Frank Zappa

el . Publicado en Lo mejor del rock

0
0
0
s2smodern

Frank Vincent Zappa nació el 21 de diciembre de 1940 en Baltimore, estado de Maryland, EEUU. Por el trabajo de su padre se mudó a California, donde se crió, vivió, y desarrolló toda su carrera profesional.

En 1962 compró un estudio de grabación (el “Studio Z”) en Cucamonga, donde grababa y producía simples de rhythm & blues. En 1964 formó The Mothers of Invention. Al año siguiente conoció a Herb Cohen, su manager y mano derecha, con quien trabajó durante 12 años. En 1969 disolvió a The Mothers, situación que lo enemistó con la mayoría de los músicos que integraban el grupo, y comenzó una larga trayectoria solista, a veces con su nombre y otras con distintas versiones de “The Mothers”.

En 1971, en medio de una época de mucha actividad (discos, giras, películas), un miembro del público subió al escenario durante un show en Londres y lo arrojó al pozo de la orquesta. Este incidente lo obligó a cancelar todos los proyectos y a estar casi un año en silla de ruedas.

Dos años después, vivió una etapa de éxito comercial, con discos como Apostrophe y Overnite Sensation.

En 1976 se peleó con Cohen y le inició juicio a su compañía discográfica (Warner Bros) por “incumplimiento de contrato”. A partir de ese momento tuvo graves problemas de difusión y distribución de sus discos, a lo que se le sumó la apatía de la prensa (que había abandonado a los artistas tradicionales en favor del punk y la new wave).

Este período de “ostracismo mediático” concluyó cuando en 1985 se puso al frente de la batalla contra un grupo de mujeres de políticos influyentes que pretendía frenar lo que se denominaba “porn rock” (discos de rock que tuvieran letras “cuestionables para menores”).

En 1988 realizó su última gira como músico de rock. Enfermo de cáncer de próstata, siguió componiendo y trabajando en su estudio de grabación, la UMRK (Utility Muffin Research Kitchen). Se dio el gusto de que el Ensemble Modern de Alemania estrenara varias de sus composiciones en un evento que se denominó “The Yellow Shark”. Murió en su cama y rodeado por su familia a las 6 de la tarde del sábado 4 de diciembre de 1993.

Para ver biografías más detalladas (en castellano) visitar Tercer Poder, (recomendadísimo)

EL PERSONAJE

Zappa desconfiaba del género humano. Sostenía que todos somos estúpidos hasta que demostremos lo contrario. Declaraba no tener amigos, a punto tal que sólo reconocía como tales a su mujer e hijos. Era célebre por sus comentarios satíricos y se deleitaba siendo mordaz.

Los que lo conocieron personalmente lo definen como a un hombre cordial, aunque sumamente hermético. De humor cambiante y siempre imprevisible; con una inteligencia superior.

A pesar de lo que pueda suponerse, era un acérrimo enemigo de las drogas. Llegó a despedir a músicos de su banda por consumirlas en “horas de trabajo”, y escribió varias letras exponiendo claramente su punto de vista.

Era muy considerado con sus seguidores. Sabía que su público era quien le financiaba sus proyectos: siempre fue particularmente amable con sus fans.

Fue uno de críticos más mordaces del “american way of life” y de la hipocresía de la sociedad norteamericana. No obstante, descreía del comunismo (se declaraba “conservador”) y aseguraba que los EEUU eran el mejor país del mundo para vivir.

EL MÚSICO

Como músico, Frank Zappa presenta varias facetas. Para empezar, está la de COMPOSITOR (Zappa siempre se definió como tal). Sus influencias son fácilmente reconocibles: el doo-wop y rythm & blues que mamó en su adolescencia (de la mano de Howlin Wolf, Johnny Guitar Watson, Don & Dewey, Lightning Slim, Slim Harpo, Muddy Waters y Sonny Boy Williamson, entre muchos otros) y la música contemporánea (John Cage, Anton Webern, Igor Stravinsky y, fundamentalmente, Edgar Varèse).

La influencia Varèse fue determinante. La similitud entre el trabajo orquestal de ambos es evidente (el uso de los instrumentos de percusión por sobre el resto de los de la orquesta y la experimentación con métricas complejas).

Zappa también se caracterizó por el uso intensivo de instrumentos no convencionales para un grupo de rock, como la marimba o el violín.

Sus composiciones abarcan todos los estilos modernos: clásico, rock, jazz, reggae, blues. Nunca tuvo inconvenientes en mezclarlos: si sonaba bien, estaba bien. Aunque generalmente se lo considera un músico de “rock” esa mezcla de estilos lo convirtió en un compositor imposible de encasillar. De seguro es el único músico capaz de incluir temas estúpidos de dos minutos con complejas composiciones orquestales en un mismo disco… y que nadie se queje por eso!

La faceta de compositor se complementa con la de AUTOR DE LETRAS. En los primeros años (The Mothers of Invention) la temática estaba centrada sobre la crítica social y la escena imperante en la costa oeste de los años 60: los hippies, los freaks, el flower power, la gente de plástico y la corrupción gubernamental.

Poco a poco, fue incorporando músicos que sabían leer pentagramas. Con ellos empezó a dedicarse más a la parte instrumental y menos al contenido de las palabras. En los 80s retomó la temática política en sus letras.

Otra faceta es la de GUITARRISTA. Nunca fue un eximio instrumentista, en el sentido académico de la palabra. Sin embargo, lo que se destacaba era su originalidad en la construcción de los solos. El sonido Zappa es claramente distinguible: tanto por el timbre como por la sucesión de notas. Alternaba solos frenéticos con otros basados en melodías reposadas, aunque siempre punzantes. En los primeros años, Zappa era el único guitarrista de sus bandas. Pero a mediados de los 70s fue incorporando músicos (como Denny Walley, Ray White, Adrian Belew, Ike Willis, Warren Cucurullo, Steve Vai y Mike Keneally) que se encargaban de la rítmica o las melodías escritas. Frank se colgaba la guitarra solamente para improvisar los solos.

Otro tanto ocurre como CANTANTE. En los primeros discos, la voz principal era Ray Collins. Con la politización del contenido de las letras, Collins huyó, quedando Zappa al frente de la voz. Pero su registro era limitado. En general contrataba músicos que también pudieran cantar. Por eso, en sus discos es frecuente escuchar canciones cantadas por otros (además de complejas armonías vocales).

Dicho sea de paso, el incidente de 1971 le bajó el tono de voz (comparando grabaciones anteriores y posteriores al accidente se nota, incluso cuando habla, que su voz era más aguda).

También está la faceta de PRODUCTOR y EMPLEADOR. Zappa exigía a sus músicos dedicación plena. Escribía partes complicadísimas basándose en la capacidad o habilidad de cada uno. Los hacía ensayar antes, durante y después de cada gira, seis horas por día como mínimo. Por otra parte, produjo prácticamente todos sus discos. El juicio que le ganó a la Warner Brothers le permitió tener absoluto dominio de sus obras (a excepción de 200 Motels); así, reeditó sus álbumes en CD sin presiones ni condicionamientos. Fundó varios sellos propios (los primeros en sociedad con Cohen) como Bizarre, Straight, DiscReet, Zappa Records y Barking Pumpin. También produjo disco para otros intérpretes (como Captain Beefheart, L. Shankar, Grand Funk, Jeff Simmons y Jean Luc Ponty, entre otros) aunque con resultados desparejos.

Por último, vale la pena mencionar las características de sus conciertos: shows de aproximadamente dos horas, todos los temas “enganchados” y repertorio distinto TODAS las noches. Cada show comenzaba con un tema instrumental-solo de guitarra, tras lo cual presentaba a los miembros del grupo (ceremonia que se repetía al final del show y del bis).

La obra de Zappa esta englobada en dos conceptos: el PROYECTO/OBJETO (PROJECT/OBJECT) y la CONTINUIDAD CONCEPTUAL (CONCEPTUAL CONTINUITY). Al primero lo define como “la incorporación de cualquier medio visual, el conocimiento de los que participan en él, las deficiencias perceptibles, Dios (como energía), y La Gran Nota (como cimiento básico de la construcción universal), entre otras cosas”. El segundo concepto es inherente a la coherencia y elementos comunes de todas sus composiciones, letras, tapas, reportajes, películas, etc. (El encontrar y/o reconocer una ‘’continuidad conceptual’’ es un orgullo personal de cualquier fan de Zappa que se precie de tal). Los que quieran profundizar en este tema deben consultar la página de Román.

Pero a no asustarse; lejos de tener pretensiones “intelectuales”, Zappa siempre definió a la música como una “forma de entretenimiento”. Nunca desechó ningún estilo ni despreció a otros intérpretes. Su criterio siempre fue: ‘’si existe esa música es porque a alguien le gusta escucharla’’. (Esto no quiere decir que no se haya mofado de las actitudes o poses impuestas por las modas y las compañías discográficas).

Fuente: La PÁGINA de ZAPPA de Marcelo

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers