Varios insolentes

Presagio de una herida

el . Publicado en Varios insolentes

0
0
0
s2smodern

Miro la cama coronada de fotografías. Bocas que vomitan sonrisas y se han ido cerrando con el paso del tiempo. Calientes alientos, asmas multiplicadas por la emoción, inhalaciones, olores y sabores que no van a regresar de un paraíso olvidado colocado entre las ingles y el cerebro. Miro la cama y abro la maleta. No hay nada que llevarse. Abandonar es la única vacuna posible para curar el asfalto, incendiada ciudad que me ha corrompido. Vagones atestados. Ojos vacíos. Edificios. Promesas incumplidas.  Ya no hay lugar para la carrera, detenerse a estudiar los bordes del equipaje es la única esperanza.  ¿En qué me he convertido? . Como una bomba la caja de pandora explota ante mis ojos, atenaza la herida con un espejo roto, presagio de que la mala suerte es buena compañera, después de ella no hay otro cobijo que el asco del paseo. He sudado millas del metro a la oficina, del metro a la epidemia del hogar consagrado, del metro a la tasca donde amaneciendo el holocausto me emborrache a solas, exterminando la cordura en cada vaso de whisky sin respetar la línea que rompía el tabique hasta llegar a la cama. Y es  allí donde me han descubierto. Donde me he desnudado. Me colocaron un peso pesado a la espalda y he sudado millas desde el peso hasta soltar amarras.

Un culebrón en plasma

el . Publicado en Varios insolentes

0
0
0
s2smodern

Si he aceptado escribir en este sitio es porque tengo una relación de amor con la Insolencia. Lo que comenzó como una aventura esporádica donde los brotes de sinceridad se vomitaban con gusto y sin piedad es, a día de hoy y con el paso de los años, una enfermedad esquizofrénica que me exprime y desenfrena…

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers