Comunidades de vecinos

Escrito por Rafael Ferrer el . Publicado en Monólogos

0
0
0
s2sdefault

¡Ay!, las comunidades de vecinos, ese reducto, esa batalla campal, esa poca intimidad, ¡hay que ver lo que nos gusta cotillear! ¡Hay que ver lo que nos encanta meternos en las vidas ajenas! Que guapo es el novio de Mª Paz, que alto es el hijo de Carmencita y que listo, que en tres años acabo la carrera y no como su padre que es un zoquete y trabaja de caminero, y tu sin embargo ahí estas como siempre trabajando por tres duros en el telepizza... Y claro como no pisas tu casa se piensan que ya no vives en ella y te viene la vecina de turno ¿Qué de visita? Y tu la miras de arriba abajo ¿me estas vacilando? Pues no joer, vivo aquí, ya claro, te dice picarona, anda... que ya sé yo por los gritos que pega tu novia cuando se van tus padres que no vives en tu casa ¿joer esta que vive pegada a mi pared con superglue?

El caso es un día bajas a comprar el pan, un día de esos que te sientes cachondo, no cachondo sexual ¡por que la mayoría de vecinas son feas de la ostia! Bueno, menos la del cuarto, que es joven y esta muy buena y la echarías cuatro o cinco mantecaos, el resto son unos callos que te cagas, pero como esta casada, tu tienes que hacer como los santos ¡mirarlas, pero no tocarlas! En fin, vamos a lo que iba, que sales a la calle y lo de siempre ¿qué de visita? Claro joer, me he comprado un piso que es la ostia ¿quieres que te lo enseñe? Y claro tus vecinas que son unas cotillas del copón organizan la recepción, trincan la tortilla, las gambas, la mayonesa y preparan la excursión, desde la panadería hasta donde se supone que esta el piso (que no es otro que tu casa de toda la vida, pero ellas no lo saben) y tu como el flautista de hamelin llevando a todas las Marías por el barrio mientras las vas relatando las virtudes de vivir con la parienta y lo bonito que es el vivir “en pecado” ¡ja y una polla para ellas! Cuando llegas al portal empiezan a mosquearse y te miran raro ¿qué entramos? Algunas como van embrujadas por tu palabrería no se coscan, otras ya miran como diciendo ¿pero vives aquí? Y cuando subes y las plantas en la puerta de tu casa, de toda la vida, coges la tortilla, las Gambas y todo lo que te han dado y las sueltas ¡GRACIAS Y HASTA LUEGO COTIIIIILLAS!

En todas las comunidades de vecinos hay un vecino borracho, si el típico que parece que no se entera de nada, que va por la calle gritando a todos, y que el jodio esta en casa por que tiene que haber de todo, que un día aparece chillando, otro cantando el himno del Atleti, que manda cojones ser de Atleti viviendo al lado del Bernabeu, y otro cantándote a las 4 de la mañana la “Bienpagá” mientras se fríe en una freidora que tiene que tener mas mugre que tus calcetines después de un partido unos choricitos o unas morcillitas, y tu que acabas de llegar a casa después de una juerga de esas que hacen historia notas el olor y dices ¡ostia que me he equivocao de casa que estoy en las fiestas de Calatayud! Y el tío mientras a voz en grito ¡si tu eres la bien pagáaaaaa! ¡por que tus besos compreeeee! Y tu intentando acostarte y acordándote de toda su familia... ¡será hijo de su madre! El caso es que en unas semanas el borrasho no aparece por ningún lado, y en el piso de abajo empieza a oler raro, ¿a que se ha muerto? ¿a que se ha atragantao con el chorizo? ¿A que se ha quedao en un AHHHHHH y no ha sabido acabar la canción y del disgusto la ha diñao? Y llamas a las 5 de la mañana a todos los vecinos, y te plantas en calzoncillos en la escalera con un frío que pela y con el vecino de al lado que encima tiene una mala leche que no veas y que trabaja en correos pero parece que es Guardia civil, más que nada por la mala ostia que gasta, ¿qué llamamos? Le dices en plan jocoso, o ¿qué hacemos? El tío te mira, te remira, - si es que ya no sé que vamos a hacer con este hombre – tras dar tres o cuatro golpes a la puerta aparece el borrasho con una sonrisa de oreja a oreja por la puerta ¡SIIII! Na, perdonar, es que me había quedao traspuesto ¿y el olor? ¡El olor era la basura que hacia meses que no la había sacado el tío guarro!

¿y cuando eres presidente de la comunidad? Hay dos tipos de presidentes el Hitler y el D.Pollas, el primero es el que se cree Dios y no hay quien le tosa, una vez que le dan el mando, ríete tú de los nazis, no hay ni quien pase por la escalera por que se asoma y te mira ¡Que sepas que te estoy vigilando! Y cierra la puerta, cualquier cosa que pasa hay que consultársela y sea la hora que sea esta el tío en el portal como si todo el edificio fuera suyo... En las juntas hace lo que le sale de la minga, tenga o no la mayoría y a la mujer la contesta con ¡Tu te callas maruja! (por que la mujer siempre tiene ese nombre) Luego esta el D.Pollas que es otra clase, que es al que no le quedan más cojones que asumir el cargo y al que suben todos los vecinos en plan de ¡oye mira que no hay agua! ¿pero tu has visto que la calle parece Venecia? Ah, ¿y que hacemos? Pues coño sacar unas barcas y bajarnos a remar, no te jode... El que tiene que poner bombillas en toda la escalera por que debe de haber alguien que tiene un baño con más bombillas que los camerinos de “la piquer”

En fin... si alguien se ha visto identificado con esta comunidad de vecinos... cualquier parecido con la realidad ¡Es pura coincidencia!

Rafael Ferrer

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers