Pa coño,... el mío

Amores de barra

el . Publicado en Pa coño,... el mío - La Choni

0
0
0
s2smodern

Andaba yo la otra noche pensando y pensando; tengo un defecto asqueroso: le doy más vueltas al puto coco que un tiovivo, y si voy puesta, no le doy vueltas, le doy alas como las compresas modernas, practico el vuelo sin motor seguro… porque en el único sitio que caigo de bruces es en la cama… así si que se puede volar eh??.

El caso es que, durante ese vuelo ultraligero, me vinieron recuerdos a la memoria, recuerdos de mí misma, cuando no volaba, sino que hacía verdaderos viajes espaciales, con trasbordo incluido y visita obligada a la luna… pa que luego me digan que fue Armstrong el primero que puso el pié allí… y un huevo!!!, señores no se crean nada… esa huella es miaaaa!!.

Empecé a recordarme diez años atrás, diez años no parecen nada así, dicho a bote pronto, pero a mí  hoy me parecen una eternidad. Recordé lo que era mi vida sentimental…. DESASTREEEEE. Yo era una chica de ciudad, con todo lo bueno y malo que eso conlleva, independiente y actual, resuelta y segura de mi misma, siempre pisando fuerte pa que no me pisaran a mi, ya se sabe que el la jungla de asfalto los depredadores tienen mil veces más peligro que en la jungla del Congo… ríete de los leoncitos, el rey de la selva pa mi era como Garfield… un lindo gatito!!.

La vida en una gran ciudad es frenética, todo sucede demasiado rápido, tanto que si te duermes en los laureles un cuarto de hora, te has quedao atrás. Las gentes de una gran ciudad tienen, deben evolucionar a la velocidad de un antílope loco, de no ser así se verían devorados por ella y sus ocupantes, a todos los niveles, laboral, emocional y sentimental.. avanzar o morir!.

Sentimentalmente hablando, pillar cacho en una gran ciudad (entiéndase por pillar cacho encontrar una pareja estable) es más difícil que la inexistencia de la mansión de Felipe González en Tánger, que ya esta ahí construida pero que se sigue negando su existencia. Como es tan difícil encontrar una pareja estable, la gente se sube al carro de la modernidad (porque si no, eres un antediluviano), y a falta de pareja estable, se suma a lo que se lleva y se ve con naturalidad y como estandarte de modernidad: parejas y más parejas ocasionales.

Visto fríamente, tener multitud de parejas ocasionales no esta mal. De hecho, estoy segura de que esto es algo por lo que hay que pasar para tener más lecciones aprendidas. Pero mira tú, que de esto viene mi meditación transcendental, la madre del cordero. Como buena chica de cuidad, me he relacionado con miles de personas, y una de las cosas que más me gusta cuando conozco a alguien, es hablar sobre temas “transcendentales”, conocer a mi interlocutor a nivel sentimientos, inquietudes, sueños, aspiraciones, frustraciones… lo que no me interesa en absoluto son las conversaciones banales tipo: “me he comprado un plasma nuevo”, o “mi vecino de arriba hace un ruido del carajo”… paso, para mi son insufribles, me gusta adentrarme en la psique del otro, no por cotilleo propio de marujas, sino por intercambiar aprendizajes… tú me enseñas algo a mi y yo hago lo propio.

En el 99 por ciento de estas conversaciones, llegué a la conclusión de que, disfrazado de modernismo, de actualidad, de ser más fashion que Paris Hilton, lo que verdaderamente se esconde tras los sentimientos y aspiraciones de casi todo bicho viviente, es encontrar al amor de su vida, tener una vida sentimental estable y por siempre duradera, encontrar a su príncipe/princesa azul o del color más semejante al azul.

Solo el 1 por ciento afirmaba que le gustaba realmente el ligoteo, tener cada noche una experiencia nueva y con personas diferentes, y practicar sexo puro y duro… sin sentimiento alguno ni cursilada que se le parezca. Reconozco que este uno por ciento lo tiene muy, pero que muy clarito el tema… y también reconozco que en su totalidad son hombres, estoy por conocer una mujer que afirme que es esto lo que busca y con lo que disfruta y sueña, porque aun gustándoles el sexo ocasional, ellas siguen soñando con su hombre, el que nació hecho para ellas, el único, el mejor.. su gran amor.

También pude comprobar que, estas relaciones esporádicas, cuando las personas las practican con asiduidad porque es lo que hay, acaban hastiados de ellos mismos, con un sentimiento de culpabilidad y fracaso total. Al principio puede parecer hasta divertido, hasta liberador el despojarse de las cadenas educacionales y decir: ancha es Castilla!!, puede ser a nivel autoestima hasta teóricamente bueno el sentir que cada vez que salimos, atraemos la atención de alguien, uno se llega a pensar que  “es la ostia”, que somos capaces de ligar con quien nos da la gana… pero se nos olvida que, como decía mi abuela, “siempre hay un roto para un descosío”, con lo cual está claro que el ligar es como el cagar: caga el rey, caga el papa y caga mi vecina la Paca… aquí liga hasta el apuntador, porque no deja de ser cierto que creerse únicos e irresistibles sube por las nubes la maldita autoestima. Es por eso que al principio puede hasta ser gratificante, pero todas las personas con las que he hablado de este tema, me afirman que cuando llevan una temporada más o menos larga practicando esta modalidad, acaban hasta los mismísimos cojones… por algo será.

Mi experiencia personal es que, llegó un momento en que yo misma me decía: pero que coño estoy haciendo??, y no paraba de repetirme una y otra vez… no es esto lo que yo quiero y busco. Al final, las personas de la gran ciudad somos como zombis, unos acuden al psicoanalista para paliar esa falta de amor total, otras se tiran a la bebida y a los estimulantes, otras se tiran de un octavo piso, otras se tiran al trabajo y otras, sin saber como salir de esa espiral de mentiras disfrazadas de amor, se siguen tirando a todo lo que se mueve.

Hay afortunados que consiguen salir de esta espiral, bien porque tienen la gran suerte de encontrar una buena pareja, o bien porque evolucionan como personas, maduran y ponen su punto de mira en otras cosas más gratificantes, o menos destructivas. Hay quien se queda colgado al llegar a los 40 sin remisión, no ven salida, se ven entrando en la madurez con lo duro que es ese trance, sin pareja, sin hijos y muchas veces sin oficio ni beneficio… a estos se les ve llegar a la legua, se convierten en personas hirientes, taciturnas en muchos casos, malhumoradas y que, cuando te las encuentras no te cuentan alegrías porque realmente no tienen nada bueno que contar, solo penas, problemas y malos rollos, siempre se les ha roto una tripa u otra.

Es por todo esto que, “puedo afirmar y afirmo” … parejas ocasionales?? No gracias, antes me meto a mamporrera!!. Y yo, como reza el refrán: Virgencita que me quede como estoy!!.

La Choni.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers