Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

No faltan Asnos en este País. Asnos de la Iberia que tiene el honor de haber poblado de Asnos las Américas. Al río de La Plata los llevó un fraile, y se procrearon por el Amor extremado de una Burra que a la chusma le anduvo haciendo elogios del fraile Y prueba que no hay Asnos como los nuestros lo hallamos en el privilegiado Sancho Panza cuando le menciona a don Quijote que la Educación es propia del Asno y que en la Poética de la Asnal Lengua Castellana "Rebuznar no es un Arte; es una Ciencia", según la insigne proeza y portento literario que lo es Cervantes en su Historia de Don Quijote, donde la Carne del Asno es manjar exquisito, tanto o más como la del Cerdo, a cual mejor de nosotros ha sabido
Daniel de Culla


Dos recuerdos de curas pedófilos

el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

"Apartad a Eva del manzano, no sea lo de antaño", esto decía el padre "Culungu", Colombo, que hacía sacrificio espiritual y corporal para vencer la tentación y el pecado de lascivia, echándose en el glande, "todo elevado hasta el señor", como bendecía, esa dilatación candente de la extremidad del pabilo del cirio pascual siempre encendido. Este era natural de Avila, hoy padre superior del Seminario de Segovia.

Estos padres superiores, en todos los Seminarios, tenían el privilegio de elegir un siervo entre los nuevos y jóvenes seminaristas recién ingresados. Estos depredadores de dios divisaban y miraban desde alguna esquina agazapados a los jóvenes, "tan majos ellos en sus sotanas", cuando en fila india, iban o volvían del refectorio. Este siervo se dedicaba a cuidar de su habitación, arreglarle la cama, quitarle y limpiarle los zapatos - a este padre le limpiaba unos mocasines traídos de cuando fue cura de los indígenas de la América Septentrional, (creo que les hacía pajas y otras cosas a los indios Chuchumecos)"-, y atender a sus deseos, recibiendo a cambio el seminaristilla una subida de nota en las asignaturas de religión, latín y griego, y alguna falta a clase bien vista.

Marco Antonio y Cleopatra

el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

Marco Antonio y Cleopatra, reina de Egipto, hermosa y amante del Triunviro Marco Antonio, número del triunvirato de Octavio y Lépido se están tomando una poción compuesta de aguas destiladas, jarabes y otras materias medicinales, llamada "Julepe" al mismo tiempo que se dan un julepe, ajetreando en el amor.

Marco se inclina sobre el brocal de Cleopatra, antepecho del pozo alrededor de la labiada boca, acariciando el maragato, especie de adorno usado antiguamente por las mujeres en el escote.

Cleopatra: Marco, mamón de tigre, ven y envuélveme los labios con tus besos y téjeles con arroz con leche en gran abundancia, con mucho exceso, con extremado lujo y aparato. Dibujemos un Marabú con nuestros besos.

-Cleo, le responde Marco. Me vas quitando la savia, la vida a mi Maratobo, gallo de color almagrado claro, con las alas en forma de huevo más obscuras, y algunas plumas negras en la pechuga.

Jazmines abandonan este barco del Amor. Marco está hecho un brazo de mar. Cleopatra se le insinúa diciendo: Marco, de la mar el mero, de la tierra el carnero; la mar que se parte, arroyos se hace.

El mas tonto de los tontos

el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

Oigamos al suegro:
-" Mi yerno es el más tonto de los tontos
Ni os imagináis lo que ha hecho
Sabéis que tiene un huerto
En el pueblo de Huertapelayo
En la provincia de Guadalajara
En él plantó calabacines
Que al día de ayer estaban bien floridos
Con calabacines hermosos y grandes
Que a muchos y a muchas
Harían la delicia de su siesta

Despedida a un anciano en el geriatrico

el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

Eflorescencia
Que tenía un grano en la nariz
Compañera por atención
Al que se marcha del lugar en que estamos
Se despedía de Eguilaz
Su Amor de Geriátrico
Y le decía al pie de la cama
Junto al lecho, mientras moría:
-Te extrañaré
Eguilaz no sabía que iba a ser incinerado
El, con palabras entrecortadas
Le respondía:
-Te es pe ra re en el mis mo cie lo
Y te lle na re a rau da les de a mor
Apoyando Eflorescencia
Su mano en el húmero derecho
Por lo que el medio difunto gritó un "ay"
Más bien ronco

Maldita la hora en que el sapo despertó

el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

Tocándose el cuerpecillo carnoso eréctil
Que sobresale en la parte superior
De la Vulva
Entre cierta variedad de trigo
La doncella, que es de La Parte de Bureba
En Burgos
Se decía: " Maldita la hora en que el Sapo despertó
Un sapo sarraceno de la Andalucía Feliz
Echando sapos y culebras
Como engañosas palabras de amor
Entre escupidos escueznados
Como cuando la pulpa o carne de la nuez
Está en sazón

Buche, borrico mientras mama

el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

(A Miguel Hernández)

"La Libertad es algo que sólo en tus entrañas bate como el relámpago"
-Miguel Hernández

Levantando y retorciendo
Los pelillos del Poema
Alcanzo la Boleta en Libertad de Miguel
Para entrar sin embargo
En todas partes
Y digo: "Qué razón tienes, Majo
Ojala desde el cielo de tus entrañas
Caiga a raudales
El relámpago de la Libertad
Pues los Asnos de España
Todos, todos sufren los palos
De los Julos y los Resos
Jumentos por urna elegidos
Que van delante de los demás
Del rebaño o la recua
Para el buen o malo sostenimiento"

Suicidio de anciano

el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

El padre de mi cuñado se ha suicidado
En la Residencia de Ancianos
De Alcalá de Henares, en Madrid
Y no estaba como un cencerro, oiga.
Odiaba la Residencia, sí, y su existir
Él que había sido Libertario
Y que en la mala jugada
De la Guerra entre Hermanos
Salvó del paredón a muchas monjas
No le gustaba el comedor
Pues le parecía un campo de desguace
Listo para enterrar chatarra
Y les veía a todos allí
Como borregos y borregas
En un horno crematorio
Siendo imposible aguantar
Tanta chicharrería
Y las gilipolleces de la Tele, menos
En su programación de la mañana
La tarde noche y la madrugada.

Nacidas para ordeñar burros

el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

- Abuelo, ¿por qué hemos nacido para ordeñar Burros?

- Mi niña frágil, etérea, tus manos están hechas para eso como tu ojalillo de espumas entre las piernas está hecho para el placer y engendrar cuando tú quieras. ¿Esto te lo habrán enseñado en la escuela, no? : Que la verga del Asno-Hombre meterla has en tu caja de caudales, tu sagrario o la peseta, como le llama tu abuela. La semilla de creación cuando los machos se excitan es arrojada sobre la arena.

-Pero abuelo, ¿Cómo en la arena de los toreros con el toro?

Un día me pasó con un chico, cuando jugábamos con ella. Al mirarme las manos y los dedos sólo veía saliva y esperma. ¿Es esto, como mi prima dice, mi prima que es vaquera, que al ordeñar a las vacas los pezones, para vendérsela a Pascual, los calostros entre los dedos se le enredan?

-Niña mía. Esa espuma o leche de los Burros, muchas veces y otras veces si se guarda bajo vientre, entrando por el potorro de la entrepierna, en unos meses, y si te ha cagado bien el palomo, la inocencia de un feto en la panza se recrea.

Ay, Maricruz

el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

Despeados, maltratados los pies por haber caminado mucho para ir a las Eras, nos paramos en una medio caseta derruida. Entre culantrillos y alegrías, ella me enseñó el Chichi y me contó de qué modo hacían sus padres la Fiesta. Yo no vi nunca a mi padre cabalgar a mi madre en cueros, ni enseñarle a ella a montar. Ella me dijo que sí, que así se ponía su madre echada boca arriba, y enredando a su padre entre caricias le hacía venir encima de ella dirigiendo hacia su campana el badajo.

-"Enséñame el pito, me dijo ella. Que yo he visto a la abuela hacer sonar el pito del abuelo, uncidos los dos como en una rueda. Y mi madre, entre ays, ays, ays, afirmaba con ansia el miembro viril de mi padre, agarrándole como a un niño que va a la escuela. Así.

Cotilleos de abuelas en la Solana

el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

La Sogo", que es de Zamora, riega la galería henchida de macetas, deseando terminar las faenas de la casa para ir a la Solana, sitio donde da el Sol de lleno, no importándole coger una solanera. Allí estarán, también, "la Rosquilla", que es como una larva que se enrosca con facilidad y al menor peligro; "la Morcillomana", que es como un cabo de podadera; "la Haba", que siempre termina un diálogo diciendo: "El habar de Cabra se secó lloviendo"; "la Ratona" con gonela, especie de saya usada en lo antiguo, con el pelo sujeto en una trenza.

Y ahí están, entre aromas de cerdo y vacas, y sabores de sangría con canela, recordando su primer muñeca, quien la tuviera; los malos modales del esposo que acarrea siempre mala leche; su primer noche de boda, hecha a trapo, lana y pelo; el aliviar una polla en sus sensaciones febriles; y la gargantada expelida de una vez, ligando la Gaza de un cuadernal o montón para unirla bien al cuerpo de él.

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers