Mis deseos ardientes de Alfred Asis

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

Me ha sorprendido gratamente el que Alfred me pida una introducción a su obra que ya, en cuanto la publique, pertenecerá al Parnaso de la Pájara Pinta y al Romancero de Eros, donde el polvo y la "ayer puta hoy comadre" no se estorban para nada, como los "Gerineldos" y la infanta en el Romance del Culo.

La distancia oceánica que nos separa no es nada, pues como el polvo de la vida y sus avatares carnales, alejados físicamente, están a la vuelta de la esquina, y más con el reencuentro de Janni , y sus deseos ardientes, que afianzará nuestra amistad, cuando ella me haga una mamada en el paseo del Espolón, en Burgos, junto a los cuatro reyes Fernán González, Fernando primero, Alfonso onceno, y Enrique tercero, todos ellos puteros y meapilas, al paso del río Arlanzón.

Buen poeta y mejor amigo virtual, Alfred Asís, escritor de buen gusto, nos trae una retahíla de penetraciones y mamadas, hechas y recibidas por la única heroína figurada, conocedor, como pícaro que es, de las rutas naturales y eróticas serranas, con sus cuevas y agujeros y todo, sin desdeñar el tesorillo arrumbado del romancero sexual oral , buco vaginal y anal, adiestrado, como él mismo dice, en el crisol ardiente de la pasión, el amor a la lujuria, el goce de la Vida y el placer del cuerpo.

Su manceba Janni me ha recordado a aquella porno estrella mía con la que iba yo a participar en su Gang Bang de los 1001 polvos, Erin, de Ohio, Columbus, USA, quien, puesta en el burro, iba a practicar el sexo con condón, exceptuando los último 50, que lo haríamos a pelo, y que publiqué en un gran libro: "Diosa de los Nabos" (Beatificación de Erin Sexotérica) ISBN: 978-84-96339-88-0.

Pasto fresco para Asnos y Jumentas, lo digo con Amor del bueno, es este libro amoroso, hecho a placer, encuadernado a 69 y doble penetración, recogido con dorados clavos, que esconden la cosecha espermática de días de penetración y variopinto caudal de romances orales. Precioso libro de bolsillo que apetece leer para aventar la paja y dar pie a representativas penetraciones y mamadas, pues en metro de pene está el género femenino, y es bueno que grave Alfred y dé con la fórmula mágica, que tanto buscaron y buscan los magos, los eclesiásticos y las farmacias de acabar con el homosexualismo, que es abrir la hembra su cauce y, salvada la burocracia, tragarse los penes maravillosos rompiendo la unidad monógama y la extensión de nuestras nalgas, más allá del oxidado Ojete, por causa del Sida, perteneciente al rincón del culo bajo, rico y representativo en este rincón manchego de un Burdel de rica miel.

El pene que tiene, ahora, Janni en sus manos es el mío, que proviene y despertó, como el coño de ella, de ese sillón mecedora donde nuestros tíos, abuelos y grandes sobrinos, y los curas, nos mecían con un movimiento de vaivén semejante al de la cuna o columpio para engordar su polla que de gusto se corría. En un puñado de villas y ciudades, algunos padres cometen incesto de propio intento, al aprovechar el agacharse el hijo o la hija para regar un tiesto. ¡Todavía¡

El anhelo de Janni de ir tragándose pollas como churros, despierta en mí el recuerdo de "La Condesa Gamiani", de Alfred de Muset, condesa de un culo bisexual como ninguno; de "Madame O", película de Seiichi Fukuda, adoradora y libertadora de su propio y sifilítico Coño; de "El Amante de lady Chaterley", jardinero y guarda de coto del más bello y estúpido Edén, que jodía como un loco, y ella corriéndose como una boba de baba.

He terminado de leer el libro, y la sana confidencia erótica de Janni, me ha hecho concebir esperanzas, pues hoy, en el primer instante que se ponga a tiro mi mujer, me pondré su "picardías", nos iremos a la cama y, cuando introduzca el pene en sus agujeros como mujer y marido, pensaré en ella y escribiré "Eros" con mi lengua en el cielo se su paladar y de su vulva. Vaya que sí. Y que sirva de testigo.

Gracias Alfred Asis, por este tu "Deseos Ardientes" (al diente); joyita de un atrevido tan humano y tan divino, que nos encandila.

-Daniel de Cullá

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers