Grímsvötn - 2011

el . Publicado en Reportajes gráficos

0
0
0
s2sdefault

Noticia del 25 de Mayo de 2011 en Público.

Las cenizas del volcán Grímsvötn obligan a cancelar más de 500 vuelos

Las operaciones anuladas tenían origen o destino en Reino Unido y 26 conectaban con España

La nube de cenizas del volcán islandés Grímsvötn provocó ayer la cancelación de más de 500 vuelos con origen o destino en los aeropuertos británicos. 26 de ellos tenían previsto conectar España con las sedes escocesas de Edimburgo, Glasgow y Aberdeen. En total, los aeropuertos europeos lograron operar cerca de 29.000 vuelos.

A pesar de que el cierre parcial del tráfico aéreo afectó a España, la nube intensa de cenizas está lejos de sobrevolar la Península. De hecho, las últimas previsiones que realizó ayer por la noche la Agencia Europea para la Seguridad en la Navegación Aérea (Eurocontrol) señalaban que los países que posiblemente se verán alcanzados hoy por las partículas volcánicas serán además de Irlanda del Norte y Escocia, a los que las partículas afectaron ayer Suecia, Noruega, Dinamarca y, posiblemente, Alemania.

El secretario de Estado de Transportes de España, Isaías Táboas, fue más allá y señaló que no había ninguna previsión de que la nube afecte al espacio aéreo español.

"Pero aunque parece que se está retirando hacia el norte de Europa, los vientos son bastante rápidos y avanza a una gran velocidad", advirtió José Luis Fernández Turiel, investigador científico del CSIC en el Instituto de Ciencias de la Tierra Jaume Almera. El experto no descartó que un cambio de rumbo repentino pudiese redireccionar el riesgo hacia el norte de España. "Las predicciones se pueden hacer bien con 24 horas de antelación. Pero más tiempo es aventurarse demasiado", sostuvo.

En cualquier caso, si los vientos empujasen la nube hacia el sur, las partículas no llegarían al espacio aéreo español hasta, como pronto, mañana jueves. Eurocontrol explicó que, en las zonas donde hay bajas concentraciones de ceniza, es seguro volar. Por el contrario, donde se registran altos índices, la mayoría de las compañías están decidiendo no volar, o los estados están estableciendo sus propias restricciones, informa Efe.

La mayor concentración de partículas (más de 4.000 microgramos por metro cúbico) se encontraba esta medianoche a una altitud de ente 3.000 y 5.000 metros, sobre territorios de Islandia, Gran Bretaña y Suecia. Esta altitud no imposibilitó el tráfico aéreo (los aviones suelen desplazarse sobre los 10.000 metros de altitud), pero sí que bloqueó las operaciones de despegue y aterrizaje.

Además de la concentración de partículas, es necesario tener en cuenta la resistencia de los motores con los que está equipado cada avión para decidir si el aparato puede volar. Los ingenieros, del mismo modo que ocurrió en la crisis aérea del año pasado, siguen sin ponerse de acuerdo sobre cuánto pueden aguantar las máquinas. Los hay más temerosos y más prudentes.

Los responsables de Ryanair se llevaron la palma al hacer caso omiso de las advertencias y reanudar sus operaciones con los aeropuertos escoceses de Glasgow Prestwick, Edimburgo y Aberdeen desde las 13.00 horas. Por la mañana, un avión de la compañía efectuó un vuelo de verificación a 12.500 metros de altitud en el espacio aéreo escocés, según la compañía.

La aeronave despegó desde Glasgow Prestwick y voló a Inverness, Aberdeen y Edimburgo, aeropuertos en la "zona roja" identificada por la Autoridad de Aviación Civil (CAA) de Reino Unido como "alta concentración de cenizas".

Según Ryanair, durante el vuelo de verificación no se detectó "ninguna nube visible de cenizas volcánicas" en la atmósfera y, en la posterior inspección del aparato (fuselaje, motores y alas del avión), no se evidenció rastro ni presencia de cenizas. La compañía calificó la alerta de la Oficina de Meteorología y la CAA británicas de "invento".

Islandia reabre el tráfico

A diferencia de Irlanda del Norte y Escocia, en el foco emisor de las partículas, Islandia sí que se mantuvo abierto el tráfico aéreo. Sus habitantes permanecían bloqueados desde que el volcán entró en erupción el sábado por la tarde. La Oficina Meteorológica de Islandia informó ayer de que la actividad del Grímsvötn volvió a descender, por segundo día consecutivo.

¿Es posible que la nube vuelva a ganar altura? "Lo lógico es que no", opina Fernández Turiel, que pone un ejemplo para explicar su evolución. "Es como cuando abrimos una olla a presión: inicialmente, la nube sube cargada de gases, pero poco a poco se va descomponiendo". De este modo, la posibilidad de que se vuelva a alcanzar la altitud máxima inicial, de 20.000 metros, será remota si no se registran nuevas erupciones. De hecho, a última hora de la tarde, Bruselas apuntó que, si hay buenas condiciones climáticas, la nube podría llegar a disiparse antes del fin de semana.

La Comisión Europea no tiene previsto que la nube provoque en los próximos días el cierre extendido del espacio aéreo. El secretario de Estado español para la Unión Europea, Diego López Garrido, defendió ayer que la UE está "en mejores condiciones" que el año pasado para afrontar las consecuencias de la nube volcánica. López Garrido insistió en que durante la primera gran crisis, la del año pasado, la UE fue abriendo poco a poco el espacio aéreo, después de que todos los aeropuertos decretaran "el cierre absoluto" del espacio aéreo por el "temor lógico" de que la ceniza pudiera tener un impacto en la navegación aérea.

Entre los afectados por el cierre del tráfico aéreo se encuentra el cantante Elton John, que canceló el concierto que tenía previsto dar ayer por la noche en Liévin (norte de Francia). El importe de las entradas, entre 67 y 128 euros, se reembolsará, según anunció la compañía Gérard Drouot, encargada de su gira en el país.

Fotos: The Atlantic


La nube volcánica del Grímsvötn, en lás imágenes de NASA's GOES-13 imagery. (NASA/CIMSS Satellite Blog)

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers