Ramón Masats

el . Publicado en Fotógrafos

0
0
0
s2sdefault

Nacido en Caldes de Montbui, (Barcelona), en 1931.

Su interés por el mundo de la fotografía comienza durante el Servicio Militar, donde aburrido descubre la revista Arte Fotográfico. Adquiere una cámara con el dinero que le sisa a su padre, hace sus primeras fotos y se inscribe en el Círculo Fotográfico del Casino del Comercio de Tarrasa.

Inicia el camino del reportaje en 1953 con un trabajo sobre Las Ramblas. Al año siguiente ingresa en la Real Sociedad Fotográfica de Cataluña, compartiendo vivencias con colegas como Ricard Terré y Xavier Miserachs.

En 1957 se instala en Madrid y recorre España trabajando como reportero para la revista Gaceta Ilustrada. Ese mismo año ingresa en el Grupo AFAL, y junto a fotógrafos como Gabriel Cualladó, Gerardo Vielva o Paco Gómez crea el grupo La Palangana.

Entre 1958 y 1964 trabaja para diferentes revistas, como la mencionada Gaceta Ilustrada, Mundo Hispánico, Arriba o Ya, y expone su trabajo tanto en exposiciones individuales como colectivas. En 1960 recibe el Premio Negtor de fotografía. En 1962 publica el libro Neutral Corner, de la editorial Lumen, con textos de Ignacio Aldecoa. En 1963 edita Los Sanfermines con Espasa Calpe, por el que recibe el Premio Ibarra al libro mejor editado. También expone con el Grupo El Paso en la Sala Biosca de Madrid.

En 1964 publica Viejas Historias de Castilla la Vieja con Miguel Delibes, expone con Carlos Saura en la Galería Juana Mordó y realiza su primer documental Prado Vivo, que gana el premio especial en Tahormina.

En 1965 dirige El que enseña, con el que gana el Premio Miqueldi de Plata en el Festival de Cinematografía de Bilbao. Se aleja de la fotografía durante dieciocho años para dedicarse a la realización de Documentales para TVE, donde la temática general suelen ser los pueblos de España y sus costumbres, con Series como Conozca Ud. España, La Víspera de Nuestro Tiempo, Los Ríos, Si Las Piedras Hablaran… Esta etapa culmina con un largometraje que, como no podía ser de otra manera, lleva como título Topical Spanish, con guión propio y del humorista Chumy Chumez, y protagonizada por el grupo musical Los Iberos, Guillermina Motta, Victor Petit y José Sazatornil.

En 1981 regresa a la fotografía y desde entonces ha publicado diversos libros, realizado trabajos para empresas e instituciones, incluidos varios documentales para la Exposición Universal de Sevilla de 1992, y múltiples conferencias y exposiciones, tanto retrospectivas como de sus trabajos más recientes, en salas como el Círculo de Bellas Artes, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía o la Real Fábrica de Tapices en Madrid, el Palau de La Virreina en Barcelona, el Palacio de la Magdalena en Santander, la Galería Marlborough de Madrid o las sedes del Instituto Cervantes en diversas ciudades del mundo.

Obra en diferentes colecciones: Colección Centro Nacional de Arte Reina Sofía, Colección Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Colección Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, Museo Nacional de Arte de Cataluña…

Fuente: Wikipedia – Contenido disponible bajo los términos de la Licencia de documentación libre de GNU (véase Derechos de autor).

LA SENCILLEZ DEL LENGUAJE GEOMÉTRICO

POR PILAR PORTERO

Fundir la ciencia matemática con el reportaje gráfico no era su intención. Cuando Ramón Masats se dedicó a revolucionar la fotografía documental en los años 50 y 60 sólo la más pura intuición y el firme deseo de romper con el lenguaje tradicional guiaban su cámara. Sin embargo, x é y -las coordenadas cartesianas que al interseccionar fijan la visión en el punto concreto- son una constante en su obra. Al igual que Newton optó por comunicarse con sus colegas utilizando el lenguaje geométrico, a pesar de conocer los secretos del cálculo, Masats emplea la más absoluta sencillez para emocionar, para convertir la vida en eterna. Su propio estado de ánimo influye en la elección del blanco y negro o el color. A este cronista de la posguerra (nació en 1931 en Caldes de Monbui) le apasionan tanto los tópicos y los estereotipos como trama para captar la atención e inmediatamente invadir los sentimientos -sin tregua y con la fuerza dramática, festiva o documental que requiere cada momento-, que él mismo ha alimentado la leyenda sobre sus inicios.

La historia de la cámara con la que inauguró su carrera como botín de una tómbola no es más que un primer plano de la realidad. El plano general incluye la mili, hurto a la cartera paterna y la inevitable predestinación hacía la fotografía. De vuelta a casa, en Tarrasa, contactos con el grupo fotográfico del Casino del Comercio y con la Agrupación Fotográfica de Cataluña en donde descubrió y compartió inquietudes con los enormes fotógrafos Maspons y Miserachs. En 1957 Masats se traslada a Madrid para dejar constancia de esa realidad tan buscada en “La Gaceta Ilustrada”. Sugerir, indicar sin que la presencia del autor se refleje en el resultado. Quimérica ilusión a años vista. El sello Masats resulta inconfundible, deseable y amarga, dulce o ácidamente revelado. Personajes anónimos encuadrados en un entorno que los identifica y proporciona las pistas precisas para recrear su existencia. Golpe a golpe de espontaneidad se descubre el artista, el hombre con el talento de solucionar ecuaciones de un vistazo. Ramón Masats no escapa a sus imágenes, a la edificación de un genio con un obturador en su interior.

El 3 de diciembre de 2002 se inauguró en el Canal de Isabel II de Madrid la exposición “La memoria construida” promovida por la Consejería de las Artes de la Comunidad de Madrid, que le otorgó en su última edición del 2002 el premio de fotografía.

Fuente: El Mundo

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers