Croissant

el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

(Amores entre una napolitana y un churrito)

A un churrito nimio, excesivamente meticuloso y delicado, esclavo y eunuco como aquel Narsés, famoso general del emperador de Oriente Justiniano que reconquistó Italia a los ostrogodos, y quien agraviando a Sofía, mujer del emperador Justino, su sobrino y sucesor, a quien quiso apriapar sin conseguirlo, atrajo a los lombardos, se le preguntó cierto día:

-¿Qué haces bobo?

Respondiendo:

-Bobeo

Este churrito nimio perseguía por la Puerta del Sol en Madrid a una napolitana ninfa, graciosa de sainete, quien presidía la corte de pasteles y bollos como Bocado de Reina, encontrándose de frente junto al Oso y el Madroño en un estado intermedio en la metamorfosis de los insectos con labios pequeños en la vulva.

Mientras se besaban, la napolitana decía como podía:

- A bocado harón, espolada de vino.

Y el churrito , educado e ilustrado, le respondía:

-El chocolate con churrito es una delicia. Pule las costumbres; hace tratables y cultos a pueblos y personas, cual planta que nace entre los trigos y cebadas, más que la cebolla.

De repente, se secaron sus besos y recordaron que estaban sujetos a pagar pechos, que les echaban de su casa, les desahuciaban con citote. Y empezaron a lastimarse. Sabían que nadie les ayudaría. Y, en esta tesitura, comenzó a sonar el reloj de fin de año de la plaza, tocando su campana a muerto despidiendo al inquilino o arrendatario en plazo perentorio, de la parte de acá, aquende, mientras la grasa de la sardina alumbraba el depósito dinerario del Banco de España, haciendo que el churrito y la napolitana tuvieran juicio escarmentado al mismo lado que la boca de la fornalla.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers