Ella cul-e-a

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

El hombre que he conocido y es vecino en mi barrio
Mide, como poco, dos metros
Y fue fraile antes que cocinero.
La mujer que lleva es Vagina, de bajita
De no más de un metro.
Me han recordado, salvando las diferencias
Que son muchas
A Percilla Bejano "Cara de Mona"
Que a la edad de tres años
Apareció en espectáculos circenses
Como "La pequeña peluda"
Y a Emmit Bejano
"the Alligator-Skinned Boy"
"El caimán escamado", nacido con escamas
Su amor por muchos años.

(Tom Waits inmortalizó a Percilla
En una de sus canciones: "Lucky Day Overture"
(Obertura del día florido)
Aparecida, también, en un episodio
De Jerry Springer: "Believe it- or not: Lo creas o no".
Caminando uno detrás de otro, con disimulo
Son de traca, de verbena
Ella, para él, es como el cubo para sacar agua
O la cántara de leche
Que se recoge de la lechetrezna al romper dos huevos.
Ella le llega a la pilila, no más
Como corre la ley
Por la punta del capullo del arcediano
O la lengua del cura que se mira al espejo
Mientras lame el ojo del culo al infante
Mientras está durmiendo en cama de dos colchones
De vida carnal y espiritual ambas.
Ella camina agarrada a los cojones de su hombrón
Así, a veces, les he saludado.
-Cómo le coges a tu amada esposa ese su gato negro
Hijo de la gata enana
Cuando hace con ella Sexo? le he preguntado.
-Pue voy, me contesta, como novio con la cencerrilla
Buscando pardala que se la suene
Y bien que me la suena
La cojo entre mis dos brazos y la subo en alto
Hasta el son de mi mañoso nabo
Para, en el momento del sentido erecto
Calzármela y hacerle los daños
Que los curas y los frailes dicen ser sagrados.
¡Québonito¡
Ella me dijo un día, que la vi
Cual gata meando entre dos coches
Que ella le estira del rabo y se lo traga
Ella estira que te estira
Él corre que te corre
Excitándose tanto que, con lo grandote que es
Siente latigazos y se le quiebran los huesos
Tanto, que no se puede casi mover
Porque dice que, además, siente arañazos en la barriga
De tanto correr y correrme yo con él
Hasta que mi gato negro abre la boca
Y escupe su pene y graciosa pena
Cayendo como un Sansón de barro contra el suelo
Al pie de una cama turca.
Mientra,s yo le acaricio debajo del ombligo
Diciéndole al oído:
-Vamos, holgazán, mal picotazo me ha dado el alacrán.
Levanta, bendito Benedicto.
Ahora pareces un santo en Cabra.

-Daniel de Cullá

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers