Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

No faltan Asnos en este País. Asnos de la Iberia que tiene el honor de haber poblado de Asnos las Américas. Al río de La Plata los llevó un fraile, y se procrearon por el Amor extremado de una Burra que a la chusma le anduvo haciendo elogios del fraile Y prueba que no hay Asnos como los nuestros lo hallamos en el privilegiado Sancho Panza cuando le menciona a don Quijote que la Educación es propia del Asno y que en la Poética de la Asnal Lengua Castellana "Rebuznar no es un Arte; es una Ciencia", según la insigne proeza y portento literario que lo es Cervantes en su Historia de Don Quijote, donde la Carne del Asno es manjar exquisito, tanto o más como la del Cerdo, a cual mejor de nosotros ha sabido
Daniel de Culla


La burra mandrágora de Maquiavelo

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

Nunca faltará alguien que desee montar la Burra Mandrágora de Maquiavelo, que montaba de fijo el joven Calimaco, florentino pajillero, asnalmente obsesionado, cual un Calixto de Melibea en la tragicomedia de La Celestina, de Fernando de Rojas, de una mujer casada con un doctor bobalicón, y sin hijos, Lucrecia, de diez, de doce, de veinte y uno y medio orgasmos guardados, esperando al mozo salido y bien hambriento que se les haga exhalar al estrecharla y apretarla.

El amante que se miró al espejo

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

...Y VIO EL CHUMINO DE SU AMADA

Era anochecida, y el Asno, que se encontraba en el piso de abajo, debajo del dormitorio de los Amantes, en la casa de labranza del abuelo Vallelado, Rebuznaba con jactancia, salido a la calle, al pueblo vuelto como hacen el político en su mitin o el cura en su misa, mientras la Burra insumisa le andaba a la husma.

El burro de mi tío

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

Hoy he cogido al Burro de mi tío y le he arrastrado hacia las eras tirándole de la verga, que tiene salida por culpa de una historia de adulterio; y no quiero yo llevarme los vara palos de la tía Candelas por haberle montado su Jumenta a escondidas.

Mira que le dije al Burro, delante de ella: -No jodas esta Jumenta, jodes de tu sangre burra, pues los dos sois primos carnales.

Obra II Homenaje a Julio Cortázar

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

"Poesía Romántica"

En Salamanca
Ombligo de dos letras
Tocan las campanas solas:
En el Huerto de Calixto y Melibea
Con lunares salpicados de yerba
Recreo mis amoríos, yo con ella.
Tanto como la quiero
Tanto como ella me adora
No me harto de besarle
Las manzanas de su pecho.

Nunca falta un roto para un descosido

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

Estoy con mi amigo admirando esta foto de Purple Fr, acordándome de la trifa o carne que cortaban y expendían los carniceros judíos españoles para el uso de sus gentes; como así se lo digo.

-Para mí, es el Tergeste, seno que hace el mar Adriático en la costa de Iliria, me contesta.

-No, le digo; es el trifolio hendido por dos partes.

Nos reímos como los devotos que hacen ejercicio de castidad durante tres días; a lo tonto.

Mi amor ¡Que matachin!

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

A sentir ha venido este recuerdo de mi Amor, cuando se ha ofrecido para comerme el conejo, como él mismo dice. Él es un cazador de primera, un matachín depredador. ¡De qué modo y qué manera mata aves, jabalíes, corzos, conejos¡ Yo nunca le he aplaudido sus cacerías, además de que soy simpatizantes de la Organización Amigos de las Especies y los Animales, pero como me come el conejo y todos los cercanos valles retumban a sus disparos, pues me alegra, además de que siempre tiene en la mano una cosa poderosa que me tira sobre el suelo, y me hace abrir las piernas como un Ayuntamiento abre sus puertas al señor Alcalde.

Un paseo por mi rastro madrileño

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

Qué de bellos, amables y gracioso recuerdos me trae al volver a patear el Rastro madrileño.

Subíamos andando desde la plaza Marqués de Vadillo, donde vivíamos, un amigo salido, también, del seminario como yo, y partíamos desde Tirso de Molina, por entre esas callejas tan oscuras donde mujeronas en las puertas nos ofrecían cantando: "Pipas, chicles, caramelos; hay plan". Siempre mi amigo elegía la misma, para echarle "el primer polvo mañanero", como él decía.

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers