guantánamo por considerarlos “combatientes enemigos” que logran que sus peticiones de hábeas corpus se resuelvan de conformidad con el fallo en la causa Boumediene dictado por la Corte Suprema estadounidense en junio de 2008.
  • 5 de diciembre – La Corte Suprema de Estados Unidos acuerda celebrar la vista de la causa del ciudadano qatarí Ali al Marri, detenido en Estados Unidos en calidad de “combatiente enemigo” desde junio de 2003. En la vista habrá de resolverse la cuestión de si el Congreso, al aprobar la Autorización del Uso de la Fuerza Militar (véase el 14 de septiembre de 2001), autorizó la detención indefinida por parte del ejército de una persona con residencia legal capturada en suelo estadounidense a quien el gobierno acusaba de haber conspirado con Al Qaeda para llevar a cabo ataques contra Estados Unidos.
  • 11 de diciembre – El Comité de las Fuerzas Armadas del Senado de Estados Unidos hace público un resumen ejecutivo de sus conclusiones sobre abusos contra detenidos en la “guerra contra el terror”. En una de ellas señala que “altos cargos del gobierno de Estados Unidos solicitaron información sobre cómo emplear técnicas agresivas, modificaron la legislación para dar a estas técnicas una apariencia de legalidad, y autorizaron su uso contra detenidos”. Asimismo, el Comité concluye que las técnicas de interrogatorio “agresivas” que el entonces secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, autorizó a finales de 2002 para su uso en Guantánamo también pasaron a utilizarse en Afganistán e Irak.

2009

  • 14 de enero – Susan Crawford, autoridad convocante de las comisiones militares de Guantánamo, declara al Washington Post que la razón por la que no permitió el enjuiciamiento de Mohamed al Qahtani fue que había sido sometido a tortura.
  • 20 de enero – Barack Obama es investido como presidente de Estados Unidos de América.
  • 22 de enero – El presidente Obama firma tres órdenes ejecutivas, una de las cuales establece que el centro de detención de Guantánamo “se cerrará tan pronto como sea factible, en un plazo máximo de un año a partir de la fecha de esta orden”. Además, la orden exige una revisión de todas las detenciones en Guantánamo y de las condiciones de reclusión, y que se suspendan los procesos ante comisiones militares. El presidente Obama también ordena que la CIA ponga fin al uso de la detención secreta prolongada y las técnicas de interrogatorio “mejoradas”, y que se revise el caso de Ali al Marri.
  • 15 de marzo – Un informe del CICR filtrado a la prensa describe la tortura y otros malos tratos sufridos por 14 “detenidos de alto valor” bajo custodia de la CIA antes de su traslado a Guantánamo a primeros de septiembre de 2006. Cuatro de los detenidos han contado al CICR que pasaron en Guantánamo parte del tiempo que estuvieron recluidos bajo custodia secreta de la CIA.
  • 16 de abril – El gobierno hace públicos cuatro memorandos sobre los interrogatorios, anteriormente clasificados y en su mayor parte sin editar, enviados por el Departamento de Justicia a la CIA en 2002 y 2005.
  • 15 de mayo – El presidente Obama anuncia la reanudación de los juicios a detenidos ante comisiones militares.
  • 21 de mayo – En un importante discurso sobre la seguridad nacional, el presidente Obama reitera su compromiso de cerrar Guantánamo pero da su aprobación a que algunos detenidos permanezcan recluidos indefinidamente sin ser sometidos a un juicio penal.
  • 1 de junio – Un ciudadano yemení muere en Guantánamo; según informes, se trata de un suicidio.
  • 24 de agosto – El fiscal general Eric Holder amplía el mandato del fiscal federal John Durham, que investiga la destrucción de las cintas de vídeo grabadas durante los interrogatorios, para incluir un “examen preliminar” que analice si se infringieron leyes federales en relación con el interrogatorio de determinados detenidos en lugares ubicados en el extranjero.
  • 13 de noviembre – El fiscal general Holder anuncia que cinco detenidos en Guantánamo acusados de participar en los atentados del 11 de septiembre de 2001 serán trasladados a Estados Unidos y juzgados ante un tribunal federal ordinario. En 2008, estos mismos cinco detenidos habían sido acusados por el gobierno de Bush para su posterior enjuiciamiento ante una comisión militar.
  • 15 de diciembre – El presidente Obama firma un memorando en el que ordena el eventual traslado de algunos de los detenidos en Guantánamo al Centro Penitenciario Thomson, en Illinois. Posteriormente, el Congreso bloquea esta iniciativa.

2010

  • 22 de enero – Cuando se cumple el año de plazo establecido por el presidente Obama para el cierre del centro de detención de Guantánamo, en la base siguen recluidos 198 detenidos, de los que aproximadamente la mitad son ciudadanos yemeníes. El Grupo de Trabajo para el Estudio de la Situación en Guantánamo hace público su informe final, en el que da a conocer que, entre otras cosas, ha decidido que 48 detenidos no pueden ser procesados ni quedar en libertad y que se ha “aprobado por unanimidad que continúen detenidos en virtud de la AUMF”.
  • 5 de enero – La Casa Blanca anuncia que se ha tomado la decisión de suspender los traslados de ciudadanos yemeníes de Guantánamo a Yemen debido a la situación de la seguridad en ese país.
  • Abril – El Pentágono hace públicas las normas que regulan los procedimientos ante comisiones militares. El nuevo manual confirma que el gobierno de Estados Unidos –al igual que su predecesor– se reserva el derecho de mantener a los detenidos recluidos indefinidamente aunque sean absueltos por una comisión militar.
  • Julio – El ciudadano sudanés Ibrahim al Qosi se declara culpable de cargos relacionados con el terrorismo y en agosto es condenado a 14 años de cárcel.
  • Octubre – El ciudadano canadiense Omar Khadr, detenido en julio de 2002, a la edad de 15 años, por las fuerzas armadas estadounidense en Afganistán, se declara culpable de cinco cargos de “crímenes de guerra”. Un “jurado” de una comisión militar lo condena a 40 años de cárcel, que se reducen a ocho gracias a un acuerdo previo al juicio en el que accede a declararse culpable. Las autoridades canadienses y estadounidenses acuerdan respaldar su traslado a Canadá una vez cumplido un año bajo custodia de Estados Unidos.
  • 9 de noviembre – El Departamento de Justicia anuncia, sin más explicaciones, que nadie será procesado por la “destrucción por parte de personal de la CIA de cintas de vídeo con interrogatorios a detenidos”.

2011

  • 6 de enero – Saeed Farhi bin Mohammed es trasladado desde Guantánamo, en donde llevaba recluido desde 2002, a Argelia, su país natal. En noviembre de 2009, un juez estadounidense había resuelto que su detención era ilegal. Saeed bin Mohammed había dicho a sus abogados que no quería regresar a Argelia, pues temía ser objeto de persecución en ese país.
  • 22 de enero – Se cumple el primer aniversario desde que finalizó el plazo establecido para el cierre de Guantánamo y en la base continúan recluidos 174 detenidos.
  • 1 de febrero – Un detenido afgano muere en Guantánamo; según informes, el fallecimiento se ha producido por causas naturales.
  • 18 de febrero – El ciudadano sudanés Noor Uthman Muhammed es condenado a 14 años de reclusión por delitos relacionados con el terrorismo, tras declararse culpable ante una comisión militar. A cambio de su declaración de culpabilidad y de comprometerse a colaborar y declarar en otros casos, la autoridad convocante accede a suspender cualquier periodo de reclusión superior a 34 meses.
  • 4 de abril – El fiscal general Holder anuncia que los cinco detenidos en Guantánamo acusados de participar en los atentados del 11 de septiembre serán juzgados ante comisiones militares, revocando así la decisión anterior, anunciada 18 meses antes, de juzgarlos ante un tribunal federal en Estados Unidos.
  • 20 de abril – Se presentan cargos contra Abd al Rahim al Nashiri para ser juzgado ante una comisión militar.
  • 16 de mayo – La Corte Suprema de Estados Unidos desestima sin comentarios la causa Mohamed v. Jeppesen, presentada por cinco detenidos que alegan haber sido objeto de desaparición forzada, tortura y otras violaciones de derechos humanos bajo el programa de entregas extraordinarias de la CIA; de este modo sigue vigente la decisión de la Corte de Apelaciones, que no se había adoptado por unanimidad y que confirmaba la decisión del gobierno de Estados Unidos de invocar la “prerrogativa del secreto de Estado” como justificación para desestimar la demanda sin estudiar el fondo del asunto.
  • 18 de mayo – Un ciudadano afgano muere en Guantánamo; según informes, se trata de un suicidio.
  • 31 de mayo – Se presentan cargos contra los cinco acusados de participar en los atentados del 11 de septiembre para ser juzgados ante una comisión militar. El gobierno confirma que va a pedir la pena de muerte.
  • 30 de junio – El fiscal general Holder anuncia que ha concluido el examen preliminar llevado a cabo por el fiscal federal adjunto John Durham sobre los interrogatorios durante el programa de la CIA. El fiscal general Holder ha aceptado la recomendación de Durham de que se inicie “una investigación criminal plena sobre la muerte bajo custodia de dos personas”, y afirma que, más allá de eso, “no se justifica una ampliación de la investigación criminal sobre el resto de las cuestiones”.
  • 28 de septiembre – La autoridad convocante de la comisión militar aprueba que los cargos presentados contra Abd al Rahim al Nashiri sean juzgados con la posibilidad de imponer una condena a muerte, autorizando así al gobierno a solicitar la pena capital.
  • 9 de noviembre – Vista incoatoria contra Abd al Rahim al Nashiri, recluido en Guantánamo.

2012

  • 11 de enero – Cuando se cumplen diez años de la llegada de los primeros detenidos a Guantánamo, un total de 171 hombres de más de 20 países siguen recluidos allí, la mayoría de ellos sin cargos ni juicio.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers