Manos a la obra

Dientes blancos en tiempos de crisis

el . Publicado en Zona práctica

0
0
0
s2sdefault

Dientes blancos en tiempos de crisis

Todo el mundo quiere tener los dientes blancos, el problema es que la gente recurre al dentista o pastas de dientes blanqueadoras.

Estas opciones son caras y se abusa de productos químicos tóxicos y abrasivos, también hay un centenar de restricciones, como las personas con dientes sensibles con restauraciones, coronas, los niños menores de 16 años, etc. Como si fuese poco se puede producir irritación en encías, alergias, hipersensibilidad e incluso problemas gastrointestinales con estos métodos.

Por fortuna hay salidas naturales y saludables para blanquear los dientes. El mejor es el blanqueamiento dental con cáscara de plátano (banana), no tiene abrasividad como otros blanqueadores naturales y es gratis.

Dientes blancos en tiempos de crisis

Cómo blanquear los dientes, con cáscara de plátano

El metodo es sencillo, primero nos cepillamos los dientes como hacemos normalmente, de preferencia con una pasta de dientes natural, podemos incluso preparar nuesto propio dentífrico como vimos en: Dentífrico hecho en casa. Luego tomamos la cascara de una banana que este bien madura, ya que así tendrá mayor cantidad de potasio, y utilizamos la parte interior de la misma, frotándola suavemente por unos dos minutos contra los dientes.

Los minerales contenidos en la parte interior de la cascara como magnesio, potasio y manganeso son absorbidos por los dientes y en este proceso se produce el blanqueamiento.

El procedimiento se realiza dos veces al día, preferiblemente luego de almorzar y a la noche antes de acostarnos, aumentar el número de veces por día no va a blanquear los dientes más rápido.

Hay otros métodos de blanqueamiento de dientes naturales, como el bicarbonato de sodio, pero la mayoría contienen algún tipo de ácido o abrasivo, lo que puede causar problemas incluso aunque el producto sea natural.

Demás esta decir, que hay que tratar de evitar malos hábitos que manchan los dientes como el cigarrillo, exceso de bebidas como el café, el te o el vino, colorantes alimentarios, demasiado flúor son cosas de las que hay que cuidarse, y recordar salvo respirar todo en exceso suele ser malo.

Dientes blancos en tiempos de crisis

Dentífrico hecho en casa barato y ecológico

Triclosán, Cloruro de belzalconio y Clorohexidina son solo algunos de los químicos que suelen estar presentes en Jabónes anti-bacterianos, dentífricos, enjugues bucales, etc. Pueden dar irritación de la piel y favorecer la resistencia de las bacterias. Ademas vienen en su envase de plástico, dentro de su caja de cartón impresa a todo color, y todo esto por algo que podría ser mucho mas natural y efectivo, bueno aprendamos como liberarnos de esta sopa química y elaborar nuestro propio dentífrico en casa y por muy poco dinero.

Ingredientes:

  • Salvia o tomillo.
  • Aceite esencial de menta.
  • Sal marina.
  • Arcilla blanca (importante que sea para uso interno, también puede tener el nombre de caolín).

La salvia tiene propiedades antisépticas, antiinflamatorias y astringentes. Sus indicaciones son diversas, como el tratamiento de espasmos, fiebre, estimulación de la secreción biliar, aerofagia, flatulencias digestivas y, ya de forma específica en la boca, inflamación de encías, úlceras y llagas bucales, así como faringitis.

El tomillo también tiene propiedades antisépticas. Se emplea para la halitosis, inflamaciones de la boca, aftas, cuidado de los dientes y encías, lavado de heridas en infecciones de la piel causadas por hongos, dermatosis, caída del cabello por infecciones y piojos.

La menta calma los dolores dentales. Tiene un efecto refrescante y contrarresta el mal aliento.

La arcilla blanca contiene oligoelementos que intervienen en la formación y conservación de los dientes. Impide la proliferación bacteriana y microbiana y refuerza las defensas del organismo. Resulta excelente como enjuague bucal. La sal marina es usada como medicina natural ante inflamaciones bucales y de garganta. Incrementa la acción de la arcilla.

Preparación:

Hacer un infusión con la salvia o tomillo, (un vaso de agua hirviendo con una cuchara pequeña de salvia o tomillo durante 4 minutos).

Filtrar la infusión usando por ejemplo una gasa.

En un vaso limpio se añaden dos cucharadas de infusión con 2 gotas de esencia de menta y una pizca de sal marina. Se añaden 3 cucharadas de arcilla blanca y removemos con una espátula pequeña hasta que nos quede todo uniforme.

Se introduce en un recipiente adecuado (un frasco pequeño por ejemplo) y se conserva en frigorífico.

Consideraciones a tener en cuenta:

Dura un buen tiempo siempre que lo guardemos en la nevera.

El recipiente siempre debe ser de vidrio.

No hay problema por el esmalte, no ocasiona ni manchas ni es mas abrasivo que cualquier dentífrico normal.

Tenemos una pasta completa con protección bacteriana, antiséptica, antiinflamatoria y astringente, gracias al poder de las plantas.

Otra buena idea sería cambiar nuestro cepillo de dientes, cuando ya no de mas de si por supuesto, por uno de bambú y cerdas de polímeros biodegradables, que hoy se encuentran fácilmente en tiendas ecológicas y no salen mas que los normales.

Fuente: Ecocosas

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers