El soldadito de plomo

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

La música a diana despertó al soldadito de plomo. Lo primero que hizo es coger el móvil y escuchar esa canción rapera típica tradicional que cantan los militronchos: "Por la mañanita cuando me levanto tengo la picha más dura que un canto".

Miró a su alrededor y por la parte de Oriente vio al Asno de un sargento que había recién llegado de Melilla, dotado con los modos y maneras legionarios, recordando: -Antaño eran muy temidos, hoy no tanto. Ayer a los quintos les llamaban Burros, hoy Asnos. ¡Qué bonito¡

El soldadito se miró la pilila, viendo el capullo como pápula enrojecida. Sin duda había tenido el sueño que siempre le perseguía en sus dormidas: que se convertía en marinerito de agua duce y, sobre la cubierta del barco que navegaba el río Nilo de Egipto, un cabo furriel le subía y le levantaba, y le cubría toda esa su zona de induración dotada de un cráter.

El barco sobre las agua del Nilo era como una úlcera borrica atrapada por las patas traseras de un Asno, abriendo una larga procesión de espumas, penetrando con virulencia y persistencia en el hospedador del fondo de los amares.

Por tres veces con toda su fuerza se la metió el cabo furriel, consiguiendo esa biopsia carnal del entendimiento humano contestado en el Ano, dejando secuelas de leishmania en frotis de sangre periférica en los bordes del barco que se hundía de popa a proa.

La orden de sargentería "¡A formar¡" sacó de sus casillas al soldadito quien, volviendo al asunto del campamento, una vez aseado y vestido con su traje reglamentario de soldado, en vez de decir "Sí, señor", y ponerse en fila, le contestó afectado:-Esto no es más que incontinencia, señor; recibiendo un buen bofetón, que le hizo saltar un diente, y él rezando: -Dientecito, dientecito, que me salga otro más bonito.

-Daniel de Culla

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers