Acariciados por el rebuzno de los asnos

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2smodern

Voy al mercadillo de El Plantío, en Burgos, detrás de dos señoras que van hablando mejor que cualquiera de los escritores encumbrados o nobeles, que escriben sus novelas con la polla. Creo que se han dado cuenta que las sigo, y ponen más énfasis en sus palabras.

-¿Cómo quiere el gobierno que lleguemos a fin de mes, teniendo marido y no tener cena? La luz se nos corta, el agua no llega, y estamos, como en mi pueblo, hasta los ovarios cantando en procesión: "san Isidro Labrador haz que escampe y luzca el sol". O el Gobierno en las eléctricas: "A ver si bajamos los precios, cuando llueva", que es como decir: "cuando la rana críe pelosso".

-Esto son zarandajas. ¡Están los santos y los bandoleros como para vestir las necesidades de los pobres¡ Acariciados como estamos por el Rebuzno de los Asnos que nos gobiernan, nos comemos las comidas y las cenas antes de que llegue el hambre.

-¡Qué tristes se quedan los pueblos cuando los gobernantes les engaña marchando con las putas de banqueros, de las eléctricas y el agua¡ Se pasan los años, se pasan los meses, y a los pobres ajo y agua bendita que es con la que mejor se les engaña. Y, luego, las pobres mujeres que son asesinadas, queriendo volver a sus tóxicos amores, que es lo único que les mata.

-Sí, es verdad; tienes razón; pues el que es criminal y asesino, lo será siempre; que genio y figura hasta la sepultura, como cantó el ciego en coplillas en mercados.

-El pueblo rabia, el pueblo llora; llena las iglesias que están vacías, pues el cura que estaba dentro se ha ido con dios y unos niños, que son a los que él quería.

-Pero, alegrémonos, que hay que sobrevivir, hermana, aunque nos roben por la jeta, y nos den por culo de cara. "Tabaco, vino y mujeres", gritan nuestros machos, sin saber que nuestra regla es para los hombres enfermedad y muerte.

-Si nos joden, que se jodan. Cuando dos se están queriendo, la mujer es la que manda, y sacando al frailecillo del convento, ellos creen que los papeles se cambian; y no, pues como tú bien sabes, nuestros machos son y serán siempre calzonazos que llevarán con orgullo los cuernos, cual corona.

-Las vueltas que da la vida, y las que tendrá que dar, pienso yo siempre cuando bajo al río, y junto a un chopo me pongo a cagar, queriendo mear hacia el río por ver si colorea, escapando los patos como si el cazador les cazara. ¿Hoy que vas a comprar?

- Voy a compras coles, lechuga y tomates para la ensalada. La carne ya la tengo en el congelador desde hace medio año o más.

-A nuestros hombres hay que darles mala carne, por tan hijo putas que son. Para postre agua con cerezas; obligarles a que se las coman todas; y reírnos de ellos cuando marcen al retrete echando quejas, echando pestes.

-Mira que ayer me dijo mi marido, bajándome las bragas: -Quiero ver a tu mochuelo para darle un beso en el piquito. Y yo le respondí: - Ven a coger esta flor antes que otro vejestorio del Centro de Día la deshoje. No te puedes imaginar que de risas dimos los dos.

-Pues, el otro día, yo, también, le dije al mío: - Si piensas que porque cantes te voy a dar mi alegre Chumino, no caerá esta breva. Cógete tu caracol y, cuando eche espuma, chúpatela y muere de amor aunque no mueras.

-Daniel de Culla

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers