Aquel cerro, aquella ombria

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

Un soldado bisoño, novato, venía riendo de la obra de teatro "Menosprecio de corte y alabanza de aldea", que acababa de representar Pipirijaina, compañía de cómicos de la legua, en un corral pequeño junto a la casa del cura.

-Estoy a pique de morirme de risa, decía a toda persona que pasaba a su lado, y sin venir a cuento.

Pión y Pionía eran los actores principales. Pión le hizo mucha gracia cuando, en el transcurso de la obra, intentó meter su piporro en la abertura de la colmena por donde entran y salen las abejas y en el agujero de un tonel por el cual se extrae el líquido.

Poemitas de la obra había escrito él en pinochas, hojas del pino. Sacándoselas del bolsillo, comenzó a recitar, colocándose a contrapilastra en el paramento de un muro a ambos lados de una pilastra, lanzando un ¡Húchoho¡, interjección usada por los cazadores de cetrería para llamar al pájaro y cobrarle:

"El borrego Colirón, Huchoho
Llamado fray Luis de León
Que tradujo las Odas de Horacio
Se metió en el mundanal ruido
Como pastor de almas
A las que agarraba por el cornilón
Haciendo burlas durante días
Y aun de semanas
Del grosero potorro de la pastora esa
A la que llaman "La loba parda"
Quien, a su vez, a él le cantaba:
"Dijo, la corneja al cuervo:
Quítate allá negro
Y el cuervo a la corneja:
Quitáos vos allá negra".

La pastora fue violentada
Allá en Sierra de Yeguas
En la provincia de Málaga
Y el violador la obligaba a yacer
Con cualquier borrego
Que al camino le salía
Siendo de eclesial escarnio
Pues todo un corpus de grosería
Sobre ella caía
Quedando a la altura del betún
El Romancero de Clerecía
Que, ahora, romancea
Que el tal fraile tiene un lunar
En la punta del capullo
Que ella ya quiso arañar
Con sus peladas uñas
Con las que mataría
Como las moras piojos
Ladillas al sol, ella.
"Tiene los huevos pelados
De tanto montar el cabestrón, decía
Y esto no lo sabes tú
Que cuando tradujo de Salomón
El Cantar de los Cantares
Recitaba a compás una especie de canturia
Monótona para animarse
En las maniobras de frotación
El dedo de la segada
Avanzando cadencioso
Al compás de la hoz y su zoqueta
Hasta la eyaculación precoz.

Mientras el Burro bebe
Ella echa pajas al sol, que parecen
Virtuosos soldados
Que a Afganistán van
En busca de aquella linda Raja
Que escapó del Cid campeador
Héroe feral de mucha encolía
Quien, si se le preguntaba si hay dios
Decía, mirando al cielo, que no
En su espada escupiendo los moros
A zurra de golpes, la vida y su ardor
A las puertas de un Paraíso
Que tiene aldabillas de Infierno
Donde los bobos de baba de dios
Hacen guarrerías
Subiendo aquel cerro
Bajando aquella ombría.

-Daniel de Cullá

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers