La joven india en el Hotel Rembrandt de Amsterdam

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

Como un poeta meloso, joven grande y estupendo, me vine a un Encuentro de Literatura Internacional en Amsterdam, en Plantage, hospedándome en una habitación doble, por si triunfaba en aventuras poético amorosas que me llevase al catre y a la boca, del hotel Rembrandt, un hotel muy acogedor y familiar, cercano al Museo La Ermita, el Zoo, la Casa de Rembrandt, el Museo Flotante y varios canales expresivos de barcazas con sentires de marihuana, tótem holandés de la vegetación, cuyo espíritu selectivo imperaba en las ventanas de las casas de putas del Barrio Rojo, donde, entre la entrepierna de estas bellas y hermosas mujeres, sonreían, entre pelillos bien dibujados, el Arcipreste de Talavera y el mismo Quevedo, aunque no hubieran pernoctado.

Del encuentro, no me importa afirmar que no saqué nada en limpio, pues al fin y al cabo todo acababa en Rebuznos más o menos artísticos y literarios, y valían lo que la proclamación de un Premio Nobel en Literatura dado a tiempo, que es como andarle una Burra poética a la husma de un gran Jumento ilustrado, u ordeñar el Burro del Verbo.

La india que titulo, era una joven morenaza, guapetona; limpiadora de la habitación, a quien, desde que la vi, veneré con mi látigo de piel de toro. Su condición de moza me hacía perder la razón y la trocaba, en mis versos masturbantes, en paloma en petitoria. Entre lo sagrado y profano que caracteriza la inspiración, me ponía a escribir, para después recitar en el Encuentro, como no haciendo caso de su presencia, viéndole venir a ella a hacer la cama; yo dejándola pasar, aunque en la puerta, en el pomo de afuera, en un cartelito pusiera "No Molestar"; y, con un jabón de hotel, limpiar lo espermas secos de mis sábanas, como cristales rotos, en mis juegos y danzas, a los que yo quería arrinconarla en zarabanda

Tan sólo conseguí de esta bella fregona que a mi pícaro rufián erecto le sacase la leche por la boca, ¡una sola vez¡ Pues, después de este acto amoroso, no la volví a ver; siendo, para mí, una aparición digna de figurar en el libro de las apariciones y, más, en un Amsterdam que invitaba al sexo y mantenía la pasión erecta, y la atención de los turistas con un plano de Amsterdam Erótico. Los canales eran escatológicos, y el agua olía, y huele, a Chumino y orín rancio de caballo.

Como un Lazarillo de Tormes, o un santo hecho un demonio en cierta noche del sentido, recorría sus calles con la picha tiesa en demanda de aguinaldo de las chicas. Un día, después de fumar un porrete regalado, graneado y calado en bailes rock de guitarra en la plaza Dam, me acerqué hasta su Ayuntamiento, donde la Concejala de Cultura me atendió como las mujeres de Peñaparda (Salamanca) espadando el dorado lino. Yo le regalé un cuadrito con la Catedral de Burgos, y, debajo, mi nombre, con un recordatorio del Encuentro Literario Internacional; ella me obsequió con una corbata de seda azul con un barquito holandés hecho a mano, y dos besos, que yo se les repetí, al estilo de Guzmán de Alfarache, arrimando cebolleta. Para mí, fue como un encuentro de Aldovrando con una gran Jumenta. ¡Para este Encuentro, que me costó más de mil pesetas, el Ayuntamiento de Burgos me dio una subvención de dos pesetas¡ Ilustre Ayuntamiento.

Cuando terminó el Encuentro y levantamos el campamento literario, todos en derrota y fuga, porque no habíamos en nada triunfado, yo, después de comerme unos bizcochos con hachís comprados en un coffee shop, me acerqué al museo Van Gogh de Jóvenes Artistas y les regalé un cuadro mío pintado al óleo, titulado "Los Tres Cerditos debajo del puente de San Pablo; al fondo, la catedral de Burgos", que ellos aceptaron con gratitud, regresando yo a Burgos como había venido, por mi cuenta, no sin antes orinar sobre el agua del canal delante de la Casa de Ana Frank, como hacían muchos porretas, que decían que era beneficioso y traía mucha suerte a quien lo hacía; sino de algún animal o beato de bota.

-Daniel de Culla

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers