Luna de miel

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

Estamos en La Taberna del Abuelo Luis, en Carcedo, Burgos, celebrando la boda de Jeliz con Jera. Yo estoy sentado frente a los novios.

Después de devorar los pica-pica, los medallones de solomillo de ternera, la tulipa de helados y la tarta nupcial, un menú como el del Hilton, en Toledo, la recién esposa, cuando el recién esposo se ha levantado de la mesa para ir a pasar los cortes de corbata y recoger el aguinaldo, le ha preguntado a su madre:

-Madre, ¿Cómo es la Luna de Miel?

Antes de responder la madre, sabed que la novia ha llegado virgen al casamiento, confiada en que esto sea como cuando el buey pasa la lengua por el chocho de la vaca. Ella nunca, por mandato de su madre y por prescripción divina se había metido el dedo en su Raja, que pensaba que era como el sexo de los ángeles, y ella no quería tocar con esos palillos estos pelillos.

Se ha subido al altar confiada en la palabra de un cura pedófilo que le dijo: "si no tienes amor, no eres nada", pensando hacer con el novio una obra de caridad.

La madre le ha respondido:

-Hija, la Luna de Miel es que debes tocar al novio y dejarte tocar. Debes de presentarte a él, desnudo, en el lecho nupcial, desnuda, y hacer las cosas que dios manda.

-Madre, madre, le cortó la hija, he oído a mis amigas decir que la Luna de Miel es follar y tirar pedos. ¿Esto es lo manda dios?

-Pero, hija, contestó la madre sin sonreír, ya lo verás.

En un hotel de primera, ya en Burgos, junto al Castillo, han alquilado la suite nupcial. Han subido a la habitación cogidos de la mano, él todo eufórico, tanto que a ella le pareció notar en su bragueta la taleguilla de un torero.; ella, meditabunda e intranquila, cual corderilla que no sabe lo que le va a hacer su pastor.

Ya en la habitación, él se echó en la cama desnudo y boca arriba, ella entró al lavabo para hacerse una limpieza bucal y atusarse los pelos del Chumino. Como tarda, él le dice:

-Pero ven, esposa mía, que el fruto que te vas a tragar ya está maduro.

Sale la novia, se acerca a la cama y, al ver ese palo erecto cual nabo o picha del diablo entre dos pelotas, gritó:

-No, no, no, ni por asomo yo me siento encima de ese falo, qué repugnancia, qué asco; dándose la vuelta y saliendo por la puerta como alma que lleva el diablo, corriendo va hacía la habitación de sus padres que en el hotel, también, se han alojado.

Al llamar a la puerta, le salió su madre que, al verla, se contrarió diciendo:

-Pero hija mía, ¿cómo has abandonado el lecho nupcial?, respondiendo ella:

-Madre, qué asco, que impresión desagradable por lo que me repugna, yo no puedo unir mi vida y mi carne a esa verga indisoluble de Asno. Yo no me siento encima. No quiero tal regalo a mi culo.

-Daniel de Cullá

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers