Caco cacuminado

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

Caco, ente mitológico patrono de los ladrones ha vuelto. Él es un cachondón, nacido entre caciques. Hombre muy tímido y poco resuelto; quien, por palillos, tiene fragmentos de la sillería del coro de la catedral de Plasencia. Lleva debajo de su piel la armadura de Carlos V robada por un gallego a la Armería Real de Madrid; ya, de vuelta. Tiene, por vitola, un escudo manchado de herrumbre y corrupción, regalo de un César enano. Duerme, aunque no le veamos, en un sarcófago idéntico al de Frey Antonio de Xerez, que se encuentra en la iglesia de san Benito, en Alcántara. Lleva puesto en su dentadura un puente igual al de los sacrificios donde quemaban la herejía y el independentismo los criminales del cristianismo. Su pene negro, como su pena, es un fragmento de la verga del toro de Osborne.

Dicen que gobernará con dignidad el cacicazgo. Que conseguirá tanto bienestar y trabajo para sus súbditos como el agua que cabe en un cacillo. Se dice que ha llegado al poder mediante artimañas y poderes ilegales fundados en el sistema político vigente, dirigiendo las elecciones, nombrando los diputados e imponiendo su voluntad a los ministros. Que uno de los suyos exclamó "vox populi": "al pueblo que le den".

Dicen, también, que será eterno; "que esto es lo que hay". La cacofagia, depravación del gusto que incita a comer porquerías y aguantar latrocinios, será norma de estado; un estado acostumbrado desde siglos a soportar abundancia de malos humores. Da pena ver cómo sus opositores están pálidos y tristes por culpa de la melancolía producida por una zurra de votos recibida. Entre cachas, cada una de los dos piezas que conforman el gobierno ¡tan sólo se ven alegres a las familias de los tunos¡

Lechuguinos diputados, ministros petimetres se dan de golpes con la cabeza como el trompo con la punta a otro trompo. En el cuerpo de un fémur del ciempiés, encontrado en no se sabe dónde, y entre objetos artísticos de uso común bankios y púnicos, que ahora se encuentra en una esquina, hacia afuera, del Museo de la Evolución Humana, en Burgos, cuentan que se ha hallado una inscripción que dice: "Vuelve el zoquete que forma la cabeza de la lanada o escobillón".

Que al Lazarillo de Tormes se le volverá a ver cortando con la sierra o el hacha un mendrugo de pan. Los cacharreros convidarán al pueblo a un convite de despiste, mientras los caciques, con flema y frialdad de ánimo, se pondrán hasta las cejas en fiestas de jolgorio y puterío con cachirulas, brindando a los postres con aguardiente de melaza. Los curas volverán al tradicional juego de los niños, la "Cachava", donde se emplea un palo para impulsar con él las pelotas. La puntilla y el cachetero figurarán en su bandera. El cachicuerno, arma con cachas de cuerno, será el arma que lleven las arpías. Que, al causante del último daño a conformar otro gobierno, le llaman "Cachetero".

-Menos mal, dice un cachondo en político celo, arrinconado por viejo e inútil, que nos quedan las cachorreñas, sopas de ajo, que no nos faltarán, ni la cachondez del deseo sexual, ni los cachorrillos, ni el baile del paloteo, cual alfileteros en una de las suertes del monte. No nos faltarán la asadura de puerco ni los menudillos de conejo por muchas cadenas de la tiranía que nos cuelguen, e hilos de la urdimbre. Volverán el cedulón, el pasquín, anuncio que se fija en sitios públicos. A la entrada de guarderías, colegios, universidades, etc., se colocará un cefalómetro para medir la capacidad del cráneo. La lengua y la literatura se sacarán de las pocas alforjas de pastores que quedan, que empiezan a pudrirse. Sólo los más inspirados chuparán la goma que destila el cedro, la Cedria.

-Daniel de Cullá

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers