Tócame los cojones, Romanones

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

Fingen este cuento:

Que en tiempo de Alvaro de Figueroa, conde de Romanones (Romanones es una villa en la provincia de Guadalajara), era costumbre arrojar a la cara esta expresión a los políticos que se las daban de mentirosos, apropiadores y encarecedores, pues el conde era muy dado a exclamar en los hemiciclos: "No me toques los cojones", por lo que a esto le añadieron lo de Romanones. Curiosos muy guardados lo confirman.

Lo mismo pasaba con una marquesa, en Madrid, de Jerez de los Caballeros, a quien acompañaba siempre un clérigo confesor apellidado Porras, que decía con ambigüedad donde entraba: "Aquí vengo con Porras", y la gente contestaba por lo vaginis (de vagina): "para tu culo".

Cuentan que el reverendo, después de follarse un día un palomino en una posada, en Granada, visitada, también, por la secta clerical de Los Romanones, le preguntaron a qué le supo el palomino, y él contestó " a niño de coro", y que se tuvo por contento; diciendo, sin venir a cuento, " y añadir por mi parte también debo lo que me decía la marquesa, cuando tan bien ha comido y me ha llevado a su siesta: "ay qué joder, decía la marquesa, teniendo en mi mano esta picha bien tiesa".

En la Vida, hay sujetos y sujetas destinados a estos efectos, que bien pueden servir para la historia universal del entendimiento humano. Lo mismo que pasa con esos sujetos destinados a hacer política, que su Rebuznar es por uso, moda y sin maestros. En los congresos y en los templos de la Tele les vemos tan Rebuznantes ellos, que a sus gentes les agrada y les contestan a coro.

Lo mismo sucede en las fiestas patronales del Cura Asno, en las que, según los diarios y noticiarios, "sobre el culo de una gavilla de inocentes han metido el falo de su fe abriendo una larga procesión de abrazos, Rebuznando". Que esto agrada al pueblo sacrosanto, pues si no, no quisieran tener estos curas al pedo Rebuznantes en los templos y, sin embargo, dicen para perdonarlos: "son humanos tales bellacos. Que Jesús amó más a Juan que al turbión de Pedro. Estos son hechos confirmados".

"Que el Rebuzno del clerical Asno nos salva y nos bendice, aunque incrédulos e ilusos digan lo contrario y sólo vean los anales en la historia sagrada del tiempo", exclama en misa mayor el morrudo misacantano, que no entiende la misa más que en su misal, mientras las beatas asisten a ella, contentas de oír su misa y alegres de cocer olla pensando en la noche de sus bodas, recordando lo que decía la marquesa que parece tomado de la gallina que cantó al gallo de Pedro.

-Daniel de Cullá

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers