Historia infame

Violette Morris

Escrito por El Ciudadano el . Publicado en Historia infame

0
0
0
s2sdefault

¿Sabías que el soldado nazi más temido era una mujer?

La biografía de Violette Morris, conocida como ‘la hiena de la Gestapo’, supera cualquier ficción imaginable.

Se dice que durante la época de Hitler, existía una mujer que disfrutaba delatando y torturando a sus prisioneros. Su nombre era Violette Morris, la colaboradora nazi más temida en la Francia ocupada por el ejército de Hitler.

Violette, nació en Francia en el año 1893 y tras pasar su adolescencia en un convento, se casó con un hombre en 1914.

Se dice que seguía casada, cuando empezó a participar en competencia de lanzamiento de peso, disco y jugando al fútbol en dos equipos diferentes de París.

También realizó lucha grecorromana, natación, tiro con arco o boxeo, donde peleó contra hombres. Sin embargo, la pasión que desarrollaría al máximo seria otra. Asimismo, para el año 1923, se había divorciado y empezado a vestirse como hombre, dejando de esconder su bisexualidad.

Es así que Violette demostró que ella seguía su lema al pie de la letra: “lo que puede hacer un hombre, lo puede hacer Violette”

Años después en su país , comenzó a ser espía de los nazis, brindándoles informaciones sobre el tanque Somua 35 y material top secret referente a la Línea Maginot (la defensa militar construida por Francia para prevenir una invasión alemana) pasaron al régimen nacionalsocialista.

En mayo de 1940, Alemania traspasó la Línea Maginot y atacó Francia. Un mes más tarde, los nazis tomaron París y la foto de Hitler ante la Torre Eiffel aterrorizaba al mundo. Ahora, Violette tenía un nuevo trabajo: infiltrarse en la Resistencia para neutralizarla.

Su eficiencia al delatar y sus métodos brutales en interrogatorios le valdrían el apelativo de la hiena de la Gestapo.

El nombre de Violette Morris se hizo tan conocido como temido tanto para la propia Resistencia francesa. Es así que el 26 de abril de 1944, se prepara una emboscada para atacarla en uno de sus múltiples viajes. Sin embargo, algo falla y se salva.

El plan B será tan simple como eficaz: esperar a su regreso de Beuzeville. Tras una tensa guardia de horas, cerca de las 7 de la tarde aparece el coche de la espía nazi. Entonces, la hiena de la Gestapo es ametrallada, su cuerpo, es enterrado en una fosa común, dado que nunca fue reclamado.

El Ciudadano

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers