Abono de Hatha Yoga o trasero de pollo a 1.95 €

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2smodern

Esto está buenísimo. Por un paseo del barrio de Río Vena que comienza desde las tres calles Juan de Padilla, Paseo Comuneros de Castilla, y Batalla de Villalar, coronadas por una estatua en la que figuran dos miembros viriles ensartados, hechos de piedra, que se mueven en sentido giratorio, frente a las oficinas de Cultura y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, dos anuncios se han solapado como gracia en esta holística y ruin vida que nos toca vivir, en este barrio, ayer de obreros y obreras, hoy transformados en caballeros y damas de clase media, dispuestos a probar el Hatha Yoga por mantenerse en forma, respirar el aire yógico, caminando meditando el cómo hacer el trasero del pollo comprado en el supermercado El Árbol, si en pepitoria o al ajillo.

Mirando a mi trans amigo "Queer Boy Friend", que me acompaña, pienso en el yogui Suatmarama trascendiendo de su ágama tántrico al saludo del sol, con el culo en pompa, elevado sobre las manos y los pies, estilo perro levitado, en la postura que les gusta a las mocitas algo zorras abrirse al romance del Ser y la Nada, la puta jodienda, que no tiene enmienda, y que sólo es polvo, recordando lo que mi madre decía a mis hermanas: "Hijas, nunca os caséis con un pastor de la iglesia o un Yogui". Esto, porque una de mis hermanas flirteó con un yogui y quedó trastornada del todo. Como otra que quedó preñada por algo gordo y largo que sobresalía de un agujero del confesionario.

-Deme, por favor, medio kilo de trasero de pollo, le dije, sonriendo, a la dependienta, maja pero algo feúcha.

Al instante, entre las miradas de los tres, la dependienta, mi amigo y yo, se conjugó el viejo asunto del pastor y la oveja, del pastor y el cabrón, más manido en la infidelidad eclesial, siempre, claro está, desde la óptica del trasero de los niños. Motivo que encontramos en la tradición vatic-anal y en las "las señas del cura párroco"-

Como pastores trashumantes, y contentos, salimos del "Súper", entrando en el Centro de Día, donde labriegos sedentarios se sentían como en su propio campo frente a la ciudad, jugándose esta dualidad a las cartas o al Dominó. Yo vi a una vejestoria leyendo las odas de Horacio traducidas por fray Luis de León. ¡Fíjate¡

Mi amigo, acercándose a un caballero, que estaba esperando jugar, que era objeto de burla por sus groseros modales, y de escarnio porque era un cornudo ("cornudos lo sois todos", decía), que hablaba menospreciando a la corte y a los políticos que, como él dice, tienen los bolsos llenos porque roban y roban, y tienen la uñas peladas de "matar piojos al sol" de Panamá o Puerto Rico, le preguntó a este su amigo:

-¿Qué tal cagas?, respondiéndole el amigo:

-Como la loba parda, el borrego y la hija del pastor.

Esto hizo que surgiera la risa en todo su alrededor, e hiciera un corpus de toda la baraja con la que jugaban, comenzando los jugadores a beber, unos, su botellín de cerveza, otros, su "Marianito" o pequeño vermut.

Mi amigo me susurró al oído, refiriéndose a su amigo:

-Tiene el culo pelado, porque es un cagarrón.

Cogí a mi amigo de la mano, y nos marchamos los dos.

-Daniel de Cullá

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers