Un pectoral, dos pectorales

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2smodern

"Sus pezones tenían un rabillo,
como el quesostiene la hoja, la flor o el fruto de las plantas"

-Gerineldo Fuencisla

Nada más hermoso que el recuerdo
De mis hermanas quitándose el sujetador
Y contemplar esos dos poemas de tetilla
Que se convertían en la comidilla
De mis pecados diarios de lujuria.
"En el pecho está el alma y la vida, me decía
Y esto me daba fuerza para cantar
Sin alzar la voz
Mis hermanas dando un do de pecho
Trayéndome a la memoria a mi madre
Que me crío a teta.
Yo no era pechoño, beato santurrón, ni mucho menos
Pero me obligaban ir a misa y confesar
"Como lo manda la madre iglesia
Y el golpe de estado militar".

El catecismo del padre Astete
No era más que una caja de cerillas
Donde guardar el ardor del capullo
Que se me iluminaba intensamente
Reflejándose en mi cara
Al ver a mis hermanas desvestirse.
Ay, esos pechuelos eran la belleza del alma
"Lo más feo de abajo", como decían los curas
Para mí era hermoso:
A mí se me parecía la letra T dibujada
De la tierra o malva te, con pelillos
Del Teame o piedra a la que se atribuye
La propiedad contraria al imán
O sea, la de apartar o desviar el hierro.
Me volvían loco sus pechos, sí, sus pezones.
¡Qué hermosos y bellos son ¡

-Niño, ¿qué miras? me gritaban mis hermanas
Sus genialidades son así
Esto no era una tentación
Sino un gozo de joven y loco amor:
Al diablo le tenía pisoteado en el suelo
Aunque él me agarrase el lápiz, tirando de él
-Hoy tienes que ir a confesarte, me gritó una de ellas
¿El condenado de amor va a suicidarse? me pregunté
Ni mucho menos, me respondí
Que Amor no dice basta
Y patada de yegua no mata caballo.

Me mordía la lengua
Me saboreaba el cielo del paladar, viéndolas yo
Que mamé hasta los cinco años
Pues me daba envidia mi hermana chiquita
Viéndola mamar y yo sin catarlo.
El péndulo del reloj oscilaba acompasadamente
La ventana estaba mal cerrada
Relampagueaba a los lejos
Esos pezones estaban de rechupete y yo me relamía
Sacándoles brillo a esas alhajas
Que quebrantaban mis sentidos.
"Si dios se hizo hombre es porque quería mamar"
Pensé y recité en voz alta
En este viaje del sentido, y las mamelas
En el que, atontado, me corría
Perdiendo las energías vitales, alelado.
-La lujuria que no cesa, me gritó, desde el suelo, el diablo.

Las dos tetas de mis hermanas
Son de verbo copulativo
Son transitivas, pasivas, personales
Reflexivas y recíprocas
A la vez que aseverativas, admirativas y desiderativas
Que me hacen la picha un lío
Haciendo que mi cuerpo y alma
Se encuentren en erección perifrástica soñada
Yo besando y chupando esos dos pezones
De esas dos sublimes tetas
Echando el aliento
Sobre el cristal de la importancia
Mientras mis dedos siguen el camino excitado
De una eyaculación abandonada
Que salta hasta el techo
En el camino de la masturbación
Interceptado por la leche.

Ellas volvieron la espalda
Apagaron la luz
Y yo me dije:
Ni en burlas ni en veras
Con tus hermanas partas peras.

-Daniel de Cullá

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers