Pa coño,... el mío

Día de la Mujer Trabajadora: ¡Mentira!

el . Publicado en Pa coño,... el mío - La Choni

0
0
0
s2smodern

Día de la Mujer Trabajadora… querrán decir día de la pringada de turno!!

8 de marzo… día de la Mujer Trabajadora… y yo con estas pintas!!; pero como no se me ocurre arreglarme para celebrar tan insigne fecha??. Abro mi ordenador y me llegan felicitaciones de toda clase e índole, de hombres y mujeres (y de gatos si pudiesen teclear con sus zarpitas)… y yo con los rulos puestos!!!!!! Que vergüenza!!!!

Y me pregunto: felicitaran a las mujeres en Somalia, por ejemplo?? Y.. esas mujeres, con el bebé cargado en la espalda, 50 kilos de madera cargados en la cabeza y dos cantaros en ambas manos de 5 litros de agua cada uno.. se felicitaran las unas a las otras con una gran sonrisa cuando se crucen en los polvorientos caminos?? Los hombres de la tribu les darán palmaditas en la espalda y las animarán a seguir luchando por sus derechos??... ay señor que no lo veo yo esto!!.

Y por eso, este día es para mi como para la mayoría el Día de San Valentin… una puta mentira!!!. El día de San Valentín una mentira inventada por el Corte Finlandés para vender, y el día de la Mujer Trabajadora un invento de unos cuantos “mandamases” inútiles para justificar su inutilidad.

Y las habrá que estén contentas y felices con este embuste!!... pues oiga, yo no!!, a mi que me la metan… pero bien derecha, nada de doblada!!.

Analicemos el título del susodicho día: Mujer Trabajadora, y para esto, simplemente voy a echar la vista atrás en mi propia vida… a ver que me encuentro!.

Yo era una princesita dulce y feliz, vivía en casita de mis papás, contenta, protegida y feliz. Un día a los veinte años dejé de estudiar y decidí hacer mi vida… y ahí entré en el periplo y el engaño de la mujer curranta.

Esta era mi vida a grandes rasgos:

A las 7 de la mañana sonaba el despertador y yo lo maldecía por cabrón!, saltaba de la cama e iba a luchar para conseguir despertar  a mis niñas y que se pusieran en funcionamiento… sí, era una lucha, ya sabéis a que me refiero. Mientras se levantaban me duchaba yo, tango el record de ducha rápida, soy la tía que más rápidamente se ducha del planeta!.

Me vestía volando (o no tan volando porque claro, trabajar en un despacho conlleva ir de traje de chaqueta.. vamos, que no era ponerme un chandal y a la calle) y preparaba el desayuno de las hijas, las ayudaba a vestirse, a preparar la mochila, les hacía el almuerzo para el recreo, sacaba del puto congelador lo que iba a preparar ese día para cenar. Todo esto aderezado con miradas cada 3 minutos al reloj, ataques de nervios ante la pasmosa tranquilidad de las crías y un pinchazo en la boca del estomago al pensar en verle el careto al hijo de la gran puta de mi jefe.

Salía de casa, montaba en el coche a las pequeñas y a toda ostia hacia el colegio de la mayor y luego, sin perder ni un minuto hacia la guardería de la pequeña. Seguía volando con el coche hacia el trabajo y luego, como no, los ataques de ansiedad para encontrar un puñetero hueco para meter aquel trasto.

Resultado de las dos primeras horas de mis días: Un ataque de histeria terrible!!.

De 9 de la mañana a 3 de la tarde tenía que lidiar con mi jefe, el hijo de la gran puta que antes mencioné. Solo verle el careto al entrar al despacho ya me producía una gastritis aguda y unas ganas tremendas de pegarle esa patada en los cojones que nadie tenía cojones de pegarle… porque quien paga manda y a quien paga no se le pega una patada en los cojones… aunque siempre se podría pagar a un sicario barato  pa que le diera la del pulpo!, total, hasta su santa esposa se alegraría.

A las 3 de la tarde, cuando mi resistencia psíquica ya estaba al borde del colapso por aguantar al cerdo, salía corriendo y me echaba en la boca cualquier cosa medianamente comestible que encontrara de camino al colegio y a la guardería para recoger a las niñas.

A las 5 volvía a llevar en el coche a mis santas hijas y sus lloriqueos y todas sus peticiones, porque oye, los hijos alegrías alguna dan (pocas), pero pedir, lo que se dice pedir pues que les hizo la boca un fraile!. Como era muy buena madre, todos los días sesión de merienda en el parque, esto lo hacía por sentirme bien mentalmente, odiaba sentir remordimientos por encerrar a las hijas en casa, así que prefería cagarme en las muelas de las mamás que se sentaban en mi mismo banco a charlar de guisos, maridos e hijos que sentirme fatal por las niñas.

Sobre las 7 de la tarde, vuelta a casa. Ahí si que venía lo bueno. Persecución con amenazas de niñas porque no se quieren duchar, mas amenazas para conseguir que hicieran los puñeteros deberes (estos los inventó un gilipollas), peleas entre niñas, un par de lavadoras, preparar la cena, conseguir que cenen y se metan en la puta cama de una vez por todas y me dejen vivir un rato tranquila, tender lavadoras, planchar la ropa que hace falta para mañana, besitos de buenas noches… y por fin, con un poco de suerte sobre las 11 de la noche….dejo caer mi culo en el sofá y se acabó mi jornada laboral y familiar. Y claro, estoy tan sumamente destrozada que a los 5 minutos estoy roncando!.

Y esta ha sido señores mi vida durante unos 25 años… y ahora entenderéis el por qué me cago en el puto día de la mujer trabajadora y la madre que parió a los capullos que instauraron esta festividad para recordarme, una vez al año, el martirio vivido durante 25!!

Sinceramente, preferiría festejar y recordar 25 años de mujer florero mantenida!!!

Y ahora.. si eres mujer y trabajadora, y te has visto identificada conmigo… deja tu mensaje en comentarios cagándote en tan ilustre día.

La Choni

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers