Pa coño,... el mío

Mierda de recortes!

el . Publicado en Pa coño,... el mío - La Choni

0
0
0
s2sdefault

Aviso de antemano: Vengo con un cabreo de cojones!, así que a aguantar el chaparrón con un par de huevos u ovarios, que hace tiempo que no escribo y hoy me voy a desquitar, y vosotros, como buenos seguidores míos, me lo vais a aguantar de mil amores...., en caso de mosqueo tenéis tres faenas: enfadaros, desenfadaros y procurar que no me enfade yo.

Estoy agobiada, mucho; harta, asqueada de las mismas palabras mal sonantes y repetitivas hasta la  saciedad: crisis (crisis, crisis, venga crisis, que si crisis para arriba, que si crisis para abajo), prima de riesgo hasta en la sopa, y la peor de todas: ¡recortes!, pero que puto asco señorrrrr....

Los españoles en dos años nos hemos vuelto monotema: todos hablamos de lo mismo, de lo mal que esta la cosa, de los bancos, del PP, de la Merkel y la madre que la pario, del paro, de la sanidad y enseñanza, de Grecia y de la bolsa, que da igual que suba o baje, la muy jodida jamás pesó tanto.

¡Estoy hasta las mismísimas entrañas, por favor, quiero, necesito un kit-kat urgente!.

A lo que iba, esta tarde hice un repaso a lo que ha sido mi vida en estos últimos 4 años y con la mente bien fría, he anotado en que ha cambiado realmente.

Hace cuatro años, yo llegaba a fin de mes.... ¡lo juro!. Todos los viernes tarde quedaba con mis colegas y nos tomábamos unas birras, charlábamos sobre como nos había ido durante la semana, era como una terapia de grupo estupenda; sobre las diez de la noche íbamos a tomar unas tapas y al terminar empezaba la tanda de cubatas, partida a la diana, hablábamos y hablábamos con buena música de fondo y empalmábamos un cigarrillo detrás de otro, hasta que llegábamos al punto de no retorno del “yo tambien te quiero, tío”, y al final de la noche cada mochuelo a su olivo, pero eso si, bien desahogados, contentitos, felices y cantando el Asturias patria querida.... era la reostia. La mayoría de los sábados también salía, aunque fuera a cenar al asiático de debajo de casa y en vez de 10 cubatas me tomara solo un par, por aquello de aprovechar el domingo. Los domingos por la mañanita paseo al centro de la ciudad, vermut y para comer encargaba pollo asado (los domingos no se trabaja) o un par de pizzas; siesta sagrada y por la tarde o sofá, o paseo a tomar un chocolate con churros, o un buen pastel, un cine o una cervecita helada.

Cada dos por tres una salidita fuera de la ciudad, una escapada de fin de semana; a la nieve, a ver museos a Madrid, a comer judiones a Segovia o a una casa rural con la peña.

Y lo mejor llegaba con el verano: viajecito a Ibiza, salida a la Costa Brava, noche de juerga desenfrenada en Benidorm; no me perdía una fiesta en 300 km a la redonda: moros y crisitanos, toros embolados, vaquillas, San Juan....

Luego llegaba navidad, por aquel entonces me iba de compras, me fijaba un tope de pasta por familiar y disfrutaba como una niña: esto para el papá, esto para mi sobrinito Miguelito, esto para la abuela Maria... me hacía una ilusión tremenda, aunque no fueran nada del otro mundo, siempre había un detalle para todos, nadie se quedaba sin su detallito. Tiraba la casa por la ventana, marisco, turrones, modelito pa noche vieja....

Madre del amor hermoso.... ¡¡aquello si que era vida!!..... coñoooooo aquellos si que era vidaaaaa.

¿Vais entendiendo el por qué de mi mosqueo????

Mi vida (triste) a día de hoy: me he dado cuenta de que llevo mucho tiempo limitando mis salidas, tanto que últimamente, muchos meses no tengo ni una sola salida, no me lo puedo permitir. Prohibieron fumar en sitios públicos, incluidos locales nocturnos; la prohibición ya me pegó una buena patada en todo el chocho, pero cual ovejita sumisa, obedecí y cumplí, pensé que siempre podía seguir fumando en mi casa o en casa de los colegas, me resigné, sentí mucha pena por los cientos de bares, restaurantes y pubs que cerrarían sus puertas sin remedio, por todos esos pequeños empresarios que se las verían putas para sacar adelante a sus familias, y en todos esos miles de camareros/as que irían a engordar las cifras del paro... pero cumplí, lo acaté y me jodí.

A día de hoy, me estoy planteando dejar de fumar, mi maltrecha economía se resiente a cada paquetito de tabaco que saco de la maquinita, de hecho, tengo que dejar de fumar irremediablemente.

Siempre me gustó tener mi casa muy iluminada, me encanta la luz y la claridad, no soporto las penumbras... ahora solo enciendo una lampara de pié a la que he puesto una bombilla de ahorro, he escondido el mando a distancia del aire acondicionado porque Iberdrola se ha convertido en mi peor pesadilla, todas las facturas me joden el fin de mes.

Hace dos años que no salgo de vacaciones, no me lo puedo permitir, ahora como mucho voy al pueblo a casa de mis padres para que me sigan dando de comer a la sopa boba.

Por primera vez en mi vida, guardo los zapatos de una temporada para la otra, los llevo al zapatero para que me arregle lo humanamente arreglable. Se acabaron las boutiques de moda, ahora mi armario esta lleno de etiquetas Tex del Carrefour y hasta las pinturas ya las busco en el chino de mi barrio.

Mi cinturón esta tan apretado, que sinceramente, me falta la respiración. Me juré que el internet sería lo último de lo que prescindiría en mi vida, pero tal y como esta el percal, con la subida del cabrón del IVA, y la amenaza de que en navidad mi paga con la que ahora ya solo tapo agujeros se me vaya también a tomar por culo, cualquier día me veo enviándoos estos artículos desde el locutorio del pakistaní de la esquina....

Y ahora decidme, queridos lectores: ¿es para estar de muy mala ostia o no?.

La cosa esta tan peliaguda que por si las moscas tengo un plan B: hacer las maletas, colgar el cartel de “cerrado” en el chiringuito y largarme a un país alternativo, donde la miseria de lo que me quede de paga me sea suficiente para vivir con el cinturón un poco más suelto, aunque solo sea un par de agujeritos.

Y me pregunto: ¿pero como coño hemos llegado hasta aquí?, y la respuesta esta bien clara: políticos  patateros de mierda, banqueros chorizos, afán de amasar fortunas en ladrillo, miles de oposiciones para puestos que  no hacían ni puta falta, montañas de funcionarios con el futuro resuelto, un parque movil alucinante por familia.... tener, adquirir, poseer, aparentar.... avaricia...

Puta España de pandereta.....

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers