Salía a la calle, iba por el monte, descendía el valle, entraba en las casas y le daban algo de comer. Mirábanle como a un manso galgo. Un día, Francisco se ausento. Y el lobo dulce, el lobo manso y bueno, el lobo probo, desapareció, torno a la montaña, y recomenzaron su aullido y su saña. Otra vez sintiose el temor, la alarma entre los vecinos y entre los pastores; colmaba de espanto los alrededores, de nada servían el valor y el arma, pues la bestia fiera no dio treguas a su furor jamás, como si tuviera fuegos de Moloch y de Satanás.


El buscador

Escrito por Jorge Bucay el . Publicado en Bailando con lobos

0
0
0
s2smodern

Hace dos años, cuando terminaba una charla para un grupo de parejas conté, como suelo hacer, un cuento a manera de regalo de despedida. Para mi sorpresa, esta vez, alguien del grupo pidió la palabra y se ofreció a regalarme una historia. Ese cuento que quiero tanto, lo escribo ahora en memoria de mi amigo Jay Rabon.
Jorge Bucay

Esta es la historia de un hombre al que yo definiría como buscador...

Un buscador es alguien que busca, no necesariamente es alguien que encuentra.

Tampoco esa alguien que, necesariamente, sabe lo qué es lo que está buscando, es simplemente para quien su vida es una búsqueda.

Un día, el buscador sintió que debía ir hacia la ciudad de Kammir. El había aprendido a hacer caso riguroso a estas sensaciones que venían de un lugar desconocido de sí mismo, así que dejó todo y partió.

Rousseau: El origen de la desigualdad

Escrito por Rousseau el . Publicado en Bailando con lobos

0
0
0
s2smodern

Rousseau tuvo el gran mérito de ser el primer filósofo jusnaturalista que pudo escapar de las trampas argumentativas que justificaban el orden actual de la sociedad, en relación a una supuesta distribución desigual de capacidades. En el siguiente extracto de su Discurso sobre el origen de la desigualdad entre los hombres, plantea esta novedad del pensamiento, que luego sería tomada por Marx en su famoso Capítulo XXIV de El Capital, aplicado al origen del capitalismo.

Dice el amigo:

El abandono del pensamiento crítico

Escrito por Tahar Ben Jelloun el . Publicado en Bailando con lobos

0
0
0
s2smodern

Cuando el pensamiento crítico abandona la partida, dejando el campo libre a todas las extravagancias, y cuando la duda, sea metódica o estratégica, se ausenta, es el individuo el que renuncia a su condición de tal, se pierde en la muchedumbre y se convierte en elemento insignificante, ahogado y no reconocido.

El integrismo ideológico, de carácter religioso o político, o ambos a la vez, incluye en su funcionamiento el rechazo del diálogo. El Otro sólo existe en la medida en que entra en la ciudadela de las certidumbres y no se le ocurre salir de ellas y menos aun expresar un rechazo o denunciar un error. La sociedad es un bloque monolítico, cuyas salidas están cerradas ante el presentimiento de un peligro, de una amenaza venida del exterior y canalizada por elementos extraviados.

Nuestros hijos los brujos

el . Publicado en Bailando con lobos

0
0
0
s2smodern

HABÍA una vez un niño de cuatro años, absolutamente normal, que veía y hablaba con alguien a quien los demás no alcanzaban a ver ni oír.

Sentado en el suelo, frente a un sillón vacío, parecía entablar divertidas conversaciones con la nada.

El personaje quizá inexistente debía conocer muchos chistes, y sin duda tenía mucha gracia para contarlos, ya que el pequeño se desmadejaba de la risa. Y, como siempre que un niño se ríe sin motivo aparente, los envidiosos mayores empezaron a preocuparse por lo que tomaron como una recurrente fantasía. Y lo llevaron a una psicóloga.

No se trata de un cuento para niños, sino de un hecho misterioso, pero verdadero, cuya moraleja encierra una lección de humildad para los mayores:

El padre, la madre y la abuela paterna del niño se presentaron con el pequeño en el despacho que la psicóloga Irene María Bueno tiene en la plaza de San Francisco de Zaragoza.

La psicóloga le pidió al niño que describiese al personaje con quien hablaba.

La tragedia de Romand

Escrito por Octavi Martí el . Publicado en Bailando con lobos

0
0
0
s2smodern

Jean-Claude Romand, un tranquilo funcionario cuarentón de la  Organización Mundial de la Salud (OMS), se levanta aquel 9 de  enero de 1993 más temprano que de costumbre. En vez de inspeccionar el césped que rodea su casita en Gex, una pequeña localidad  situada a 17 kilómetros de la frontera suiza y a muy pocos más de Ginebra, mata a su esposa Florence y a sus hijos Aritoine y Caroline, de tres y siete años. Luego va a  la casa vecina, la de sus padres, y  también acaba con ellos. El perro  tampoco escapa a la exigencia asesina del funcionario, que hoy, por una vez, no marcha puntual hacia la oficina, sino que prende fuego a las casas después de ingerir  todos los somníferos que quedaban en un tubo.

El aciago Demiurgo

Escrito por E.M. Cioran el . Publicado en Bailando con lobos

0
0
0
s2smodern

Pensamientos extrangulados

Se está acabado, se es un muerto en vida, no cuando se deja de amar, sino de odiar.

El odio conserva: en él, en su química, reside el "misterio" de la vida.

Por algo es el mejor tónico nunca encontrado, tolerado además por cualquier organismo, por débil que sea.

El refinamiento es signo de vitalidad deficiente, en arte, en amor y en todo.

Lo que corresponde a quien se ha rebelado demasiado es no tener ya energía más que para la decepción.

Ante ese insecto, del tamaño de un punto, que corría por mi mesa, mi primera reacción fue caritativa: aplastarle, pero después decidí abandonarle a su alocamiento.

Somos injustos con el diablo

el . Publicado en Bailando con lobos

0
0
0
s2smodern

Un día el Diablo le dijo a Dios:

"¿Qué es esto? ¡Qué injusto! Haga lo que haga la gente, siempre que ocurre algo malo me echan la culpa a mí. ¿Qué culpa tengo yo? ¡Soy inocente! Mira, te mostraré como me culpan por todo".

Había un fuerte carnero sujeto a una cuerda, que a su vez, estaba atada a una estaca. El Diablo aflojó la estaca y dijo: "Esto es todo lo que voy a hacer".

El carnero dio un tirón y arrancó la estaca del suelo. La puerta de la casa de su propietario estaba abierta y, en la entrada, había un hermoso espejo, enorme y antiguo. El carnero vio su reflejo en el espejo, agachó la cabeza y atacó. La luna quedó destrozada.

La hija quejica

el . Publicado en Bailando con lobos

0
0
0
s2smodern

Una hija se quejaba a su padre acerca de su vida y cómo las cosas le resultaban tan difíciles.

No sabía cómo hacer para seguir adelante y creía que se daría por vencida.

Estaba cansada de luchar. Parecía que cuando solucionaba un problema, aparecía otro.

Su padre, un chef de cocina, la llevó a su lugar de trabajo. Allí llenó tres ollas con agua y las colocó sobre fuego fuerte.

Pronto el agua de las tres ollas estaba hirviendo.

Decálogo de William J.H. Boetcker

el . Publicado en Bailando con lobos

0
0
0
s2smodern

Decálogo de William J.H. Boetcker (1916)

Decálogo significa "diez palabras". Este decálogo pertenece al reverendo William J.H. Boetcker (1873-1962), que lo publicó en 1916. El decálogo se hizo famoso cuando lo citó en 1992 el entonces presidente Ronald Reagan, adjudicándoselo erróneamente a Abraham Lincoln, lo cual fue graciosamente destacado por la prensa, como muestra del despiste mental del ex actor.

La confusión de Reagan, se supo después, se debió a que el Comité para el Gobierno Constitucional publicó en 1942 un panfleto titulado “Lincoln on Limitations” que de un lado decía conocidas palabras de Lincoln, y al dorso estaban las ahora famosas “Ten Cannot” (”Diez No Puede”, porque cada frase comienza “You cannot” = Usted no puede) de Boetcker, pero en el folleto juntaron la atribución de las citas a Lincoln, generando el error.

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers