Dios mío, que no sea normal

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

"Dios mío, que no sea normal" es una frase fijada como constante invariable en el diario de Sigourney Weaver, una chica preciosa, pero que, por medir casi dos metros de estatura, ya, desde su colegio menor se burlaban de ella, sufriendo ataques y vejaciones de quienes se sentían y creían "normales", para vergüenza de si propios.

Es esta una exclamación que escuchamos de muchas chicas, desde su educación primaria, secundaria y universitaria. El ser "normal" para estas chicas "normales" es la emulación, el ansia, la presura de elevar su calidad de Jumentas hasta el cielo. En reír y reírse como Asnas se esmeran con estruendo más allá del respeto que se debe tener a las personas con algo, en ellas, diferente.

Sigourney fue una mujer, niña y moza, preciosa, ante quien nos tenemos que inclinar con admiración, pues al más indiferente le excita. Tal es mi contento, pues a mí me encandiló esta mujer que todo lo consiguió a puro ovario: ser candidata a los premios Oscar, ganadora de Globos de Oro, y muchos premios más; el haber hecho un sinfín de películas y miniseries, a cual mejor, que sus devotos y devotas, y no creyentes en ella, se prosternan ante ella y la toman por modelo.

Para mí, las buenas actrices son las que me hacen correr en la sala de proyecciones, y si es acompañado de una chica, "miel sobre hojuelas". El mejor actor, para mí, es el que me pone a cien. No los de "todos a cien", no. Me tiene que poner a cien, como a las tías. Y la Weaver me puso en "La Tormenta de Hielo", en "Avatar", pero, sobre todo protagonizando a Dian Fossey, doctora en Zoología, zoóloga estadounidense de gran fama, reconocida por su labor científica y conservacionista con los gorilas en Ruanda y el Congo, seres vivos "diferentes"; creyente de Darwin, y de la evolución del ser humano a través de los simios.

Fue asesinada por cazadores furtivos, entre los cuales hay, y conocemos, algunos muy famosos, con un machetazo en el cráneo, que le partió la cabeza en dos mitades. Fue enterrada en Karisoke, en un sitio que ella misma había construido como cementerio de gorilas, cerca de Digit, ¡qué maravilla¡ entre nuestros hermanos.

Por desventura, los cazadores furtivos y los cazadores con título y vitola de matarifes siguen teniendo gran fama que, por eso podríamos decirles a ellos, a todos nosotros, con ella: "No olvidéis que King Kong murió por vuestros pecados".

Sigourney Weaver, esta inmejorable actriz de cine y teatro, que rodó en Salamanca, España, (¡qué penepena no haber podida verla¡), que protagonizó como Isabel I de Castilla la película "1492: Conquest of Paradise", supo vencer su "anormalidad de jirafa", pasando por encima de los verdaderos anormales, por ahora subnormales, que la única lengua que tienen es la Lengua Viperina; y que Rebuznan, en sus vidas, como el Asno, cuando tiene listo el pienso.

-Daniel de Cullá

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers