Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

No faltan Asnos en este País. Asnos de la Iberia que tiene el honor de haber poblado de Asnos las Américas. Al río de La Plata los llevó un fraile, y se procrearon por el Amor extremado de una Burra que a la chusma le anduvo haciendo elogios del fraile Y prueba que no hay Asnos como los nuestros lo hallamos en el privilegiado Sancho Panza cuando le menciona a don Quijote que la Educación es propia del Asno y que en la Poética de la Asnal Lengua Castellana "Rebuznar no es un Arte; es una Ciencia", según la insigne proeza y portento literario que lo es Cervantes en su Historia de Don Quijote, donde la Carne del Asno es manjar exquisito, tanto o más como la del Cerdo, a cual mejor de nosotros ha sabido
Daniel de Culla


Esta foto me gusta

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2smodern

Esta foto encontrada entre los escombros de Internet, me gusta. Me encanta el ver a Fidel tomando apuntes en el Cuaderno de Notas de Malcolm y a Malcolm intentando, quizás, leer detalles del discurso "La historia me absolverá" de Fidel, en su encuentro en el Hotel Theresa, en el barrio neoyorquino de Harlem. ¡Qué sonrisa más limpia y pura la de Malcolm, que complaciente la de Fidel¡

-Qué tiene Batista debajo del pelo, además de la frente?

-Mala patá de tirano valiente. Un santo de cabra. Me cago en su alma. ¿Y tú?

La Navidad, qué asco

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2smodern

-La Navidad, qué asco, dice mi amigo. Qué paliza. Toda ella está diseñada en metros de anuncios comerciales. Además de que está tocada de incesto entre dos primos.

Quiero hablar y no me deja. Él sigue:

-Toda ella está montada en el embuste y la mentira. Ya vamos a casa de los padres o a casa de los suegros por ver qué gozadas nos ponen a la mesa. Suegros que no sueltan un Euro, solapados en hectáreas de caciques. -¿Qué tal está usted, suegro?

Con plácido el amanecer

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2smodern

-Complacido, mi señor", le digo con segundas
a mi amigo Plácido
con el que he marchado a los montes de Moradillo
a ver salir el sol en su Amanecer
que tanto añoran
los grandes Asnos de mi Tierra
después de haber pasado una noche de verbena
en Aranda de Duero, en fiestas
que parecía una granja de cerdas y cerdos orgullosos
que Pascual cree merecerla
bien mamados y mamándonosla
asentados nuestros Ases de Oros o Culos
sobre el cabo de Creus, viendo el Finisterre
abrazándonos los dos
desde la Cantabria pechona hasta el Estrecho, en palos
que los huevos vitorean
aceptando los dos de cada uno la erecta ofrenda.

Tres en sumo

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2smodern

He visto por video un combate cuerpo a cuerpo de Sumo, y de verdad que estoy convencido que esto sí que me gusta, que es mucho mejor que escuchar las chorradas y promesas de los congresistas y senadores, que sólo saben Rebuznar y a quienes hacen valientes los borregos y borregas que piensan que su paz y su pan se lo deben al tirano de turno por su voto falseado y falsificado.

Yokozunas y Komusubis debieran de enfrentarse en el Congreso para quitar la permanente política de galbana, y alegrar los días continuos de riñonada del pueblo, para quienes su única sentencia divina es "ajo y agua": a joderse y aguantarse, porque el gobierno de turno se pasará por el forro cualquier crítica o manifestación contraria a sus espurios intereses.

Yo amo mi órgano

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2smodern

Yo amo mi órgano, desde chiquito. Cuando los reyes magos, mis papas, pusieron en mis zapatillas este "tesoro de Guarrazar", como le llamó mi madre, que era muy culta, me alegré tanto, que me puse a cantar como un cantante de ópera ligero. Antes, mis padres, los únicos reyes magos que de verdad existen, nos ponían en nuestras zapatillas, a mí y mis hermanas, una naranja grandota de Washi, cinco cacahuetes y cuatro higos, con una pesetilla. Pesetilla que me hacía gracia, pues mi madre, al lavar a mis hermanas el culete, siempre terminaba besándole y diciendo: "ay, mi pesetilla", y les echaba polvetes de talco. Cuando me lavaba a mí, al terminar, decía: "ay, mi pirulí de la Habana", y me echaba, también, talco.

El Pichón de la Isi

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2smodern

Mi amigo "el Pichón de la Isi", me pide que le haga un poema que hable de pajaritos, arbustos, árboles con un corazón grabado en su tronco, y no como los que suelo hacer tan surrealistas y realistas ellos.

Entonces, le saco del corral donde nos encontramos, en Puerto de Pajares, paso a través de las montañas que separan a León de Asturias, diciéndole: "arre, burro, y no te pares", que el poema que compuse en Pajares, le recitaré en Campomanes o, ahora, unas primicias por este camino viejo que va a la fuente nueva, para que no te enfades.

Tres en una de vaqueros

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2smodern

Recibí de Jan Springer (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., velvet_whispers), (Jan Springer (Oshawa, ON, Canada, 1960) seudónimo de una amiga epistolar, galardonada autora superventas, que escribe novelas románticas y eróticas para las más importantes editoriales de Estados Unidos, un regalo que ha dado en mi clavo ardiente de tamaño mayor o menor según voy leyendo y, a veces , me agarro y me la clavo, pues es evidente que la protagonista Jennifer Jane (JJ) Watson da tres en el clavo y ciento en la herradura; una protagonista que, salida de una cárcel de alta seguridad es, como Cleopatra, hermosa como ninguna, amante de un triunvirato de chavalotes hermosos, fornidos, robustos, recios, trabados de miembros y lechosos, héroes del fornicio, formado por Rafa, Dan y Brady, que me recuerdan a los famosos de la historia romana, constituidos para un fin determinado, por lo común poco moral, Pompeyo, César y Craso y el de Octavio, Antonio y Lépido; aunque, en este caso, como en el de ellos, se trata de la moral del Culo con buen temple, porque la Autora, que es miembro de la Unión de Escritores de Canadá y de Escritores de Romances de América, es una coneja literaria que escribe y pare como las propias rosas entre períodos que contienen cabal sentido erótico, entre clausulas breves y cortadas, en cuyo recinto de clausura no pueden entrar más que estos tres Vaqueros en clava de cachiporra fija, puntual, a cencerros desnudos.

Los niños vienen de Paris

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2smodern

Esta postal de Patricia, en su Blog "Historias, Amies, Lives", con ese su gran sueño de visitar algún día la Villa del Amor, me ha hecho recordar mis días pasados en esta Ciudad que de bella y de amor tiene como todas las demás en esencia, presencia y potencia. Piedras y más piedras, y restos de condones junto a las alcantarillas de la Torre Eiffel; Montmartre, a la orilla derecha del Sena, junto al Sacre Coeur, anunciadoras de que los niños vienen montados en condones.

"Que los niños vienen de Paris", fue el tópico, y sigue siendo, usado por todos los padres que en el mundo han habido y habrán, para callar las aventuras del Sexo, y no decir nada a los hijos, influenciados por una religión falsa y embustera, como lo afirmaba el Jorobado de Notre Dame, haciéndose pajas sobre las gárgolas para alegría y elogio del pueblo de Paris y su archidiócesis, valiéndose de retóricos rebuznos lisonjeros.

Macarrabracadabra

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2smodern

Es buenísimo: entre dos montañas, en un espacio ancho y despejado, dos jóvenes orinaban a la distancia de los troncos de una arboladura que hacían la figura de un navío, los árboles, intentando escribir la palabra "Macarrabracadabra", y lo consiguieron sobre un abomaso o cuarto estómago de un rumiante, ya disecado.

Ni fríos ni tibios se sentían, pero sí malhumorados por la abominable política que se seguía en su tierra, sin ninguna garantía, máxime, cuando ellos mismos decían: "que aquí se gobierna para cerdos y ladrones", pues el único alimento material y espiritual para esta sociedad aborregada eran el putiferio, la pedofilia santa, y el robo manifiesto.

Un beso a contrabeso

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2smodern

Unas señoras daban un segundo beso cuando otras daban el primero.

Hablaban de capar a un malvado que había violado a una joven por la tierra morena que hace y sirve para el campo, junto a una aceña, donde florecen besicos de monja, planta llamada también farolillo. El tal era un gañan a quien ninguna joven quería porque tenía la cara llena de besos de puta, y no era del gusto del pueblo pues era indecoroso, y casi siempre llevaba la bragueta abierta. Sin embargo, a las viejas del pueblo encantaba el gañán éste, y de él decían: ¡Qué buen mozo¡ Nos gusta su olor a choto.

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers