Despedida a un anciano en el geriatrico

el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

Eflorescencia
Que tenía un grano en la nariz
Compañera por atención
Al que se marcha del lugar en que estamos
Se despedía de Eguilaz
Su Amor de Geriátrico
Y le decía al pie de la cama
Junto al lecho, mientras moría:
-Te extrañaré
Eguilaz no sabía que iba a ser incinerado
El, con palabras entrecortadas
Le respondía:
-Te es pe ra re en el mis mo cie lo
Y te lle na re a rau da les de a mor
Apoyando Eflorescencia
Su mano en el húmero derecho
Por lo que el medio difunto gritó un "ay"
Más bien ronco

Bajó e inclinó su cuerpo para preguntarle:
-¿A raudales, Amado?
- De besos, le respondió él
-Ah, exclamó ella, prosiguiendo:
No va a ser fácil sintonizar
Cuando te embalsamen
Y desfiguren con algún sobrepuesto
Tu forma natural
Con mis lágrimas y tus recuerdos
Que la muerte aligera el pensamiento
Y disfraza la razón del existir
Pero tú, Amado
Llevarás siempre contigo tu emblema de macho
Que me embobeció y suspendió siempre
Con embeleso
-Me muero, susurro Eguilaz
Y las cosas que traía en la cabeza
Empezó a escupirlas con mala baba
En saliva espesa que afluye involuntariamente
De su boca:
-Aunque he sido tosco y sin crianza
Nunca he estado en Babia
Odio a la gente, que por naturaleza es mala
Odio a mi padre
Que era un Babiruso, especie de puerco salvaje
Que se benefició de ti
En derecho de pernada
Y a mi madre, por haberme concebido
-Malditos sean por siempre los que cuestionan
Y prohíben los abortos
Que odio el haber nacido
-Vale, vale, no sigas hablando, Amado
Tus pupilas que se cierran
Ahogan mi garganta
Te extrañaré, pero vete, vete ya
Con el recuerdo y sin olvidos
De mi amor contigo
( En este instante lleva su mano
Al pellejo de la entrepierna de Eguilaz
Se lo agarra entre los dedos
Le acaricia, y dice, cuando marchan las enfermeras) :
-Doy fe de que por esta carne y hueso
Mi alma fue troceada
Y en este último amago del corazón
Saca del bolso una piedrecita
Que la hace guardar en su mano, la de él
Y le ruega:
-Llévate contigo
Esta piedrecita de mi vesícula operada ayer
Llévatela contigo y déjala
En el Sendero de tu Camino
Para cuando vuelvas sepas el lugar
Por donde te has ido
En este instante, Eguilaz
Echó a los presentes
Estiércol o excremento
Desde la caja de madera
Que no eran más que las heces
De los gusanos.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers