Historia infame

Buitres en Calcuta

Escrito por Maldito Insolente el . Publicado en Historia infame

0
0
0
s2sdefault

Atención!. No apto para sensibles.

En 1944 la lucha por la independencia de la India estaba en su última fase, ya que Gran Bretaña estaba dispuesta a aceptar la liberación de la India a condición de que se llegara a un acuerdo entre la Liga Musulmana y el Congreso Nacional Indio, ambos nacionalistas pero rivales. Gandhi se opuso firmemente a la división de la India, aunque al final aceptó, con la esperanza de que se alcanzaría la paz interna y una posterior unificación.

Mohammed Alí Junnah, presidente de la Liga Musulmana fue convocado por Gandhi para que entablaran negociaciones. Un acuerdo del Congreso con la Liga, consideraba Gandhi, obligaría a los ingleses de la India a abandonar el poder. Pero finalmente las conversaciones no dieron ningún resultado. 

Los musulmanes ricos y la clase media mahometana daban por sentado que, en una India libre con una mayoría hindú, los hindúes ocuparían una gran parte de los cargos públicos y disfrutarían de otras ventajas económicas. Por eso se mostraban reacios a ver partir a los británicos, quienes les habían ayudado a conseguir cargos públicos y una adecuada representación política.

El Pakistán, por el contrario, les daría a los musulmanes todo el poder político y los empleos y el control total de la industria y el comercio. Por eso, el Pakistán era la respuesta a los ideales tanto de los musulmanes ricos, como de los clase media. Un estado religioso les ofrecía seguridad social, un monopolio político y económico.

La elección inglesa había aclarado que el público no estaba dispuesto a realizar nuevos sacrificios para conservar sus supremacía en la India. Para la primavera de 1946 la mayor parte de las unidades militares habían desaparecido, de modo que el gobierno inglés ya no tenía una gran fuerza física.

En los tensos acontecimientos que siguieron, el destino de la India giró principalmente alrededor de cinco figuras. El Mahatma que era guiado por su fe en la unidad de la India , que lo llevó a oponerse a la partición hasta el último momento posible y que le hizo realizar campañas de reconciliación en los escenarios tumultuosos. Jawarharlal Nehru , maduro dirigente nacional y reconocido sucesor de Gandhi. Mohamed Alí Jinnah con una suprema habilidad táctica, un poder de inspirar lealtad y de imponer disciplina, así como una capacidad de agitar a las masas casi tan grande como la del mimo Gandhi . Las últimas dos figuras son inglesas. Wavel a cargo del gobierno, de gran poder intelectual y Mountbatten que resultó ser lo opuesto a Wavell, y que deslumbraba por sus conexiones con la Corona.

A partir de entonces, la India avanzó continuamente hacia una guerra civil de las más espantosas, señalada de vez en cuando por asesinatos en las comunidades cuando cada una de éstas tomaba venganza de otra.

En Calcuta estallaron sangrientos tumultos que el gobierno de la Liga Musulmana no pudo o no quiso sofocar hasta la llegada de tropas inglesas. Las provocaciones entre hindúes y musulmanes provocaron que Gandhi iniciara huelgas de hambre con el fin de detener los disturbios en Calcuta y Nueva Delhi. Fueron los hindúes quienes más sufrieron. Poco después, los hindúes de Bihar se volvieron contra la minoría musulmana y nuevos actos de violencia ocurrieron en la Bengala oriental y en las Provincias Unidas. Una vez provocada la furia y con las pasiones sueltas, cada uno de estos actos fue ligado de espantosos excesos.

Fuente: Monografías

‘Vultures of Calcutta’: The Gruesome Aftermath of India’s 1946 Hindu-Muslim Riots

Religion-fueled riots, religion-fueled intolerance, religion-fueled murder – history is filled with chilling examples of the “righteous” driven to acts of savagery in the name of their chosen gods. In fact, the number of people killed in the name of religion through the centuries surely rivals the toll of all of humanity’s “political” wars combined.

Here, we look at one the 20th century’s most horrifying religious riots — a conflagration that took place over several days in August 1946 in Calcutta (now Kolkata), in British-ruled India, when Hindus and Muslims killed one another with a ferocity that remains shocking even today. The number of people killed during the “Direct Action Day Riots” — so named as they erupted after Muslim League leader Muhammad Ali Jinnah called on Muslims to engage in direct action in support of the creation of a separate nation, a.k.a., Pakistan — will likely never be known. Estimates, meanwhile, range from 5,000 to 20,000 Muslims and Hindus killed (and perhaps more on both sides), and tens of thousands wounded, many of them critically.

[Jinnah's call for action -- while arguably a key contributing factor -- was certainly not the sole, nor even the primary, cause of the violence. Read more on the 1946 riots.]

LIFE magazine, meanwhile, featured stark pictures from the aftermath of the riots in its Sept. 9, 1946, issue — photos made by Margaret Bourke-White, who at the time was covering the run-up to the intensely fraught Partition of India. In a haunting two-page spread, titled “The Vultures of Calcutta,” LIFE published three of Bourke-White’s pictures, including the nightmarish photo that leads off the gallery above.

But the gallery also includes many photos that did not run in LIFE. We publish them here to provide a sense, macabre and hair-raising as it might be, of the scale of the violence that wracked Calcutta in August 1946. (In the weeks and months afterward, Muslims set upon Hindus and Hindus attacked Muslims in deadly riots in other Indian cities and states, as well — in places like Bihar, Garhmukteshwar and beyond.)

In the end, these harrowing photographs provide what might be construed as a final, ironic refutation of the sort of ultra-clannish barbarity enacted in the 1946 riots, and in all religious riots throughout history. After all — a rotting, mutilated corpse has no allegiance to one religion over another.

Does it?

Fuente: Life

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers