¡Que pardala¡

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

-¡Qué parejera esta chica de Paredes de Nava, Palencia¡ exclama un joven, Méjico, que dice conocerla bien, pues procura arrimarse a personas calificadas o acompañarse de ellas.

-Es verdad, continúa otro, América. Es una chica que usa excesiva llaneza en el trato con personas a quienes debiera respetar por su edad, calidad o estado.

-Y bien que las respeta, responde Méjico. El otro día, me contaron, en una reunión de dos personas, pareja de rigodón, de salsa, como se dice ahora, compañeros en danzas, que esta chica de Paredes, cual composición poética de los antiguos provenzales, se desempeña como vaquera y es maestra en ordeño, corriendo parejos su arte y su osadía entre las cuatro paredes del vaquerizo, sitio cubierto o corral donde se recogen las vacas y se ordeñan, en días festivos y fiestas de guardar, ordeñando al abuelo, a un tío suyo y a un primo, Pedro, Pardo y Cela, presentándose armados, y a caballo en mano el apellido de guerra, pene en alto.

-¡Vaya, pardala¡ exclamó América

-Calla que sigo, le replicó Méjico. A través de la ventana de la cuadra de ordeño, ella les enseña la imagen de la Luna que se representa en alguna nube, la paraselene, mientras les hace una paja, ellos colocados junto a una columna, y ella detrás para ayudarles a correrse, guiando su eyaculación hacia la ubre de la vaca, presentándose ella como las tres deidades gentílicas en una, la Parca, pues hila el capullo, le devana y le corta el hilo del esperma de vida en oquernelas, lazadillas que forma el esperma por sí solo, para llevarlo al pezón de la ubre de la vaca, y hacer más suave su ordeño, gritando, corriéndose ella de gusto :"¡Dios, la Virgen y todos los santos¡".

-¡Pardiez¡, exclamó América. Con lo maja que parece.

-Sí, sí, dijo Mejico. Ella es taimada, astuta, pero preciosa. A cualquier gorrión o pardillo que se acerca a ella les hace pájaro cantor sacándoles la lecha que sale de ellos, haciendo juicio o idea sobre ello, estando ella con la leche en los labios.

-Sí, siguió Méjico. Ella, mientras les ordeña, suele decir: "Al parecer, hablará la noche. La picha de Pedro se parece a la de Pardo y la de éste a la de Cela. ¡Son burros de leche¡.

-Ja,ja, exclamó América.

-Ella, prosiguió Méjico, anda en opiniones, en lenguas. Dicen que ella dice que para ella el esperma es como Opobálsamo, cierta resina medicinal que se extrae de una planta de Siria y que cuando entra en su boca, lo acompaña de jarabe y miel, que también da a las vacas que tienen drama musical ligero, ya sabes, como medio curativo.

-En verdad, que tiene leche, la lechera, o alguna de sus propiedades, dijo América, riendo.

- Je,je, exclamó Méjico. Sí, "Vaquera ayer, hoy Puta, la Pardala".

-Daniel de Cullá

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers