Reencarnación

Escrito por Miguel Pedrero el . Publicado en Muy interesante

0
0
0
s2sdefault

La 20 mejores evidencias. Las investigaciones científicas y los casos que prueban la realidad de esta creencia ancestral.

Desde hace décadas, científicos, profesionales de la salud y terapeutas han llevado a cabo diversas investigaciones con el objetivo de comprobar si los relatos de personas –sobre todo niños de corta edad– que recuerdan detalles de sus vidas pasadas se corresponden con la realidad. Las conclusiones de estos estudios y de otros igual de sorprendentes que damos a conocer en este reportaje, apuntan directamente a la veracidad de la teoría reencarnacionista.

La creencia en la transmigración de las almas no sólo es propia de las religiones orientales, sino que era admitida en el seno de las Iglesia católica hasta que el emperador Justiniano I (483–565 d. C.) la abolió. Consideraba que esta convicción socavaba el poder terrenal de la Iglesia y, por lo tanto, el suyo propio, quien en última instancia controlaba a la institución religiosa. Era más conveniente para sus intereses la fe en un cielo y en un inierno eternos como premio a los actos en la vida. Pero no es el cometido de este reportaje mostrar cuáles son los orígenes de tan extendida creencia, sino presentar aquellas evidencias que apuntan a su realidad, puesto que en las últimas décadas reputados cientíicos y profesionales de la salud se han preocupado de investigar la cuestión desde un punto de vista racional y objetivo.

1 - DEMASIADOS RECUERDOS

Es el caso de la doctora Helen Wambach, que realizó ininidad de regresiones hipnóticas a numerosos pacientes, descubriendo que casi un 90% de éstos recordaba acontecimientos de alguna vida pasada, incluso entre individuos que no creían en la reencarnación.

¿Acaso este método introspectivo es capaz de sacar a la luz esa clase de memorias, quizás ocultas en el fondo de nuestra conciencia, de nuestro yo más profundo, de nuestra auténtica personalidad: aquella que se ha conformado tras miles de experiencias en diferentes cuerpos?

2 - MILES DE INCIDENTES

Sin duda, el mejor investigador de la hipótesis reencarnacionista fue Ian Stevenson (1918-2007). Doctor en medicina, enseñó en la Universidad Estatal de Lusiana (EE UU), publicó importantes investigaciones cientíicas sobre las enfermedades psicosomáticas y ocupó el relevante cargo de jefe del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Virginia (EE UU). Durante cerca de cuarenta años, Stevenson y su equipo estudiaron casi 3.000 casos de niños que eran capaces de recordar sus vidas anteriores. Los expertos viajaron por todo el mundo entrevistando a los pequeños y a sus familiares, y luego tratando de comprobar todos y cada uno de los detalles ofrecidos por éstos respecto a sus encarnaciones.

Algunos de los casos, tal como mostraremos a continuación, sólo pueden caliicarse de sorprendentes. Una de las conclusiones de Stevenson y los suyos es que los niños de entre 2 y 4 años son los que más información aportan sobre sus existencias pasadas, y es entre los 5 y 7 años cuando empiezan a perder la memoria de las mismas.

3 - FOBIAS Y VIDAS PASADAS

El médico psiquiatra Jim B. Tucker se convirtió durante años en uno de los más activos ayudantes de Stevenson. A la muerte de éste, tomó el relevo en la investigación de la tesis reencarnacionista. En uno de sus trabajos dio a conocer las conclusiones de un fascinante estudio estadístico. De los 3.000 casos recopilados, 1.100 se introdujeron en un programa informático que los analizó en base a 200 variables. Entre las conclusiones podemos destacar la siguiente: un 75% de los niños recordaba cómo había muerto en su anterior existencia terrenal. De éstos, alrededor de un 70% habían fallecido por causas no naturales, como ahogamientos, asesinatos, accidentes, etc. De los datos se puede deducir que una muerte impactante deja un mayor resquicio en nuestra conciencia.

Otro interesante hallazgo tiene que ver con la estrecha relación entre la causa del deceso en una vida anterior y el padecimiento de fobias en la actual. Por ejemplo, de 47 casos de niños que recordaban su in por ahogamiento, 30 de ellos presentaban un inexplicable temor a sumergirse en el agua.

4 - MARCAS DE NACIMIENTO

Según el citado análisis estadístico, en un tercio de los casos investigados en la India, los pequeños presentaban marcas físicas o defectos de nacimiento que se correspondían a heridas sufridas en sus existencias anteriores. En un 18% de los mismos, los investigadores no sólo consiguieron el testimonio de familiares de las anteriores encarnaciones de los pequeños, sino también informes médicos. Asimismo, se descubrió que el tiempo medio entre la muerte de una personalidad y el nuevo nacimiento es de unos dieciséis meses. De los 1.100 casos, en 69 los sujetos recordaban detalles muy precisos de su funeral.

En 25 de éstos los investigadores pudieron comprobar la veracidad de tales descripciones. También causó sorpresa que de los 34 casos en que el género de la vida previa y la actual era diferente, el pequeño mostraba ciertos comportamientos propios del sexo opuesto. Sin embargo, a medida que pasaba el tiempo, los niños se iban acoplando deinitivamente a su identidad de género.

5 - TESOROS OCULTOS

Uno de los casos más sorprendentes de todos los investigados por el Dr. Stevenson es el protagonizado por la niña Swarnlata Mishra, nacida en Uttar Pradesh (India) en 1948. A los tres años de edad, cuando paseaba con su padre por el pueblo de Katni, le recomendó que fueran a tomar té a su casa, donde vivía antes de nacer. Swarnlata ofreció detalles asombrosos sobre su antigua familia, llegando a identiicar a varios miembros de la misma, incluido su exesposo Sri Pandey, a quien reveló que en el pasado había tenido dientes de oro y que escondía 1.200 rupias en una caja, información que desconocían sus parientes pero que Pandey acabó admitiendo.

Un suceso similar tuvo como protagonista a Djebel el Alla, un niño druso de cinco años que dijo haber sido un hombre rico en Damasco. Llevado a la capital siria por varios de sus parientes, reconoció numerosos detalles de la ciudad que no podía saber y los guió a su antigua casa, donde vivía una mujer que reconoció como su esposa. El pequeño hizo un repaso completo a su vida, ofreciendo ininidad de datos concretos, e incluso reveló una lista de sus antiguas propiedades y nombres de familiares y amigos. Pero lo verdaderamente sorprendente ocurrió cuando dijo que en su anterior vida había ocultado una considerable suma de dinero en el sótano de la casa. Hacia allí se dirigió, sacando el «tesoro» de su escondrijo ante la mirada atónita de todos los presentes.

6 - LA TIENDA DE GALLETAS

El Dr. Stevenson también investigó in situ el caso de Parmod Sharna, un niño nacido en 1944 en Uttar Pradesh (India), quien decía recordar su existencia anterior. A los cuatro años empezó a decir que tenía una esposa en la ciudad de Moradabad, que regentaba una tienda de galletas conocida como Hermanos Mohan y que había fallecido a causa de una enfermedad estomacal. El psiquiatra viajó a la India para entrevistar al pequeño y a su familia. Después localizó una tienda de galletas en Moradabad, que efectivamente se llamaba Hermanos Mohan, comprobando que uno de los hermanos efectivamente había muerto a causa de problemas gastrointestinales.

7 - DETALLES PRECISOS

Otro caso citado en varios de sus trabajos por el prestigioso psiquiatra es el de un niño francés que, cuando comenzó a hablar, indicó que en una vida previa había muerto como consecuencia de unas balas que le alcanzaron justo donde presentaba varias marcas de nacimiento. Ofreció los nombres de sus asesinos y añadió que uno de ellos lo había acusado de hacer trampas en un juego de cartas antes de que acabaran con su vida. También dio su propio nombre, los de sus padres, hermanas y una amiga, y dijo dónde había vivido y otros muchos detalles. Por si fuera poco, se resistía a aprender francés, hablaba en un lenguaje incomprensible para sus padres, le gustaba el arroz y el curry caliente y mostraba una enorme agilidad para subirse a los árboles, capacidad que justiicó airmando que en su anterior encarnación había sido recolector de cocos. Stevenson identiicó el idioma que utilizaba el pequeño como cingalés y descubrió que el pueblo citado por éste se encontraba en Sri Lanka. En dicha localidad se entrevistó con varios de los vecinos, quienes reconocieron que allí había vivido un recolector de cocos al que habían asesinado de varios disparos unos años antes de que el niño francés hubiera nacido.

8 - SORPRENDENTES DÉJÀ VU

El fenómeno del Déjà vu es bastante común. De hecho, la mayoría de nosotros hemos experimentado alguna vez esa sensación de estar viviendo algo que ya nos había pasado. Aunque puede explicarse de modo racional acudiendo a ciertos resortes de nuestra mente, existen algunos incidentes de esta clase que todavía no encuentran solución y que los defensores de la tesis reencarnacionista empuñan como arma arrojadiza contra los escépticos. Como el que vivió un joven sirio de veinte años llamado Najib Abu Faray, que cierto día viajó a Djebel Druse, una ciudad situada a cientos de kilómetros de la suya. La localidad enseguida le pareció extrañamente familiar, y acabaron aflorando en su mente recuerdos de una determinada casa donde había vivido en una anterior existencia.

El joven acabó entablando contacto con los habitantes de esa vivienda, a los que reconoció como sus antiguos familiares. Ofreció un buen puñado de detalles sobre su vida pasada, como una disputa que había mantenido con otra persona a causa de los límites de unas viñas. Pero lo sorprendente es que puso al descubierto un escondite desconocido para todos, donde había ocultado una considerable cantidad de dinero. Los atónitos testigos acabaron reconociendo a Najib como la encarnación de Mansour Atrash, fallecido en 1897, poco antes del nacimiento de nuestro protagonista.

9 - EL HOMBRE EMPAREDADO

Otro suceso más que sorprendente lo sacó a la luz el reverendo Leslie Weatherhead. Una conocida suya había llevado a su hijo David a visitar una villa recién excavada en Nápoles (Italia). El niño, de corta edad, no tardó en echarse a llorar, al tiempo que decía: «Sácame de aquí mamá, sácame de aquí. Fue todo tan horrible, no lo puedo soportar». En otra ocasión, cuando ambos se encontraban en unas cuevas de Guernsey, una dependencia de la Corona británica ubicada en el canal de la Mancha, el niño recordó unos hechos que había experimentado en una vida anterior, indicando el lugar exacto en el que un hombre joven había sido emparedado. La madre de David se puso en contacto con las autoridades, que al principio no le hicieron el menor caso, pero tras comprobar la insistencia y seguridad que mostraba el pequeño, decidieron derribar un muro. Entonces apareció una puerta tapiada, detrás de la que se descubrió un esqueleto tendido en el suelo.

10 - DATOS MÁS QUE CONTRASTADOS

Gnanatilleka, una niña de dos años nacida en 1956 en Hedunawa (Sri Lanka), de padres de habla tamil, comenzó a decir que había tenido otra familia. A la edad de cuatro se negó a entrar a un templo decorado con varios elefantes de piedra, al igual que a emplear juguetes que representaran a dicho animal. Dijo que en su anterior vida un elefante la había matado y acto seguido comenzó a hablar en cingalés, un idioma que desconocía. Con el paso de los días, empezó a ofrecer nuevos detalles sobre su existencia pasada. Recordaba que había vivido en Talawakelle, a unos Reencarveintidós kilómetros de distancia de Hedunawa, rodeado de hermanas, y había sido el séptimo hijo. Los detalles coincidían con Turin Tillakeratne, vástago de un empleado de correos, fallecido en noviembre de 1954 a la edad de doce años a causa de la embestida de un elefante. Varios investigadores y familiares llevaron a la niña a visitar a la familia de Turin. No tardó en reconocer a su madre, padre, hermanas, hermano mayor y al maestro de escuela. Ofreció datos concretos, como un robo de joyas que había sufrido la familia, el peinado que tenía su padre en el pasado y la necesidad de comprar leña porque en Talawakelle no había cocoteros. También reconoció las pertenencias de Turin. Además, la niña presentaba una cicatriz en la rodilla y dolores en el vientre, que se correspondían con las heridas inligidas por el paquidermo a Turin.

11 - REGRESIONES A OTRAS EXISTENCIAS

Las regresiones hipnóticas a vidas pasadas no son una terapia moderna, sino que se viene practicando, al menos que se sepa, desde principios del siglo XX. El doctor Mortis Stark y el coronel Albert de Rochas fueron los pioneros de esta técnica en 1906 y 1911 respectivamente, pero acabó popularizándose a mediados de los años 70 gracias a varios best sellers publicados en EE UU. En su libro Reencarnación: creencias ancestrales y testimonios modernos (Robinbook, 1990), el conocido escritor David Christie-Murray da a conocer el caso protagonizado por la señora Norbert Williams, de Indianápolis (EE UU). A lo largo de siete regresiones hipnóticas recordó escenas de su vida anterior en la piel de un soldado confederado llamado Jean Donaldson. La mujer suministró numerosas informaciones idedignas sobre diversas batallas de la Guerra Civil estadounidense (1861-1865), en una de las cuales habría perdido un ojo y en otra, dos años después, la propia vida.

Los investigadores comprobaron que James Donaldson vivió realmente. Antes de la guerra había tenido una propiedad al suroeste de Shreveport y sido miembro de la milicia de Luisiana en 1862. La calle Walter, citada por la señora Williams durante una de las sesiones, había existido en el antiguo Shreveport, al igual que un tal James Duncan, referido por la mujer en otra regresión y que se comprobó había sido vecino de Donaldson.

En 1969, el Dr. Jess Stearn publicó un detallado informe sobre las regresiones efectuadas a la joven Joanne MacIver. Recordó haber sido Susan Ganier, nacida en 1835 en Saint Vincent Township, en el condado de Grey, Ontario (Canadá). Susan se habría instalado en el pueblo de Massie después de casarse en 1849 con el granjero Thomas Marrow. Los habría unido en sagrado matrimonio un predicador itinerante del que recordaba incluso su apellido: McEachern. Según la joven, su esposo murió en 1863 víctima de un accidente y ella vivió hasta 1903.

Stearn llevó a cabo una amplia investigación y pudo comprobar la veracidad de numerosos detalles ofrecidos por la muchacha. La granja de Ganier aparecía en un mapa publicado por el Departamento de Tierras y Bosques de Ontario, y también un pueblo perteneciente al centro de Ontario que se conocía como Massie. Vail´s Point, un lugar mencionado por Joanne en una de las regresiones, también existía, al igual que una vecina a la que nombró en otra ocasión, de nombre Speedi, que había sido prostituta y murió en 1909. El Dr. Stearn localizó su tumba en una aldea cercana.

Por otro lado, Eagles, un hombre de más de ochenta años en el momento en el que se llevó a cabo la investigación, recordaba a Susan y a la familia Ganier, y además corroboró muchos de los datos que había facilitado Joanne MacIver. Por otro lado, la joven se mostró exhaustivamente correcta en algunas explicaciones sobre la vida de la época, como que el azúcar se vendía en paquetes de diez centavos; las sillas de montar a un precio que iba de los siete y medio a los doce dólares; un «demócrata» era una clase de carromato propio de aquel tiempo; y Owen Sound, sede del condado, se llamaba anteriormente Sydenham.

12 - CONFIRMACIONES HISTÓRICAS

Algunos de los casos que podrían constituir una demostración de las tesis reencarnacionistas son aquellos en los que las personas recuerdan circunstancias históricas de sus vidas pasadas que en ningún caso podían conocer porque los especialistas todavía no las habían descubierto. En Reencarnación: creencias ancestrales y testimonios modernos, David Christie-Murray cita uno de estos incidentes, en esta ocasión protagonizado por la señora Jane Evans, paciente de un reputado hipnoterapeuta llamado Arnal Bloxham. La mujer recordó haber existido como Livonia en el 286 d. C. Había sido la esposa de Titus, un preceptor de latín, griego y poesía, que enseñó a Constantino, quien se acabaría convirtiendo en emperador de Roma. La señora Evans rememoró durante las sesiones de hipnosis que Livonia y Titus se habían convertido al cristianismo por influencia de un tallador de madera llamado Albanus (¿san Albano?), y acabaron falleciendo de forma violenta durante el mandato de Diocleciano. Al respecto de la investigación que se llevó a cabo para confirmar estas informaciones, Christie-Murray escribió: «Los nombres y las referencias históricas aportadas por la señora Evans, comprobados por el profesor Brian Hartley, de la Universidad de Leeds (Reino Unido), un experto en la Britania romana, fueron correctos en su mayor parte, y el veredicto del profesor fue que eran ‘bastante convincentes’».

13 - VISIONES ENTRE VIDAS

El Dr. Jim B. Tucker, profesor asociado de psiquiatría y ciencias neuroconductuales de la Universidad de Virginia y antiguo colaborador de Ian Stevenson, continuó con las investigaciones que este pionero había desarrollado durante cuarenta años con respecto a niños que recordaban sus vidas pasadas. Autor de numerosos libros sobre el tema, en uno de los mismos, titulado Vida antes de la vida (Arkano Books, 2012), narra el caso de un niño de la India llamado Veer Singh que airmaba haber sido Son Dutt, otro pequeño que había vivido en un pueblo a 800 kilómetros de distancia del suyo y muerto once años antes de que él viniera al mundo. «Dijo que había estado en forma de espíritu por las cercanías de la casa de Som Dutt, viviendo en un árbol, y que en ese tiempo pudo asistir a la boda del hermano de Som Dutt –escribe el Dr. Jim B. Tucker en la obra citada–. Incluso ofreció detalles sobre el tipo de comida que se había servido. Dijo también que acompañaba a los miembros de la familia cuando salían de casa. Estos recuerdos concordaban con un sueño que había tenido la madre de Som Dutt varios meses después de la muerte de éste. Su hijo se le apareció y le dijo que estaba acompañando a su hermano, el cual salía de la casa a hurtadillas por las noches para ir a las ferias. Después, el hermano confesó a su madre que, efectivamente, había estado saliendo de la casa a escondidas (…) Finalmente, Veer Singh charló con la madre de Som Dutt sobre una serie de pleitos que había tenido la familia después de la muerte de su anterior reencarnación. Habló de otros hermanos que habían nacido en aquel período intermedio, y dijo al padre de Som Dutt que cierto hombre se había ido del pueblo tras la muerte de éste, lo cual era exacto».

14 - REGRESIONES QUE CURAN

Son numerosos los terapeutas que emplean las regresiones a vidas pasadas con la inalidad de curar ciertos problemas psicológicos o incluso físicos (que serían consecuencia de determinados procesos mentales). Algunos están convencidos de que esta circunstancia constituye una prueba de que vivimos numerosas existencias, otros opinan que se podría explicar como procesos mentales imaginarios que se desencadenan a causa de factores emocionales (los cuales estarían generando un problema físico y/o mental en el paciente), e incluso los hay que no tienen una opinión al respecto ni tampoco les interesa encontrarla. El caso es que la terapia regresiva funciona, y eso es lo que mayormente les interesa a los profesionales de la salud.

Su efectividad está avalada por numerosos estudios, como el desarrollado por la psicoterapeuta Helen Wambach, quien realizó una encuesta a 26 terapeutas de vidas pasadas que en conjunto, a lo largo de sus respectivas carreras, habían tratado con esta técnica a 18.463 pacientes. 24 de los 26 especialistas empleaban la regresión para tratar síntomas físicos, y de éstos 18 informaron que el 63% de sus pacientes había mejorado al menos en un síntoma después de una terapia regresiva enfocada a paliar una dolencia especíica. De estos individuos, un 60% notaron una mejoría tras revivir su muerte en una vida pasada, y un 40% después de recordar algún otro hecho de una existencia anterior.

También el psicólogo Johannes M. Cladder, profesor asociado del Instituto de Psicología Evolutiva de la Universidad de Utrech (Holanda), llevó a cabo otro revelador estudio, que consistió en entrevistar a un número elevado de pacientes que sufrían fobias muy graves y luego someterlos a terapia regresiva con el objetivo de paliar dichos procesos fóbicos. El resultado sólo podría catalogarse de espectacular, puesto que 20 de cada 25 individuos se liberaron de sus miedos. Aquellos que habían permanecido hospitalizados por esta afección psicológica necesitaron un promedio de quince sesiones para alcanzar una mejoría ostensible, y los que no lo habían estado, lograron el mismo grado éxito con un promedio de diez sesiones.

15 - TERAPIA EFECTIVA

El Dr. Raymond Moody narra en su libro Regresiones (Edaf, 2010) los resultados de una terapia regresiva que hizo a Mary, una mujer de poco más de treinta años que sufría asma desde niña. Recordó que había vivido en Londres a inales del siglo XIX. Era un ama de casa que murió asixiada por un hombre que entró en su hogar para robar. Cuando abandonó su cuerpo, pudo observar desde una posición elevada cómo el ladrón abría los cajones y removía los montones de ropa en busca de dinero. En una sola sesión consiguió un notable alivio de sus problemas asmáticos. En la actualidad, cuando va a sufrir uno de sus habituales ataques, piensa en cómo se originó su problema de salud. «Me recuerdo a mí misma que ese hombre me mató en una vida anterior, pero que eso no debe afectar en nada a la actual». Como resultado se han reducido considerablemente sus dolencias, al igual que la medicación que debe tomar.

16 - LA EXPEDICION DONNER

En 1946, un grupo de pioneros estadounidenses, liderados por George Donner, se quedaron atrapados durante el invierno en las cercanías del lago Truckee (ahora lago Donner), en California. De un total de 87 personas –entre hombres, mujeres y niños–, sólo lograron sobrevivir 47. Para alimentarse se vieron obligados a comerse a los expedicionarios que no lograron sobrevivir a las durísimas inclemencias del tiempo. A inales de los años 80 del siglo XX, el terapeuta especializado en regresiones Dick Sutphen trató a una mujer alemana que había emigrado a EE UU. Sufría graves problemas de sobrepeso a causa de sus desordenados hábitos alimenticios. Tanto se hartaba a comer como no lo hacía en días. En el transcurso de su regresión se descubrió en una vida anterior como miembro de los pioneros que se quedaron atrapados en el lago Truckee, e incluso llegó a decir que el grupo respondía al nombre de Donner, en alusión al líder de la expedición. Contó que era una niña de corta edad que fue obligada a comer la carne de su abuelo, quien no había logrado sobrevivir, y que incluso dos hombres se ocultaron en una cueva por miedo a que las mujeres los mataran para alimentar a sus hambrientos hijos. El terapeuta pudo comprobar que la paciente desconocía absolutamente todo sobre la historia estadounidense, y menos todavía en relación a un hecho tan concreto.

17 - PRUEBAS FÍSICAS

Uno de los hallazgos más sorprendentes del Dr. Ian Stevenson es que aproximadamente un tercio de los niños que recordaban una encarnación anterior, presentaban ciertas marcas de nacimiento justo en las zonas donde en su existencia previa habían sufrido heridas graves. Después de procelosas investigaciones, el psiquiatra descubrió que en el 20% de estos casos la concordancia entre marcas de nacimiento y heridas era perfecta. Por ejemplo, Chanai, un niño nacido en 1967 en Nong La Koren (Tailandia), se acordaba de que en una vida anterior había sido Bua Kai, un profesor de la localidad de Khao Phra que había sido asesinado de un tiro en la cabeza. Cuando los investigadores viajaron a dicha población tailandesa, descubrieron la veracidad de lo que afirmaba el pequeño, quien presentaba dos llamativas marcas de nacimiento, una detrás de la cabeza y otra delante del ojo izquierdo, justo en los orificios de entrada y salida de la bala que acabó con la vida de Khao Phra en 1962, cinco años antes del nacimiento de Chanai.

18 - CONFESIONES DE UN «ASESINO»

En 1928, Ratran Hami fue sentenciado a muerte en Sri Lanka por el asesinato de su esposa. En 1947, diecinueve años después, Tileratne, hermano del ajusticiado, tuvo un hijo al que llamó Wijeratne. El pequeño, que tenía sorprendentes similitudes físicas con Ratran, le dijo un día a su madre que en la vida anterior había sido el hermano de su padre, que había asesinado a su esposa con un cuchillo y que por eso lo habían ejecutado. La mujer desconocía este hecho tan luctuoso acaecido en la familia de su esposo, así que se lo contó a éste, quien tuvo que reconocer la veracidad del relato. El pequeño conocía detalles demasiado concretos sobre las circunstancias del crimen, el posterior proceso judicial y la sentencia, tal como comprobó in situ el Dr. Ian Stevenson.

19 - LAS MELLIZAS POLLOCK

El psiquiatra estadounidense también investigó otro llamativo caso. En 1957, un coche atropelló a las dos hijas –de once y seis años– del matrimonio formado por los británicos John y Florencia Pollock. Los médicos nada pudieron hacer por salvar sus vidas. La mujer no tardó en quedarse embarazada de nuevo, y el 4 de octubre de 1958 dio a luz a dos mellizas, a las que bautizaron como Gillian y Jennifer. Lo sorprendente es que a la edad de tres años comenzaron a recordar detalles de las vidas de sus hermanas. Se comportaban como las niñas fallecidas, tenían unas marcas de nacimiento coincidentes con heridas que se habían producido las otras pequeñas en vida, y ambas mostraban un pavor incomprensible a los coches.

20 - EL CASO LEININGER

El piloto de combate estadounidense James M. Huston, de 21 años de edad, falleció durante la II Guerra Mundial (1939-1945) después de que su avión fuera derribado por un caza japonés. Su historia es la de tantos jóvenes que murieron en la Gran Guerra, a no ser porque en 2004 varios medios de comunicación publicaron la historia de James Leininger, un niño de EE UU que a los tres años comenzó a recordar su vida anterior como piloto de guerra. Dijo que su avión había sido abatido por los japoneses e incluso ofreció datos tan exhaustivos como el tipo de aeronave que pilotaba (un Corsair), el nombre del barco desde el que había despegado (Natoma) y también el de un compañero con el que había compartido misiones (Jack Larson). Éstos y otros datos que se comprobaron ciertos apuntaban directamente a la persona del citado James M. Huston.

Miguel Pedrero

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers