Pa coño,... el mío

La puta de mi amiga Frasquita

el . Publicado en Pa coño,... el mío - La Choni

0
0
0
s2smodern

La tónica de mi vida ha sido siempre ser el paño de lágrimas y de mocos de todos mis amigos, hasta tal punto que cualquiera hubiese dicho que yo nunca tuve penas, porque mi gente está tan concentrada en los suyos, que los míos ¡como que importan un carajo!. Así han pasado mis años, escuchando y soportando aventuras, desventuras, amoríos, secretos sexuales y otros menesteres de todo bicho viviente que anduviera merodeando por mi vida. Hoy me he levantado graciosilla y dispuesta a largar cual portera despechada, voy a tirar de la manta y voy a contaros todas esas confidencias. Pensaréis: "esta tía es una maruja", o "la muy guarra se ha chivado", pero me importa un mierda, estoy hasta el potorro de aguantar penas de los demás, así aprenderán y comprenderán que una también tiene su corazoncito; me vengaré de cada vez que he tenido que ver lloriqueos y tristezas de los demás, y nunca tuvieron la delicadeza, viéndome triste de preguntarme: pero Choni... que te pasa??, se jodió el invento!¡a tomar por culo!. Por delicadeza omitiré el nombre propio de mis amigos (es la única concesión que hago), pero quiero que cuando lean esto, se identifiquen a ellos mismos con facilidad, ¡que se jodan!. Después de que no deje títere con cabeza tal vez pensaréis que mis amigos no me hablarán más en su puta vida, pero os garantizo que no será así, no desvelaré ciertos detalles para tenerles cogidos por los huevos y además deben tener en cuenta los miles de litros de whisky que corren por mis venas a cuenta de haber pasado horas escuchándoles, que en vez de sangre tengo bourbon, en el último análisis que me hicieron ponía:

  • Plaquetas: "12 years old"
  • Glóbulos rojos: "criados en barrica de roble"
  • Colesterol: "añada del 93"
  • Transaminasas: "on the rocks"

Voy a comenzar por despellejar a mi amiga "Frasquita", nuestra amistad data de quince años atrás; la chica se terminaba de separar después de un matrimonio aparentemente perfecto pero asquerosamente aburrido y reñido. El la adoraba, el pensaba que ella le adoraba; ella le hacía creer a el que le adoraba, ella tenía unas ganas de perderle de vista y hacer su puñetera vida que ni te cuento. De cara al barrio supo muy bien fingir el luto, iba llorando por las esquinas y con esto se ganó la simpatía de todo el vecindario y consiguió que el fuera un patán hijo de puta. Os juro por todo lo que se mueve que el era un chico estupendo y que ella era una verdadera arpía de armas tomar. Por la noche, cuando nos juntabamos a tomar una copita en la terraza de la cafetería de mi calle, dejaba de ser la buenecita Frasquita, se le desataba la lengua y se convertía en su propio yo; borde, fría, larga y putón verbenero, pero de cara a la galería era la inocente Fransquita. Uno de los motivos principales para separarse Frasquita fue el tema sexual, su no amadísimo ex difunto marido era un hombre digamos "estandar" en los menesteres de la carne, aunque ella había logrado hacerle creer hasta el último momento que andaba loca por sus huesos a base de fingir orgasmos y demostrarle falsos celos y cariños. El caso es que Frasquita estaba más salida que el rabo de un cazo, y poco le faltaba para salir corriendo detrás de todos los calzoncillos que se cruzaban en su camino. Primero se lió con un señor veinte años más mayor que ella, cincuenta y seis primaveras contaba para ser exactos; el señor tenía posibles, y andaba feliz como un idiota creyendo que Frasquita le adoraba así sin más. Mi amiga, para no renunciar a su insaciable apetito sexual le inflaba a Viagras al pobre hombre. A los tres meses a esa persona le llegaban las ojeras a los cataplines, de verdad que parecía que le había pasado por encima una manada de antílopes, y además empezó a ponerse tacañón con la pasta, así que Frasquita no tuvo más remedio que enviarle a tomar por culo (no sin antes sacarle la pasta para una estética de levantamiento de pecho). Pobrecito, lo pasó fatal y volvió con su santa exmujer jurando y perjurando no volver a caer en la trampa de otra mujer joven, insaciable, interesada y zalamera.... la muy puta lo dejó escurrido a el y a su cartilla de ahorros.

Una vez dejado u abandonado el señor Viagra, mi amiga adelgazó, se puso mona y se desmelenó como una zorra. Empezó a darse cuenta de que podía, tenía el poder de ligarse a chico más jóvenes que ella y más inexpertos, y así comenzó a desfilar por su cama de 2x2 todo un regimiento de mancebos . Como jóvenes que eran e inexpertos, Frasquita los manejaba a su antojo y conveniencia. El ligue más sonado, con el que más nos reímos cuando lo recordamos en nuestras noches de borrachera, fue un chico español pero de padre árabe, ya os podéis figurar de que pié cojeaba el muchacho... Frasquita tonteaba con el, hasta que una noche, cenando todos en su casa, nos dijo disimuladamente que ahuecáramos el ala, y dicho y hecho nos fuimos marchando entre disculpas y pretextos absurdos. Al día siguiente fuimos a verla, estaba en pijama y con una pinta horrorosa, andaba espatarrada y le preguntamos el por qué. La explicación fue de lo más explicita: ¡el muy cabrón tiene una polla tremenda, larga y gorda, vamos, una verdadera tranca!. Después de media hora relatándonos como el le subía la pata y le endiñaba hasta el páncreas, como la puso contra la pared y se la metió hasta la médula espinal, como la hizo hacer el pino y estando el de pie la espetó sin piedad, ya no podíamos más del dolor de barriga de la risa.

Han pasado quince años y Frasquita sigue igual, destrozándole la vida a todo ser viviente con testículos y pelo en pecho que se cruza en su camino... le cogió gusto la muy petarda al tema y ahí sigue. Ya no tiene 36 años, sino 51, pero le importa un carajo; juró por su santa cuenta bancaria que jamás volvería a enamorarse de un tío y juró más aun no volverse a casar, y ahí sigue la muy guarra, follándose a todo lo que se cruza en su camino y luego corriendo a contárnoslo a las amigas; al principio pensé que lo hacía para darnos una lección o envidia (a pesar de ser la más feucha del grupo), pero al tiempo me convencí de que simplemente era para poder descojonarnos cuando nos juntábamos a tomar copas. Antigüamente yo sospechaba que ella no era feliz, pero con los años me he dado cuenta de que, que coño, la tía se lo pasa todo por la rajeta del culo y es más feliz que Tedy Bautista cuando trincaba de la SGAE, y además, da igual la cantidad de billetes que lleven los susodichos en la cartera... ya se encarga ella de dejarlas más vacías que una casa de putas en nochebuena, de hecho, es la tía a la que menos he visto currar en toda mi puta vida.

En el próximo artículo despellejaremos a mi amigo Eufrasio... ese sí tiene tela!!!.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers